Finanzas

Banco Central “ordenaría” la demanda de divisas de operadoras de pensiones y el sector público no bancario

Como parte de las medidas para mantener la estabilidad del mercado, el Central volvería a emitir bonos en dólares

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) emitió el pasado 3 de noviembre una propuesta de varias medidas relacionadas con el ordenamiento del mercado cambiario, el objetivo enunciado es mantener la estabilidad de la moneda nacional.

Se trata de tres medidas y modificaciones reglamentarias que buscan ordenar la participación, principalmente, del Sector Público No Bancario (SPNB) y de administradores de fondos de terceros, como operadoras de pensiones, en dicho mercado.

El Banco Central, mediante su oficina de prensa, explicó que las operadoras de pensiones complementarias estarían incluidas en el caso en que cumplan con las condiciones establecidas por la Junta Directiva para las transacciones de los intermediarios cambiarios con los administradores de fondos de terceros.

Según un documento enviado al sistema financiero, las medidas no han quedado en firme y por lo contrario, lo que resolvió la Junta Directiva del Banco Central fue remitir los acuerdos a consulta pública.

Según el Central, para ordenar la gestión de divisas por parte del SPNB, profundizar el mercado cambiario, promover una eficiente formación de precios y fortalecer la posición de las reservas internacionales del BCCR, es preciso adoptar las siguientes medidas:

1. Mejorar la programación de las compras y ventas de divisas al BCCR por parte de las entidades del SPNB e introducir límites a los montos diarios y semanales que pueden transar, así como como establecer recargos por montos superiores a los límites establecidos.

2. Canalizar al Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) la demanda y oferta de divisas por parte de los administradores de fondos de terceros, con el fin de profundizar el volumen de transacciones en el Monex, mejorar el proceso de formación de precios y mejorar el contenido informativo que ejerce la demanda incremental de este tipo de fondos, sobre la generación de expectativas cambiarias, esto al evitarse que una transacción que se cotiza simultáneamente en varias mesas de dinero se perciba de una magnitud superior a la que efectivamente el administrador de fondos ejecutará.

3. Activar la captación del BCCR en dólares, lo que permitiría ofrecer activos en moneda extranjera al sistema financiero, en un contexto de insuficiencia de oferta de instrumentos en dicha moneda en el mercado nacional, a la vez que se fortalece la posición de Reservas Internacionales Netas (RIN) del país.

Uso de reservas

Las medidas enviadas a consultas pública se tomarían en un contexto de baja afluencia de divisas, tanto por factores estacionales como por una actividad turística aún afectada.

A partir del 2020 y con mayor énfasis este 2021, las entidades del SPNB han incrementado su demanda de divisas ante el Banco Central; para satisfacer dichos requerimientos el Central acude al Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) a adquirir dólares.

Sin embargo, en el 2020 el mercado cambiario se contrajo, lo que dificultó que el BCCR comprara en Monex los dólares que le vendió al SPNB.

“Al no existir un mecanismo que discipline y racionalice la demanda por divisas del SPNB, se han presentado situaciones en que los requerimientos del SPNB superan, por mucho, el promedio diario del monto negociado en Monex, por lo que el Banco Central ha debido recurrir al uso de las reservas internacionales netas (RIN) para cubrir esta demanda”, señaló el Central en el documento enviado al sistema financiero.

Asimismo, la entidad recalcó que “existen participantes de magnitud sistémica en el mercado cambiario cuya demanda por dólares se ha incrementado en el tiempo”. Como ejemplo citó la cartera de dólares del agregado del Régimen Obligatorio de Pensiones Complementarias y el Fondo de Capitalización Laboral, que han presentando altas concentraciones de compras en períodos cortos que ejercen presión sobre el tipo de cambio.

Todas estas condiciones, han contribuido a que las reservas internacionales del BCCR se hayan reducido entre enero de 2020 y setiembre de 2021, aunque aseguran que todavía se encuentran en niveles adecuados.

Demanda de las operadoras

Asimismo, el pasado 1°. de noviembre, durante la conferencia de prensa sobre la proyección de crecimiento ecónomico 2021, el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, señaló que la demanda del sector público no bancario y otros participantes de peso, como las operadoras de pensiones, han generado presión al tipo de cambio.

