Por: María Fernanda Cisneros.  22 diciembre, 2017

La mañana de este viernes 22 de diciembre, el Consejo Nacional de Supervisión de Entidades Financieras (Conassif) decidió intervenir la operación del Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito), luego de que el banco mostrara cinco meses consecutivos de pérdidas.

Según Luis Carlos Delgado, presidente de Conassif, hasta hoy se dieron las condiciones para intervenir al banco, dado que obtuvieron los resultados con corte a noviembre, en donde se reflejó que la entidad entró en irregularidad nivel tres.

Además, explicó que la intervención servirá para que las autoridades correspondientes tomen medidas sobre el futuro de Bancrédito, pero que en sí misma no emitirá un criterio sobre qué se debe hacer con el banco.

Señaló que costo de la intervención será menor al gasto mensual actual y que esta medida no obstruye la posibilidad de convertir a la entidad en un banco de fomento, como lo pretendía el proyecto de ley impulsado por el Gobierno.

A continuación, un extracto de la entrevista que brindó Delgado, esta tarde, a El Financiero y otros dos medios de comunicación.

¿Cuál fue la razón de la intervención y quién es el interventor?

–Como ustedes bien saben, el Conassif tomó la decisión de intervenir el Banco Crédito Agrícola de Cartago la mañana de hoy en una sesión extensa en donde procedimos apegados a la legalidad, tan pronto pudimos observar que los indicadores del mes de noviembre generaban un resultado de nivel tres en sus cuentas y lógicamente esta irregularidad nos hace tomar cartas en el asunto y es así como procedemos de conformidad a derecho.

"El interventor que se nombró es Marcos Hernández Ávila, es el titular del banco, y a Johanni Portilla como interventor adjunto, quienes están en camino a la notificación correspondiente y es así como se inicia el proceso de intervención".

¿Por qué actuaron hasta hoy?

–Actuamos hasta hoy, porque hasta hoy fue que se dieron los elementos para poder actuar, pero durante más de 18 meses, hemos estado regulando, actuando, vigilando, registrando todos los movimiento acorde a la normativa vigente en este país.

¿Se dejó de pagar a algunos acreedores?

–No, recordemos que el modelo Camels tiene una serie de indicadores, y fueron los indicadores de liquidez, rentabilidad y activos que hacen que entren en irregularidad tres.

"Entonces, motivado por estos tres elementos es que entra en su irregularidad y, nosotros de inmediato, tenemos motivos suficientes para intervenir".

Tengo entendido que es al término de seis meses estaría listo el informe que dictaría qué se procedería a hacer con el banco...

–Efectivamente, el Consejo tomó un acuerdo en el que se le instruye al interventor por un periodo de seis meses, para que en los plazos correspondientes se cumplan y actuemos de conformidad a lo que va encontrando o va identificando como medidas y en las cuales tengamos que nosotros que actuar complementariamente.

Entonces ¿no es que se tomarían medidas al término de los seis meses si no que conforme el interventor ejecute informes, en ese ínterin, también se irán tomando medidas?

–Correcto, esa es la idea.

¿Qué pasará con la deuda que tiene Bancrédito con Hacienda?

–Al día de hoy no tenemos informes en línea contraria de que haya habido variaciones, de manera que corresponderá en el día que venza la obligación atender de conformidad a derecho.

Recordamos las intervenciones de Coopemex y la de Banco Elca, que eran dos entidades que todavía tenían la mayoría de sus negocios activos, a diferencia de Bancrédito que no. ¿Qué diferencia se podría ver en este caso?

–Obviamente son dos entidades diferentes, unas son privadas y esta es pública.

"Efectivamente, lo que se ha trasladado eran unas obligaciones, unas inversiones que tenían terceros en el Banco Agrícola de Cartago hasta días de la semana pasada, y que estos fueron incorporados a una comisión de confianza en el Banco Nacional.

"Lo que se debe recordar es que el banco dispone de una cartera activa, la cual hay que gestionar para que no se deteriore más o se deteriore lo mínimo posible y buscar, eso le corresponderá al interventor, las vías legales y posibles para que esa cartera se siga gestionando de forma más eficiente y más eficaz y que se recupere para el beneficio de la sociedad".

¿Dónde trabajan los interventores? ¿Han participado en otro de estos procesos?

–Trabajan en la Sugef. Me parece que Marco Hernández ha participado, pero lo podemos confirmar posteriormente.

¿Qué queda de créditos y pasivos en el banco?

–Tenemos lo siguiente, por un lado, la cartera activa que son créditos que otorgó el Banco Agrícola de Cartago y que hay que administrar, continuar y recuperar.

"Por el lado de los pasivos, únicamente tiene con el Ministerio de Hacienda. No hay ninguna preocupación adicional de que se ha visto afectado a algún tercero".

–Don Mariano Segura, comisionado del Consejo Económico Presidencial, me decía que si se daba la intervención esto era coartar con el proceso de intermediación financiera y de transformación del banco hacia uno de fomento, ¿qué opina al respecto?

–En el Conassif, el marco legal es claro, preciso y contundente.

"Lo que sí es importante es instar de manera muy respetuosa a las autoridades correspondientes para que el marco de regulación y de resolución bancaria sea en la realidad un instrumento que tengamos en un futuro cercano, para evitar costos adicionales de una intervención".

¿Cuál es el costo operativo mensual de esta intervención?

–Alcanzaría unos ¢10 a ¢15 millones menos de lo que podría estár costando en la actualidad.

¿Qué pasa con los empleados y los edificios? ¿El banco sigue operando como hasta ahora?

–Eso es una posición que la va a transmitir el interventor una vez que tome posesión de la entidad.

¿Con esto se frena el proyecto de ley (para transformar el banco en una entidad de fomento?

–No, nosotros estamos únicamente cumpliendo con un mandato legal porque el banco entró en irregularidad 3.

"Como responsables, pensaríamos que cualquier insumo, cualquier acción que hagamos en esta intervención sea primero para el marco legal y segundo en línea a que las autoridades correspondientes, sea el Ejecutivo o Primer Poder de La República, tengan los insumos o la información suficientemente clara y precisa para que tomen las decisiones correspondientes".

Generalmente una intervención llega para salvar a un banco, pero de Bancrédito no queda mucho. ¿Cuáles son las recomendaciones que podría dar el interventor?

–Se hará un inventario de las cosas, servicios que tiene el banco y actividades de las cuales hay unas que son sustantivas, y que debería el país, las entidades o alguien retomar, clausurar o cerrar. Hay una lista que posiblemente Marco Hernández compartirá con ustedes.

"Se verán una serie de cosas, pero lógicamente que el procedimiento y el marco legal costarricense no es tan amplio y robusto como en otras áreas internacionales, donde la transformación o el cambio o la modificación o la mesura de medidas en una intervención instan a llevarlas a cierto puerto.

"Nosotros estamos aplicando un plan socorro que corresponde con el marco legal costarricense. Si en el camino sirven como elementos o insumos para que autoridades que competen pueden tomarlas y aplicarlas en beneficio de una transformación o cualquier otra cosa, me parece que está a la orden de las autoridades, pero nosotros no podemos adelantar ningún criterio de cuál será la suerte más que apegarnos al marco legal que tenemos".