Por: María Esther Abissi.   19 junio

A pesar de que las cuentas de ahorro no ofrecen las mejores condiciones y tasas para mantener su dinero, son una buena opción para aquellos que quieren tener el dinero siempre disponible.

Las cuentas a la vista, que son ofrecidas por bancos públicos y privados en el país y también por cooperativas, manejan tasas anuales que van desde 0,10% hasta 4,25%.

La tasa va a depender de la cantidad de dinero que mantenga en la cuenta y de la moneda en la que esta sea creada. Normalmente, en dólares la tasa es menor.

Por ejemplo, en el Banco de Costa Rica, mientras que la tasa que ofrecen las cuentas de ahorro a la vista en colones es de hasta 1,71%, las cuentas a la vista en dólares ofrecen hasta 0,10%.

En Lafise, las cuentas en colones tienen una tasa de hasta 4,25% en colones, mientras que en dólares se ubica en 0,30%.

Las cooperativas tienen las tasas más bajas en cuanto a cuentas de ahorro y los bancos públicos ofrecen también tasas bajas, si se comparan con los bancos privados.

En general, los requisitos para abrir cuentas de ahorros son muy similares entre todas las entidades financieras.

El Bac, por ejemplo, solicita un documento de identificación y certificación de ingresos.

Existen otros casos como el del Banco Nacional, en donde varían los requisitos dependiendo del nivel transaccional mensual de la cuenta. Si es menor o igual $10.000, puede solicitarla por teléfono, pero si el monto es mayor, se le solicitarán otros requisitos, como atestados del origen de los ingresos, entre otros.

Las cooperativas son las entidades que solicitan una mayor cantidad de requisitos para abrir cuentas. Coopeande, por ejemplo, pide como requisito trabajar en el sector público, cédula de identidad, constancia de ingresos y respaldo de origen de los recursos.

Si desea abrir una cuenta, debe tomar en cuenta que es posible que algunas entidades cobren una comisión si el promedio de los recursos mantenidos están por debajo del mínimo requerido por la entidad. Esta comisión sería cobrada al momento en que vuelvan ingresar ahorros a la cuenta.

En algunos casos, las entidades financieras ofrecen la emisión de una tarjeta de débito con la apertura de las cuentas si el cliente la solicita.