Por: María Fernanda Cisneros.   Hace 2 días
25/01/2018 En el parque de Tibas mucha gente utiliza el teléfono celular, cuando esperan el bus o en horas de descanso. foto Alonso Tenorio
25/01/2018 En el parque de Tibas mucha gente utiliza el teléfono celular, cuando esperan el bus o en horas de descanso. foto Alonso Tenorio

Sinpe Móvil, la plataforma de transferencia de fondos por medio del celular, alcanzó los 842.000 usuarios.

En promedio, un total de 34.000 clientes se suscriben al servicio cada mes, la mayoría provenientes de la banca pública.

El servicio se activó hace tres años y desde entonces acumula ¢52.000 millones más de dos millones de transacciones realizadas por los clientes de las entidades asociadas, sea dentro de la misma institución o hacia otra.

Solo en agosto, el sistema movió poco más de ¢3.500 millones. El promedio de cada transferencia fue de ¢18.421.

El Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) es el líder en atracción de nuevos clientes. Este banco aportó 22.000 clientes de los 32.000 nuevos suscriptores que registró Sinpe Móvil en agosto.

A esta entidad le siguen el Banco de Costa Rica (BCR) y el Banco Popular.

Aunque la banca estatal es la que aporta la mayoría de nuevos clientes suscritos al servicio, existen otras 14 entidades que ofrecen Sinpe Móvil y que también hacen crecer la plataforma.

La lista de participantes está conformada por BAC San José, Lafise, Banco Davivienda, Banco Promerica, Coopenae, Coocique, Coopealianza, Coopeservidores, CoopeAnde, Caja de Ande, Mucap y Teledólar; además de Scotiabank y Mutual Alajuela que se unieron recientemente.

Son 82.000 transferencias -entre distintos bancos- las que se realizaron solo en agosto, siendo el BNCR, BCR y BAC Credomatic los líderes.

¿Qué es Sinpe Móvil y cómo funciona?

Sinpe Móvil arrancó en mayo del 2015 a manos del Banco Central de Costa Rica (BCCR) con la promesa de facilitarle a la población los depósitos de dinero a cuentas de la misma entidad financiera a la que pertenecen o en otras que también ofrezcan este servicio.

La plataforma funciona así: el usuario envía un mensaje de texto con la palabra “pase”, seguido del monto que desea depositar y el número de teléfono de la persona a la que le realizará el depósito.

Para que esto funcione, ambas personas (la que hace la transferencia de dinero y el destinatario) deben solicitar de previo a la entidad financiera que le liguen una cuenta corriente o de ahorros a su número de teléfono.

De ese modo, el sistema detectará a qué cuenta transferir el dinero y con ello no será necesario que el usuario solicite el número de cuenta al destinatario para poder ejecutar una transacción.

“Las transferencias son gratuitas, tanto para quien la envía como para quien la recibe, siempre que el monto total enviado no supere los ¢100.000 diarios y el monto total recibido no sea mayor a los ¢2 millones mensuales”, explicó Carlos Melegatti, director de la División de Pagos del Banco Central.

El servicio funciona las 24 horas del día, todos los días del año.