Finanzas

Alta demanda afecta al tipo de cambio y se avecinan presiones que apuntan al alza

El pasado 9 de setiembre Monex cerró con un promedio de la divisa por encima de los ¢628, la mayor cifra en lo que va del 2021

La senda al alza del dólar no ha mermado y al 15 de septiembre la divisa aún superaba los ¢625, con varios factores a cuestas que continúan presionando su valor hacia arriba, estas son las denominadas razones estacionales. Además, podrían estar cerca algunos sucesos que mantendrían la tensión en el tipo de cambio.

Justamente, uno de los aspectos que más están influyendo es que existe un incremento en la demanda de dólares en el mercado, que puede relacionarse con la actual temporada donde tiende a haber menos divisas disponibles.

En cuanto a la compra en ventanillas y demanda del público, los primeros seis días de setiembre los intermediarios financieros acumulaban un déficit de $10 millones; es decir, vendieron más de lo que compraron. Sin embargo, si se toman en cuenta los primeros 14 días del mes, hay un superávit -bajo en comparación con otros periodos- de $78 millones, principalmente por dos compras que se realizaron el 9 y 10 de septiembre.

Asimismo, también están latentes presiones por la parte de los costos de las materias primas a nivel mundial y el incremento en el precio de los fletes, que impactan las finanzas de los importadores, quienes demandan más dólares para hacer frente a pagos, según señaló Rodolfo Herrera, director de banca de empresas y mercados globales de Davivienda.

Por su parte, Mauricio Hernández, gerente de puesto de bolsa de Prival Securities, señaló que las recientes rebajas en las tasas de interés en colones provocan que los deudores que tienen créditos en dólares decidan trasladar sus créditos de esta moneda a colones. Esto les evita la exposición al riesgo cambiario y genera presión en el tipo de cambio, al ocasionar una demanda de dólares para cancelar créditos.

“Otro tema es que grandes inversionistas, como las operadoras de pensiones complementarias, están buscando opciones en los mercados internacionales y esto aumenta la necesidad de dólares”, recalcó Hernández.

El 14 y 15 de septiembre la divisa vio una leve disminución en su valor y cerró el periodo de negociación en Monex con un promedio de ¢625,79; esto luego de alcanzar niveles históricos por encima de los ¢628. Mientras tanto, los precios en ventanilla para la venta han superado hasta los ¢630.

Presiones sobre el dólar

¿Podría el dólar seguir su senda al alza? Sí, existen varios factores que podrían empujar a la divisa a continuar el incremento. Entre ellos, un potencial aumento adicional en el precio del petróleo y otros commodities que han visto afectaciones en su valor tras el restablecimiento de la producción a nivel mundial y con ella una presión en la demanda.

Asimismo, el incremento en la dolarización de los depósitos por el nivel de retorno a la baja por invertir en colones, así como un agravamiento en la incertidumbre si no se aprueba la ley de reforma de empleo público y un eventual atraso en los desembolsos por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Costa Rica, podrían afectar el precio de la divisa hacia arriba, de acuerdo con Herrera.

El proceso electoral que se avecina también podría influir en la incertidumbre de los agentes económicos y esto, en cadena, podría afectar en el tipo de cambio.

Contrario a las presiones alcistas, el precio de la divisa podría estabilizarse en el nivel que se encuentra actualmente de acuerdo conforme a los flujos adicionales de dólares por el cierre de trimestre para las empresas y el pago adelantado de impuestos que se acostumbran en el mes de setiembre.

Asimismo, la aprobación o desembolso de nuevos préstamos con entidades multilaterales podrían impulsar a la baja al dólar, esto porque el Ministerio de Hacienda debe honrar pagos importantes en dólares entre noviembre y diciembre.

“De no recibir esos dólares de multilaterales antes de las fechas de los vencimientos, esto en caso de que no se logre realizar las colocaciones requeridas en dólares en el mercado local implicaría presión al alza en el tipo de cambio, o que no baje tanto como lo haría en caso de que no existiesen esos vencimientos”, señaló Amedeo Gaggion, director de tesorería de Scotiabank.

Hacia finales de año se espera una mayor oferta de dólares provenientes del turismo y de que los empresarios deben cancelar compromisos como los aguinaldos, lo que podría aumentar la oferta de la divisa.

Intervenciones del Banco Central

El Central ha intervenido poco en el mercado cambiario a través de operaciones de estabilización. La última vez que lo hizo con la venta de dólares fue el pasado 9 de septiembre, cuando vendió $1,5 millones en el Monex. Tomando en cuenta dicha operación, las intervenciones a lo largo del año han sido ocho, que han oscilado entre los $11.000 y los $2,6 millones. En total, las intervenciones suman poco más de $10 millones.

Herrera señaló que las reservas monetarias del Banco Central de Costa Rica se encuentran en niveles cercanos a los $7.500 millones, lo que se considera un nivel adecuado y que le da libertad al Banco Central de intervenir en el mercado cambiario, si así lo considera prudente.

Se consultó al Banco Central sobre las intervenciones que han realizado durante lo que va del 2021, pero al cierre de esta nota no hubo respuesta.

Hernández, de Prival Securities, fue crítico sobre la posición del Central y aseguró que con su ausencia en el mercado estabilizando el tipo de cambio “está perjudicando a los importadores, aumentando la inflación y encareciendo muchos productos de importación como los alimentos, los medicamentos, los productos agrícolas y los materiales de construcción”.

Por su parte, Gaggion explicó el Banco Central continúa adquiriendo divisas en el Monex para reponer las Reservas Internacionales Netas que le vende al Sistema Público No Bancario (SPNB). A finales de agosto, la entidad le vendió más de $88 millones a este grupo, por lo que al acudir al mercado de divisas para reponer dichas ventas lo ha convertido en el mayor participante y genera presión al tipo de cambio.

Eso sí, el Central no ha repuesto todas las ventas que realiza en el Monex, para disminuir la presión al alza sobre la divisa. Durante todo el año, al día 14 de setiembre, el Central vendió al sector público más de $2.325 millones mientras que compró unos $1.550 millones en el Monex.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Finanzas. Graduada de Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.