Por: Andrea Hidalgo, Paula Umaña.   30 abril
La evolución de la pandemia y la falta de reforma fiscal son los principales riesgos de la economía nacional . Foto: Rafael Pacheco
La evolución de la pandemia y la falta de reforma fiscal son los principales riesgos de la economía nacional . Foto: Rafael Pacheco

La economía de Costa Rica evidencia los primeros efectos del proceso de reactivación. El Banco Central de Costa Rica (BCCR) proyecta que el crecimiento para el 2021 será de 2,9%, del Producto Interno Bruto (PIB) pero se mantiene en 3,6% para el 2022.

El aumento de 0,3 puntos porcentuales (p.p.) es con respecto al programa de proyecciones macroeconómicas del Central presentado en enero del 2021.

Las nuevas cifras fueron publicadas por la entidad a las 2:30 p.m. de este viernes, en la revisión del Informe de Política Monetaria para abril 2021.

En la Revisión del Programa Macroeconómico 2020-2021 el Central aseguró que el país crecería a un ritmo de 2,6% durante este 2021 pero debido a una mejor perspectiva en el crecimiento económico mundial y una mayor demanda externa para los bienes costarricenses, mejoraron las proyecciones.

Por otra parte para el primer trimestre del 2021 las cifras preliminares muestran los procesos de recuperación, de manera que la contracción fue de 1,2% .

Cubero resaltó que se ha mantenido el proceso de recuperación económica los primeros meses del 2021, que inició en mayo del año anterior. No obstante, si se analiza la variación trimestral la recuperación se ha moderado.

“No estamos todavía ni de cerca a febrero del 2020, antes de la pandemia, pero ya hemos recuperado parte de la actividad económica”, dijo Cubero.

La actividad económica según la serie tendencia ciclo del IMAE presentó una caída interanual de 4,7% en febrero del 2021. No obstante, la tasa de variación trimestral anualizada de la serie ajustada por estacionalidad alcanzó un crecimiento de 10,3%, por lo que continúa el proceso de recuperación, aunque más moderado que lo observado en diciembre último.

Por otro lado, el Central mantiene expectativas a la baja en el ingreso de turistas al país.

“Fue una temporada alta relativamente mala (el primer trimestre del 2021); esperábamos mejores números pero tuvo un comportamiento mucho menor a lo que esperábamos como consecuencia a los cierres y restricciones impuestas por los países emisores de turistas”, dijo Cubero sobre el sector turismo.

El Banco Central espera un repunte en la llegada de turistas al país para los siguientes meses del 2021. “Pero esa recuperación ya no va a ser suficiente para atajar los resultados del primer trimestre”, agregó Cubero.

Indicadores macroeconómicos

La inflación se mantiene sin presiones y por debajo del rango meta del BCCR. Para marzo tuvo una variación interanual del Índice de Precios al Consumidor (IPC), se ubicó en 0,5%.

No obstante, es importante considerar que el Índice de precios al productor de lamanufactura (IPP-MAN) registró una variación interanual de 5,3% en marzo del 2021 y con ello continuó el comportamiento al alza observado desde julio del 2020.

Este comportamiento pone de manifiesto la combinación del incremento en el tipo de cambio y del precio de las materias primas en el mercado internacional.

Ambos factores representan el mayor riesgo de presión para la inflación, los cuales aunque de momento están relativamente controlados podrían afectar los índices del IPC.

En cuanto a las tasas de interés el Central mantiene una política monetaria expansiva, de manera que la Tasa de Política Monetaria desde abril del 2020 se ubicó en la cifra más baja de las últimas dos décadas.

El sistema financiero dispone de una amplia liquidez, sin embargo, el total de crédito al sector privado continúa estancado. Dada ausencia de presiones inflacionarias, este aumento en la liquidez no constituye un riesgo para el cumplimiento de la meta de inflación del BCCR.

Por su parte, en marzo del 2021 el crédito total al sector privado presentó una tasa de variación interanual nula, pero con una clara preferencia por el crédito en moneda nacional, que creció un 2,8%, en tanto que en dólares se contrajo un 4,6%.

En cuanto al tipo de cambio, es posible observar una recuperación del superávit de las transacciones cambiarias del público con los intermediarios.

Al 15 de abril el superávit acumulado en ventanillas fue $836,0 millones lo que permitió al BCCR realizar compras en el mercado por $819,1 millones.

No obstante en términos anuales, al 15 de abril el tipo de cambio promedio en Monex registró una depreciación interanual de 8,5%.

Riesgos

La incertidumbre sigue dominando la agenda mundial por lo que representa uno de los mayores riesgos para las proyecciones de crecimiento. Sin embargo, el Cetral destaca dos factores importantes a considerar en el transcurso del año.

1. Control de la pandemia. La tercera ola de casos positivos de COVID-19 aunado a lento despliegue de vacunación ponen en riesgo el avance económico debido a que los cierres y confinamientos podrían afectar el nivel con que se desarrolla el comercio, crédito y actividades en general.

2. Ausencia de una restructuración fiscal. Las proyecciones del Banco Central se dan bajo el supuesto de que el país logre los diferents préstamos con los organismos multilaterales, además contemplan acuerdos en el Congreso para permitir que Costa Rica siga avanzando de cara al proceso reducción del porcentaje de deuda.