Por: Paula Umaña.   8 enero

Un total de nueve cooperativas financieras accedieron al crédito ofrecido por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) para beneficiar con mejores condiciones a los clientes que vieron reducida su capacidad de pago por motivo de la pandemia.

De las 22 entidades que presentaron sus planes al BCCR para acceder a los montos ofrecidos, las cooperativas incluyeron mejoras en las tasas de interés, que van desde los 250 hasta los 1.600 puntos base (100 puntos base equivalen a un punto porcentual).

En los planes publicados por el Central, esas entidades ofrecieron nominalmente los márgenes de reducción más amplios. De acuerdo con las tasas publicadas, las cooperativas registraron al final de noviembre pasado las tasas de interés más altas según el promedio ponderado.

No obstante, si se toma en cuenta el rango de tasas más altas y más bajas por tipo de entidad a los diferentes sectores que se otorgan, las cooperativas tienen un espacio más reducido en comparación con el espacio que reportan los bancos.

Los rangos de ajustes mínimos y máximos son diferentes en cada entidad.

Las tasas que mantenían las cooperativas en fechas cercanas al ofrecimiento de los fondos del Banco Central, oscilaban entre el 7,76% (para agricultura) y el 25,95% (tarjetas). Para la línea de consumo, por ejemplo, registraban una tasa del 16,6%, lo que las posiciona en un punto medio entre el grupo de bancos públicos (con una tasa de 14,01%) y los bancos privados (18,74%).

Los datos comparados en esta nota corresponden a las tasas activas registradas por el Central en la semana del 25 de noviembre al 1 de diciembre del 2020 y a porcentajes por grupo (cooperativa, banco público, entre otros).

Si se compara respecto a la tasa activa en el rubro de tarjetas, las cooperativas son las que manejaban una tasa menor en la semana en ese periodo. Mientras que la tasa en estos lugares alcanzaba el 25,9%; en bancos públicos y privados superaba el 30%, con 32,32% y 31,35% respectivamente.

No obstante, cuando se toma el promedio ponderado del grupo de cooperativas supervisadas (toma en cuenta las tasas de las diversas actividades, como agricultura, comercio, tarjetas, entre otros), son las cooperativas las que presentan un mayor nivel que alcanzó el 14,14%.

El ponderado del grupo de bancos públicos es de 7,24% y el de bancos privados de 10,86%; es decir, las cooperativas tienen 6,9 y 3,28 puntos porcentuales adicionales respectivamente.

Sin embargo, poseen el margen más bajo entre sus diferentes tasas. El porcentaje más alto de las cooperativas para la semana en comparación fue para el rubro de tarjetas, con 25,95% mientras que la tasa más baja fue para la actividad de agricultura, con 7,76%. Es decir, un rango de 18,19 puntos porcentuales entre sus líneas de crédito más baja y la más alta.

En los bancos públicos el margen fue de 28,32 puntos (32,32% para tarjetas y 4,00% para la industria), mientras que para los bancos privados se posicionó en 26,38 (31,35% para tarjetas y 4,97% para agricultura).

Uso del crédito

Una de las cooperativas que utilizará los montos dispuestos por el Central es Coopeservidores, que refinanciará operaciones de asociados afectados por motivos de la COVID-19, luego de que se les aprobara una facilidad financiera de ¢17.912 millones.

“A los asociados de Coopervidores se les ofrecerá un refinanciamiento con mejores condiciones en tasa y plazo. Dependiendo de los productos de crédito a refinanciar, se presentan disminuciones en la tasa de interés hasta de 400 puntos base y aumento en el plazo de hasta diez años. Dicha combinación de condiciones disminuirá la cuota del crédito a refinanciar”, aseguró Cristian Bejarano, jefe de Operaciones de Coopeservidores.

Por su parte, Coopenae recibirá ¢19.595 millones que repartirá entre las carteras de crédito personal (40,83% del monto), de vivienda (40,83%) y pequeñas y medianas empresas (18,35%).

A noviembre de 2020, la colocación de créditos personales en Coopenae se realizaba a una tasa promedio ponderada por saldo de 17,69%; 10,27% para la cartera de vivienda y 11,67% lo colocado en pequeña y mediana empresa. Con los fondos del BCCR, el compromiso de la entidad es de mejorar las tasas entre 270 y 900 puntos base (2,7% y 9%).

