Por: María Esther Abissi.   24 septiembre, 2018

La construcción repunta, pero la dimensión de las construcciones disminuye. Mientras que el crecimiento de la actividad en el primer semestre del año creció 6,63%, el área de construcción en el mismo período cayó 26,45%.

A pesar del poco crecimiento, el resultado resulta positivo para el sector, que se recupera luego de diez meses de contracción sostenida, según datos del Índice Mensual de Actividad Económica, calculado por el Banco Central. Meylin Aguilera/Archivo
A pesar del poco crecimiento, el resultado resulta positivo para el sector, que se recupera luego de diez meses de contracción sostenida, según datos del Índice Mensual de Actividad Económica, calculado por el Banco Central. Meylin Aguilera/Archivo

Los datos se derivan de las estadísticas de la construcción elaboradas por el Banco Central, con información de permisos de construcción que entregan al Central las municipalidades del país.

La construcción que predominó durante el primer semestre fue destinada a servicios y se vio una disminución de más de la mitad en otros sectores como vivienda, comercio e industria.

A pesar del poco crecimiento, el resultado resulta positivo para el sector, que se recupera luego de diez meses de contracción sostenida, según datos del Índice Mensual de Actividad Económica, calculado por el Banco Central.

La construcción de viviendas cayó 20%, con respecto al primer semestre del año pasado, mientras que la de comercio se redujo a la mitad.

En vivienda predominaron obras con menos de 40 metros cuadrados.

Por otro lado, la construcción de obras para servicios se incrementó 100%.

En cuanto a distribución por área, las obras comerciales fueron las que más variaciones negativas tuvieron.

La mayor parte de las obras se construyeron en Alajuela, seguido por San José.

Otras provincias dinámicas fueron Puntarenas y Heredia, con la mayor cantidad de obras.

Sin embargo, en cuanto a valor y área de construcción, lidera San José, con un total de ¢116.255 millones construidos, seguido por Heredia, con ¢90.164 millones y Alajuela, con ¢82.237 millones.

Aunque las construcciones han crecido, las ampliaciones se han reducido significativamente en todas las provincias, menos en Alajuela, donde se incrementaron, en cuanto a cantidad de obras.

Las reparaciones también se han reducido.

Lo anterior puede verse explicado por el menor dinamismo en el consumo de los hogares y el menor otorgamiento del crédito que se ha observado durante este año.

Según el comentario del Banco Central sobre la economía nacional a agosto, el crédito al sector privado mostró en agosto tasas de crecimiento inferiores a las previstas en el programa macroeconómico 2018-2019.