Finanzas

EF Explica: Los detalles y el funcionamiento de los Exchange Traded Funds como opción para inversiones personales

Una de las principales ventajas es la diversificación que ofrecen, pero todos están domiciliados en el extranjero

Si busca un instrumento de inversión en el extranjero, que le ofrezca diversificación y renta variable, un Exchange Traded Fund (ETF) o fondo de inversión cotizado podría ser una opción. Un ETF es una mezcla de varios activos (acciones, bonos o monedas) agrupados por diferentes sectores que cotizan en alguna bolsa de valores.

Por esto, se constituyen como un producto financiero que le permite al inversionista ganar exposición al grupo de acciones o índices que desee, de una manera ágil y económica. Además brinda diversas ventajas a la persona inversionista, como aumentar los niveles de diversificación, uno de los consejos más comunes entre los expertos.

Dicho en otras palabras, estos instrumentos financieros a los que se pueden acceder en el mercado fuera de Costa Rica brindan la posibilidad de invertir en grandes y pequeñas empresas alrededor del mundo así como en diferentes índices accionarios.

Vernan Mesén, corredor de bolsa del grupo financiero Acobo, explicó que la diversificación es el principal beneficio que tienen los ETF pues el inversionista podría tener una exposición similar a la de un accionista directo de centenares de empresas, solo que a un costo mucho más bajo.

Los Exchange Traded Fund pueden reunir instrumentos de un mismo sector como el de tecnología, salud, energías limpias o hasta instrumentos de empresas de consumo o financieras en Estados Unidos, Asia, Europa y mercados emergentes. Esto permite al inversionista acceder a parte de una amplia gama de instrumentos con una sola participación.

“El ETF usted lo compra directamente en el mercado al precio que está en ese momento y lo vende al precio que esté; esa facilidad hace que para efecto del inversionista tenga un precio conocido a la hora de invertir”, explicó Mesén.

Estos instrumentos son extranjeros y tienen que ser solicitados por el inversionista ante un puesto de bolsa, a su vez la entidad antes tiene que elaborar perfil a las personas interesadas para determinar si esos instrumentos se ajustan a sus objetivos de inversión. También se deben tomar en cuenta que las transacciones pueden implicar comisiones.

Determinar perfil

El especialista de grupo Acobo explicó que al tratarse de una operación en bolsa, lo primero es conocer los objetivos financieros y el perfil del inversionista, características vitales para determinar otros aspectos como la suma mínima óptima de participación. Asimismo, señaló que como parte de las recomendaciones está que todo inversionista que quiera manejar una diversificación adecuada debe incluir una proporción de su portafolio en liquidez, renta fija y renta variable (acciones).

Sobre los tiempos de inversión, los ETF son recomendados para aquel inversionista con objetivos de negocio a mediano y largo plazo.

Por su parte, Vidal Villalobos, asesor económico de Prival Bank, explicó que los administradores internacionales realizan compras masivas por lo que tienen posibilidades de diluir sus propias comisiones y trasladarle a los clientes dichas mejorías.

Villalobos señaló que si se trata de una persona que va a invertir por primera vez, es importante que conozca cómo funciona el mercado y que esté dispuesto a asumir un nivel importante de riesgo, pues siempre existe volatilidad.

“La persona tiene que saber que va a ir a un mercado mucho más líquido, más volátil y que cualquier noticia puede afectar los precios. Estamos hablando de personas que tengan tolerancia al riesgo”, señaló el asesor de Prival.

La rentabilidad de estos instrumentos es variada pues dependerá del ETF que se adquiera así como el comportamiento del precio del instrumento a futuro.

Los ETF se vislumbran como una opción de inversión para personas físicas ya que la gran mayoría no cuenta con los recursos suficientes para acceder a un portafolio individual y adquirir una importante cantidad de acciones que le permita un nivel adecuado de diversificación. “El ETF te permite, invirtiendo en un solo instrumento, tener una operación diversificada y tener participación en centenares de empresas al mismo tiempo”, agregó Mesén.

Sobre los montos mínimos, estos se determinan de acuerdo a las posibilidades y perfil del inversionista pero podría ir de los $1.000 a los $15.000. Eso sí, el dinero debe ser parte de los excedentes o ahorros del inversionista; es decir, no se deben invertir recursos que estén destinados para cubrir las necesidades básicas.

Inversión de las operadoras

En el país, incluso algunas operadoras de pensiones utilizan ETF como parte de sus portafolios de inversión. Es el caso de Popular Pensiones, CCSS-OPC, BAC Pensiones y Vida Plena, según información suministrada por la Superintendencia de Pensiones (Supen) al 28 de febrero de este año.

Róger Porras, gerente de Popular Pensiones, explicó que una apropiada diversificación por medio de activos toma en cuenta su clase, los mercados donde se negocian, su ubicación geográfica y los diferentes sectores económicos.

“De esta forma, se logra mitigar la incertidumbre, al no concentrar la inversión en un solo instrumento, mercado o nicho (...). Verbigracia se tienen inversiones en los índices más importantes, como el S&P500 que replica el desempeño de las 500 empresas de mayor capitalización en Estados Unidos.”, señaló Porras.

Por su parte, el gerente de Vida Plena, Alejandro Solórzano, explicó que la operadora define los sectores, los mercados y el tipo de instrumentos a invertir a raíz de los análisis que realiza el comité de inversiones y el comité de riesgos.

“Algunos ejemplos de ETF donde estamos invertidos son: QQQ el cual replica acciones de empresas tecnológicas, SPY en función del índice de las 500 empresas más importantes en Estados Unidos, el EEM replica el comportamiento de economías emergentes, ESGE replica un índice compuesto por acciones de mercados emergentes de alta y mediana capitalización que tienen características ambientales, sociales y de gobernanza positivas”, comentó Solórzano.

Ventajas de los ETF’s

En síntesis, los ETF cuentan con diversas ventajas para el inversionista que desea colocar montos relativamente bajos, entre ellas:

• Diversificación: dan acceso a un grupo de acciones y a expandir inversiones en distintas empresas.

• Accesibilidad a sectores: permite comprar acciones de un determinado sector sin la necesidad de buscar individualmente cada empresa.

• Cotización: el precio podrá variar en función de oferta y demanda.

• Inversiones con bajo costo en comparación con opciones similares, como los fondos mutuos.

• Se genera una mejor administración de riesgos, al estar compuesto el fondo por una canasta de diferentes activos.

Para invertir en un ETF, es necesario que la persona interesada se acerque a uno de los puestos de bolsa autorizados en el país, para recibir el asesoramiento necesario y acceder al mercado de valores extranjero.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Economía. Escribe sobre negocios, comercio exterior y producción. Graduada de la Universidad de Costa Rica. Ganadora del Premio al Periodismo Bursátil 2021.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.