Finanzas

Cartera crediticia de Costa Rica empezó a moverse al alza en la segunda mitad del 2021

El saldo total de la cartera crediticia al día asciende a ¢21,8 billones a noviembre de este año

La cartera crediticia nacional (al día) no experimentó gran movimiento mes a mes durante la primera parte del 2021; incluso mantuvo un comportamiento similar al 2020 cuando el sistema financiero nacional sufrió afectaciones por la pandemia. No obstante, a partir de la segunda mitad del año se observa un leve crecimiento en los saldos totales de la cuenta en comparación con los primeros meses del periodo.

Fue a partir de los meses de junio y julio cuando la cartera comenzó a reportar variaciones mensuales positivas, luego de semanas de disminución de los saldos, según cálculos basados en las estadísticas de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef). Los datos toman en cuenta a las entidades financieras públicas, privadas y cooperativistas del país y excluye a Caja de Ande y al Banco Hipotecario de la Vivienda.

Ariel Rosenblatt, vicepresidente de finanzas para Centroamérica de Scotiabank confirmó que a partir del segundo semestre se observa una mejoría en la colocación de nuevos créditos, especialmente en créditos de consumo, vivienda y corporativo. No obstante, señaló que los sectores ligados al turismo aún no retoman el ritmo en la incorporación de nuevos proyectos de inversión.

A noviembre del 2021, el saldo de la cartera ascendía a ¢21,8 billones. La cifra está ¢0,8 billones por encima de lo que se reportaba en enero; es decir, tuvo un crecimiento cercano al 3,7%. De enero a junio, el saldo se movió entre los ¢21 billones y los ¢21,1 billones, para julio la cifra comenzó a aumentar de forma sostenida. Octubre fue el mes que presentó un mayor salto en la cartera.

La jerarca de Sugef, Rocío Aguilar, comentó que pese a la leve recuperación ya son varios años en los que el crecimiento de la cartera ha sido bajo.

“El año 2021 no ha sido la excepción, aunque por supuesto va a terminar con un mejor comportamiento que el periodo anterior, que fue prácticamente de nulo crecimiento. Este crecimiento se está dando desde agosto, en la última parte del año y cada vez ha sido mayor”, dijo la superintendente.

Asimismo, el gerente general del Banco Nacional, Bernardo Alfaro, explicó que en el caso de dicha entidad estaban liquidando cartera por efecto de la pandemia y los saldos estuvieron decreciendo durante el primer semestre. No obstante, los meses de agosto, setiembre y octubre experimentaron crecimientos sólidos y ya para el cierre de octubre reportaban un interanual positivo, aunque un poco menos del 1%.

Si se comparan los datos de noviembre del 2021 respecto al mismo mes del año anterior, el saldo total de la cartera crediticia al día ha crecido en un 4,1%, un comportamiento moderado para el Sistema Financiero Nacional y mayor al reportado durante el 2020, el primer año de pandemia.

Desde la oficina de prensa del Banco de Costa Rica indicaron que la reactivación de la economía se ha hecho evidente, poco a poco, en la cartera crediticia que manejan, puesto que la variación interanual a noviembre que reportan es de un 8%. No obstante, señalaron, aún existen sectores cuya recuperación camina más lento, como el turismo, transporte y comercio.

Por su parte, Bernal Allen, subgerente financiero de Mucap, señaló que el comportamiento de la cartera crediticia ha sido estable y moderado, direccionado principalmente a moneda local y con un mayor crecimiento a partir del segundo semestre del año.

“Se espera que la cartera de crédito de la entidad crezca 5,8% al finalizar el 2021. A nivel de las líneas financieras de Mucap, la cartera de consumo todavía no logra una recuperación”, comentó Allen.

Otro de las entidades que observó un comportamiento moderado en su cartera crediticia fue el Banco Popular. Juan Francisco Rodríguez, subgerente general de negocios de la entidad, explicó que en el caso de vivienda el comportamiento ha sido lento y se alcanzó una mejor colocación en el segundo semestre del año gracias a mejoras sustanciales realizadas en este portafolio.

En el caso de consumo la tendencia ha sido similar y comenzó a recuperarse a partir del segundo semestre del año.

“El crédito de consumo se vio afectado por la incertidumbre de los sectores en temas de ingresos y estabilidad laboral. La pandemia también afectó la capacidad de pago de las personas por lo que también algunos deudores vieron deteriorado su historial de crédito, limando la posibilidad de tener nuevos financiamientos”, explicó Rodríguez.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.