Por: AFP .   Hace 6 días

La recesión de la economía estadounidense será menos brutal de lo previsto en 2020, pero el repunte también sera menos fuerte en los próximos años, según las opiniones de la Reserva Federal (Fed), que mantuvo sin cambios sus tasas durante la reunión de su comité monetario de este 16 de setiembre.

El desempleo, que en febrero alcanzó su nivel más bajo en 50 años con un 3,5%, aumentaría a 7,6%, una cifra más alentadora que el 9,3% estimado en junio, cuando la economía se recuperaba gradualmente de la parálisis causada por la pandemia de covid-19. Foto: AFP
El desempleo, que en febrero alcanzó su nivel más bajo en 50 años con un 3,5%, aumentaría a 7,6%, una cifra más alentadora que el 9,3% estimado en junio, cuando la economía se recuperaba gradualmente de la parálisis causada por la pandemia de covid-19. Foto: AFP

El banco central estadounidense estima que la contracción del Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense será del 3,7% contra la caída de 6,5% estimada en junio. Pero el repunte será menos fuerte: 4% en 2021 contra un 5% previsto anteriormente, y del 3% en 2022 en lugar del 3,5%.

El desempleo, que alcanzó en febrero su mínimo histórico en 50 años (3,5%), subirá este año hasta el 7,6%, un dato bastante mejor del 9,3% estimado en junio, cuando la economía se recuperaba poco a poco de la parálisis provocada por la pandemia de covid-19.

Las cifras de agosto fueron mejores de lo previsto con una tasa de desempleo que descendió hasta el 8,4% frente al 14,7% de abril.

"La recuperación de la economía va a depender estrechamente de la evolución del virus", declaró la Fed en un comunicado publicado este miércoles tras su reunión.

"La actual crisis sanitaria seguirá lastrando la actividad económica, el empleo y la inflación a corto plazo, y supone unos riesgos considerables para las perspectivas económicas a medio plazo", añadió.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo después en rueda de prensa que "la actividad en general sigue muy por debajo de su nivel anterior a la pandemia y que el camino por delante es muy incierto".

Última reunión antes de las elecciones

La Fed también revisó al alza la inflación para 2020, situándola en un 1,2% en lugar del 0,8%, y espera lograr su objetivo del 2% en 2023.

El banco central acaba de cambiar su política ante la situación actual para ayudar al país a regresar al pleno empleo. Permitirá que la inflación supere temporalmente el objetivo del 2% anual sin aumentar sus tasas, a diferencia de lo que hacía hasta el momento.

La poderosa institución financiera mantuvo, como previsto, sus tasas de interés en el rango entre el 0 y el 0,25% que había fijado en marzo ante el avance de la pandemia.

Esta reunión del comité monetario era la última antes de las presidenciales del 3 de noviembre.

La primera economía del mundo está estancada tras el fuerte repunte que siguió al confinamiento de la primavera para frenar la propagación del coronavirus.

Símbolo de esa ralentización económica, las ventas minoristas aumentaron mucho menos de lo previsto en agosto.

"Las condiciones financieras generales han mejorado en los últimos meses, gracias en parte a las medidas políticas de apoyo a la economía", señaló sin embargo la Fed.

Powell abundó en la importancia "esencial" de ese apoyo gubernamental. "Llevará un tiempo regresar a los niveles de actividad y empleo del inicio de este año, y puede que se necesite un apoyo continuo de políticas monetarias y fiscales para lograrlo", dijo.

"Casi 11 millones de personas siguen sin empleo por culpa de la pandemia, y muchas de esas personas trabajaban en sectores con dificultades. Esas personas necesitan un apoyo adicional", insistió el presidente de la Fed.

Pese a su importancia, la negociación sobre nuevas ayudas para las empresas y los hogares está estancada en el Congreso desde hace un mes y medio. Los republicanos se niegan a aprobar el conjunto de los fondos que piden los demócratas.

El tono era, sin embargo, más positivo este miércoles.

"Estoy probablemente más optimista desde hace 72 horas sobre el potencial para un acuerdo de lo que fui en los últimos 72 días", comentó el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, a CNBC.

“Los demócratas no tienen corazón. No quieren dar dinero a gente que lo necesita desesperadamente (...) Denles más, republicanos”, tuiteó incluso el presidente Donald Trump, animando así a su partido a cerrar un acuerdo.

Wallstreet

La Bolsa de Nueva York cerró el miércoles con sus índices dispersos luego que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos prometió mantener bajas las tasas de interés aunque advirtió que resta un “largo camino” para llegar al pleno empleo.

El índice industrial Dow Jones subió 0,13% a 28.032,38 puntos mientras que el Nasdaq perdió lo ganado en la sesión previa al bajar 1,25% hasta los 11.050,47.

El índice extendido S&P 500 perdió 0,46% y quedó en 3.385,49 puntos.

El diagnóstico económico presentado por la Fed fue interpretado en forma positiva por el mercado, especialmente por las empresas pequeñas y medianas, dijo Quincy Krosby de la firma Prudential.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que sería “probablemente necesario” otorgar nuevas ayudas a los hogares y empresas para de esa forma permitir que la mayor economía se recupere de los daños causados por la pandemia de COVID-19.

El índice Russell, que agrupa a pequeñas capitalizaciones, subió 0,92%.

Las estimaciones de la evolución de las tasas muestran que al menos hasta 2023 se mantendrán en su actual nivel de entre 0 y 0,25%, dijo Kathy Bostjancic, de Oxford Economics.

“Esto apoya nuestra previsión de que la Fed conservara las tasas cerca de cero hasta mediados de 2024; o quizás un poco más”, añadió.

El índice Nasdaq, que lista a las tecnológicas y venía de sufrir pérdidas la semana pasada, fue lastrado, siguió bajando lastrad por Amazon (-2.47%), Apple (-2,95%) y Tesla (-1,78%).

Krosby dijo que una de las razones de esa caída es que muchos inversores están vendiendo activos para participar en el ingreso a la bolsa de nuevas compañías.