Por: María Esther Abissi.   15 febrero

Para cada tarjeta de crédito en circulación en el mercado el saldo promedio de deuda es de ¢455.347, casi el mismo monto del salario base de los costarricenses, que es de ¢431.000.

Los datos se desprenden del estudio trimestral de tarjetas de crédito y débito publicado esta semana por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio con corte al 31 de octubre de este año.

A octubre del 2016, los costarricenses debían, en promedio, ¢430.000 por cada plástico, lo que quiere decir que en un año, el saldo creció 5,7%, según explica el estudio.

El número de tarjetas en circulación también aumentó considerablemente en el último año, mostrando una variación interanual de 194.314 plásticos adicionales en circulación, a pesar de que hay menos tipos de tarjetas a elegir en el mercado. Al cierre del estudio habían 2,62 millones de tarjetas.

La cantidad de tarjetas morosas pasó de 7,09% a 7,57%.

El estudio también demuestra que, a pesar de que tienen tasas más altas, los costarricenses siguen prefiriendo las tarjetas en colones sobre las de dólares.

En general los usuarios de tarjetas en colones prefieren tarjetas con tasas entre el 40% y el 49,90% de interés, mientras que en dólares, la mayoría se mantiene en tarjetas con tasas entre el 20% y 34,9% de interés.

El mercado local cuenta actualmente con 31 emisores y 461 tipos de tarjetas.

En cuanto al saldo total de la deuda de tarjetas, este creció 11% con respecto al año anterior, pasando de ¢1.077 millones a ¢1.196 millones.