Finanzas

Hacienda proyecta colocar títulos de deuda interna hasta por ¢1,4 billones para cerrar el año

El plan es colocar el 60% de los títulos a tasa fija en colones

El Ministerio de Hacienda pretende colocar hasta ¢1,4 billones de colones en el mercado local a través de títulos de deuda interna para el segundo semestre del año, según el plan de endeudamiento presentado este jueves por la institución y el Banco Central.

A la fecha, según explicó el subtesoreo nacional Mauricio Arroyo, ya se han captado ¢513.811 millones, por lo que únicamente faltaría colocar ¢886.188 millones. Estos datos no contemplan desembolsos por aprobaciones de recursos externos.

Asimismo, señaló que el requerimiento de captación puede reducirse en el tanto se tengan nuevos préstamos de apoyo presupuestario. Otro aspecto que podría afectar el monto anunciado, es la reducción en el déficit financiero proyectado.

Esto ya se experimentó durante el primer semestre, pues las necesidades de financiamiento brutas comunicadas hoy se ubican en 12,6% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que al inicio del año se estimaron en 13,5% del PIB. La proyección de déficit fiscal es del 6,2% como proporción del PIB, mientras que a inicios del año fue del 7,0%

Por otro lado, el viceministro de Hacienda, Isaac Castro, explicó que la composición de la deuda del país ha cambiado de julio del 2020 a julio del 2021, pues la deuda interna disminuyó de 77,1% a 75,9% mientras que la deuda externa aumentó de un 22,9% a un 24,1%.

Las necesidades de financiamiento, según el plan a mediano plazo presentado por Hacienda, se irán reduciendo conforme se mejore el déficit fiscal del país. Así, pasaría de una necesidad del 12,6% del PIB para el 2021 a un 8,4% para el 2026. Esto, en un escenario activo en el que se ejecutan las acciones de ajuste fiscal.

Las fuentes de financiamiento para este año, ejecutadas a agosto, reflejan que el mercado interno ha absorbido un 7,7%, mientras que un 2,3% se está por ejecutar; es decir, en este mercado se financiaría la mayoría de la necesidad de financiamiento del gobierno. En cuanto al mercado externo, para completar el 12,6% de necesidad de financiamiento, un 1,2% está aprobado y un 1,4% esperando autorización.

El plan de financiamiento externo previsto para el 2021 contempla al menos nueve operaciones con organismos internacionales por un total de $2.661 millones.

Mejorar el perfil de deuda

Hacienda utilizará una estrategia de financiamiento que incluye subastas de valores de deuda interna, con el objetivo de alargar el perfil de la deuda del país y disminuir el costo de financiamiento de los recursos captados.

Castro explicó que la ruta es sacar de forma constante plazos de cinco y diez años, para mejorar el perfil de los vencimientos que debe enfrentar la institución.

También se anunció que se realizarán operaciones (inversas) de gestión de pasivos con recursos de préstamos externos y renovará la oferta de valores, todo esto con la premisa de no presionar las tasas de interés del mercado local.

Por su parte, Elian Villegas, ministro de Hacienda, aseguró han encontrado una mayor confianza por parte de los inversionistas del mercado local, lo que facilita la captación de recursos.

“Nada más veamos los números del lunes, tomamos solo el 55% de la propuesta que nos hizo el mercado y el resto lo dejamos sobre la mesa. Eso nos demuestra una cosa y es que el mercado financiero confía en lo que estamos haciendo y tiene claridad en que la ruta que estamos marcando es adeucada”, dijo Villegas.

Asimismo, el jerarca mencionó que uno los riesgos más latentes que podrían afectar el plan de endeudamiento del Gobierno es que la Asamblea Legislativa no apruebe los recursos externos esperados, sobre todo en un contexto de campaña electoral.

Para el primer semestre del año, el Ministerio de Hacienda se había planteado la colocación de ¢1,8 billones en el mercado bursátil interno y concluyó el periodo con la emisión de títulos por ¢2,2 billones.

Colocación del BCCR

Por su parte, el Banco Central también presentó su plan de colocación. Para el segundo semestre del año, la captación bruta máxima anunciada es de ¢326.000 millones, el equivalente a los vencimientos de financiamientos para dicho periodo. Se pretende colocar a plazos de dos años, a tasa fija y mediante eventos por subastas. A la fecha, se han colocado ¢45.616 millones.

También se mantendrán disponibles otros mecanismos de gestión de deuda, como canjes, subastas inversas y el mercado secundario.

En el primer semestre, la entidad había anunciado una colocación máxima de ¢260.000 millones y se colocó un 55% de dicho, el 100% a tasas fijas, según comentó Bernardita Redondo, directora de la división de gestión de activos y pasivos del Central.

Metas con el FMI

Durante la conferencia, el jerarca de Hacienda aseguró que la estrategia de financiamiento que se ha venido siguiendo a lo largo del año ha funcionado adecuadamente y que, además, las metas cuantitativas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) están “sobradamente cumplidas”.

Según datos brindados por el Ministerio de Hacienda en conferencia con el mercado bursátil, para finales de junio se había previsto tener un déficit primario inferior a ¢390.000 millones y el mes cerró, por el contrario, con un superávit. “La diferencia es superior al medio billón de colones, y favorable a nuestro país”.

El segundo tema cuantitivo se relaciona con la deuda, que no podía superar la suma de ¢26,625 billones y a finales de julio se llegó ¢26,384 billones.

Este jueves, el Poder Ejecutivo presentó un proyecto de ley para la aprobación de dos créditos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por un total de $500 millones ($250 millones cada uno).

Uno de los préstamos sería a largo plazo (20 años), con un período de gracia de 5 años y un período de amortización de 15 años, con una tasa de interés anual basada en la Libor. El otro sería a 7 años de plazo, con 3 años como período de gracia y 4 años como período de amortización, con una tasa de interés anual basada en la Libor, siendo a la fecha de un 2,34%.

Según información suministrada por presidencia, el ahorro estimado en intereses con el crédito a 20 años es de $7,8 millones por cada año de vigencia (es decir $156 millones en total) y con el del crédito a 7 años es de $5,5 millones por cada año (es decir $38,5 millones en total). Es decir, se proyecta un ahorro total combinado de $194,5 millones en el pago de intereses.

Paula Umaña

Paula Umaña

Periodista de Finanzas. Graduada de Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.