Estas últimas, principalmente por el aumento en la inversión de sus activos en mercados extranjeros, para lo cual generan demanda de divisas.

Ante esto, señaló Cubero, se estaban estudiando las facultades legales del Banco Central para ordenar el mercado cambiario. Algunos días después, en sesión de la Junta Directiva, se propusieron las medidas y cambios regulatorios enviados a consulta.

La superintendente de pensiones, Rocío Aguilar, señaló que las medidas no limitarían la ruta de inversión que las operadoras han emprendido en el mercado extranjero, si no que buscan ordenar el funcionamiento del mercado cambiario.

Por su parte, el gerente general de Popular Pensiones, Róger Porras, comentó que la política monetaria expansiva que ha eliminado “los premios” por invertir en colones genera que los agentes económicos se ubiquen en otra moneda y que las operadoras de pensiones no son los únicos actores que presionan el tipo de cambio.

“Hay que revisar si las medidas rozan con la normativa de la industria de pensiones (...), cualquier limitación que se ponga a los agentes económicos para cumplir su objetivo final, claramente limita de alguna forma la estrategia de inversión que se tenga”, mencionó Porras.

Popular Pensiones es la operadora que, a setiembre, mantiene un mayor porcentaje de inversión de sus activos fuera del país, con un 39,5%.

“Las inversiones que realizamos y la rentabilidad que generamos está en función de los afiliados; no invertimos para especular o generar ganancias más allá de las que los afiliados necesitan (...), como operadora no es nuestro interés generar algún tipo de desestabilización del tipo de cambio ni ningún macroprecio”, recalcó el gerente de Popular Pensiones.

La Asociación Costarricense de Operadoras de Pensiones (ACOP) intenta determinar el impacto que las medidas del Central podrían tener sobre los fondos que administran.

Danilo Ugalde, director ejecutivo de la Asociación, señaló que la preocupación consiste en lo que pretende el Central con restringir a cualquier agente económico la posibilidad de acceder a dólares y que esto tenga repercusiones en la diversificación de los portafolios de pensiones.

En ACOP están analizando si las medidas violan el artículo 60 de la Ley de Protección al Trabajador, que dicta los principios rectores de inversión para las operadoras y que señala que “los recursos de los fondos no estarán sujetos a las disposiciones de regulación del Banco Central de Costa Rica”; sin embargo, aún no han enviado ninguna reacción al Central.

ARTÍCULO 60.- Principios rectores de las inversiones. Las entidades autorizadas y reguladas por la Superintendencia se regirán por los siguientes principios:

a) Los recursos de los fondos no estarán sujetos a las disposiciones de regulación del Banco Central de Costa Rica.

Sobre esto, la oficina de prensa del Banco Central señaló por correo electrónico dicho artículo se refiere a actividades de inversión y que las medidas que se establecen en el acuerdo de la Junta Directiva se circunscribe a la actividad de compra y venta de divisas en el mercado local.

“En segundo lugar, y más importante aún, los sujetos de las medidas enviadas en consulta recaen son los intermediarios cambiarios, no los gestores de fondos de terceros. La Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica determina como uno de los objetivos del Banco el mantener la estabilidad interna y externa de la moneda nacional”, señaló la entidad.

Las operadoras de pensiones complementarias aceleraron su inversión fuera del país por la búsqueda de mejores rendimientos en un contexto de bajas tasas de interés en moneda nacional; así como por la oferta insuficiente de instrumentos que brinda el mercado local.

A nivel interno se ofrecen, mayoritariamente, bonos del sector público; esto en un contexto donde la diversificación tanto de activos como geográfica suelen ser clave para las operadoras.

“En estrategia de inversión es clave la diversificación (...), uno de los puntos más importantes, es profundizar un mercado de capitales que incentiva a las empresas a cotizar en bolsa y dar acceso al mercado local para inversionistas institucionales internacionales”, comentó Emmanuel Agüero, gestor de portafolios de Mercado de Valores.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Finanzas. Graduada de Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.