“El BCCR establece como condición para contratar estos recursos que se trasladen en condiciones también favorables a los hogares y empresas afectados por la pandemia de la COVID-19. Al contratar estos fondos, Coopenae asumió el compromiso con BCCR de otorgar a nuestros asociados, menores tasas de interés y por lo tanto menores cuotas a asociados afectados”, dijo Johnny Gutiérrez, gerente financiero de la entidad.

En Coopemep, los clientes que serán beneficiados tendrán un ajuste de al menos 600 puntos base en la tasa de interés de los créditos vigentes, así como ampliación de plazos en aquellos que sea conveniente para el deudor.

Además, según aclaró el jefe de crédito de la entidad, Ariel León, el tipo de tasa de interés sería fija y variable, donde los primeros cuatro años no sufrirá ninguna variación. Estas condiciones les permitirá a los clientes disminuir la cuota de sus créditos en aproximadamente un 20%.

La mejora en las tasas ofrecidas por algunas cooperativas superan hasta en más de mil puntos base a las opciones de otras entidades; aunque hay excepciones, como Scotiabank, que presentó un plan con una mejora en la tasa de interés mínima de 250 y máxima de 1.505 puntos base.

Mejoría en las cuotas

Con los planes aprobados por el BCCR, las cooperativas prometen desde un 13% hasta un 58% en algunos casos en la disminución de la cuota.

Por ejemplo, Coopealianza prevé la disminución de las cuotas de sus créditos entre un 21% y 33%; Coopevegra entre un 33% y 48%, mientras que Coopemédicos presentó un plan con disminuciones de cuotas entre un 42% y 46%.

Asimismo, los clientes que se beneficien de los alivios brindados por Coopeservidores podrán ver una disminución de sus cuotas entre un 13% y un 40%; en Coopenae será entre un 22% y 43%; en Coopemep un 20% aproximadamente, en Coopeande serán disminuciones más altas calculadas entre un 36% y un 58%.

Coopelecheros brindará un alivio entre un 15% y un 49%, y por último, Coocique presentó una propuesta de disminución de las cuotas que alcanza hasta un 54%.

Así, por ejemplo, en Coopemep una cuota de ¢30.000 mensual podría disminuirse a ¢24.000 aproximadamente, pues la disminución de los pagos en los planes de la cooperativa puede alcanzar hasta un 20%.

Aún queda financiamiento

El BCCR aprobó un total de 22 planes, por un monto global de ¢575,267 millones, que representa el 82,2% del monto total de la facilidad que puso a disposición de los intermediarios financieros.

De los recursos aprobados, el 80% permitirá beneficiar con readecuaciones, refinanciamientos y prórrogas a diversos deudores que han visto reducida su capacidad de pago debido a la pandemia, entre ellos trabajadores independientes, asalariados, así como pequeñas y medianas empresas.

Otro 14,6% se destinará a nuevos créditos bajo condiciones muy favorables, y un 5,3% se orientará a la colonización de operaciones crediticias en dólares relacionadas con deudores no generadores de divisas.

Del total de financiamiento que el Central emitió para las entidades financieras, el 17,8% no se solicitó, por lo que podrían ser reasignados entre las entidades con planes ya aprobados.

Douglas Soto, gerente general del Banco de Costa Rica, aseguró que evaluarán la primera etapa de colocación y, de acuerdo a los resultados, podrían solicitar recursos adicionales. Por su parte, el Banco Cathay también esperará los resultados de la primera aprobación para determinar si solicitarán un monto mayor, según dijo su jefe de negocios, Freddy Mayorga.

Por el momento, Coopemep tampoco contempla acceder a otro monto del BCCR. “Solo estaríamos optando por recursos adicionales en caso que se mantenga el disponible y lo requiramos”, dijo León.

En Coopenae, por el contrario, aseguran que la contratación de los recursos les permite apoyar el objetivo de reactivación económica que busca el BCCR sin comprometer la situación financiera de la cooperativa. Ante esto, Gutiérrez aseguró que una vez que el BCCR ponga a disposición de la entidad una mayor cantidad de recursos, podrán continuar brindando auxilio a una base más amplia de asociados.