Por: Paula Umaña.   17 diciembre, 2020

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) aprobó esta semana nueve planes para el uso de recursos de facilidad especial de financiamiento a mediano plazo, que en conjunto ascienden a ¢117.056 millones.

Con este monto, y junto a los planes aprobados anteriormente, el 82,2% de la cifra global ya está sujeto a planes.

Las más recientes aprobaciones pertenecen a Scotiabank, Coopenae, Coopeservidores, Coopeande, Grupo Mutual Alajuela, Cocique, Cathay, BCT y Coopemédicos.

Los fondos fueron dispuestos por el BCCR para prestarlos en condiciones favorables de plazo y tasa a las entidades financieras, para lograr beneficios que se trasladen a clientes y empresas golpeadas por la crisis de la COVID-19.

En un balance completo, el BCCR ya ha aprobado 22 planes por un monto global de ¢575.267 millones que puso a disposición de los intermediarios financieros.

Entre la lista de entidades que accedieron a los recursos, el Banco Nacional es el que presenta un mayor monto con ¢128.293 millones; le sigue el BAC San José con ¢88.919 millones, el Banco de Costa Rica con ¢80.470 millones y luego el Banco Popular y de Desarrollo Comunal con un plan de ¢77.892 millones.

A los recursos también accedieron, pero en menor medida, entidades como el BCT, Cathay, Improsa, Coopealianz y Davivienda entre otros.

Prometen condiciones favorables

Los planes de cada entidad son variados. En general, se comprometieron a realizar reducciones en las tasas de interés de entre 230 y hasta 2.232 puntos base en algunos casos, así como ampliaciones en el plazo original de las operaciones por un máximo de 15 años.

Según las proyecciones del Banco Central, estos beneficios en conjunto conllevarán una reducción en la cuota de los créditos de hasta un 58%.

De los recursos aprobados, el 80% permitirá beneficiar con readecuaciones, refinanciamientos y prórrogas a diversos deudores que han visto reducida su capacidad de pago debido a la pandemia, entre ellos trabajadores independientes, asalariados, así como pequeñas y medianas empresas.

Adicionalmente el 14,6% se destinarán a nuevos créditos bajo condiciones favorables, y un 5,3% se orientarán a la colonización de operaciones crediticias en dólares relacionadas con deudores no generadores de divisas.

“En el Banco Central estamos complacidos con la fuerte demanda por parte de los intermediarios financieros que ha tenido esta facilidad y con las condiciones favorables que se han propuesto en los planes de uso de recursos de los intermediarios para el sector privado”, indicó Rodrigo Cubero, Presidente del Banco Central.

Aún quedan recursos

El desembolso de los recursos se irá dando de conformidad con los cronogramas propuestos por las entidades. Este jueves 17 de diciembre se hizo el primero, al Banco Improsa, por un poco más ¢2.000 millones.

Según informó el Central, aún quedan recursos que no han sido solicitados y que equivalen al 17,8% del monto total. Este dinero será reasignado entre las entidades que expresen interés en acceder a un monto mayor de recursos al asignado en los planes aprobados.

Esto, porque algunos intermediarios no mostraron en acceder a los recursos de la facilidad o solicitaron solo una parte.