Por: Paula Umaña.   19 marzo
La rentabilidad de las inversiones están asociadas al riesgo que se asuma. Los multifondos pretenden diversificar las inversiones según grupos generacionales. (Foto: Shutterstock).
La rentabilidad de las inversiones están asociadas al riesgo que se asuma. Los multifondos pretenden diversificar las inversiones según grupos generacionales. (Foto: Shutterstock).

El Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) cumple 20 años de acumulación hasta llegar a tener activos equivalentes casi a un cuarto de la producción costarricense. Sin embargo, luego de dos décadas de su creación el régimen aún camina a paso lento en lo que respecta a estrategias de inversión según los perfiles demográficos de sus afiliados, estos son los multifondos.

Aunque desde hace algunos años se habla de su implementación en los regímenes de pensiones del país, su ejecución no ha llegado a puerto y actualmente ninguna operadora maneja el esquema, que busca que los recursos de los aportantes más jóvenes sean invertidos en instrumentos con un mayor retorno a largo plazo, pero a más riesgo y volatilidad, y por otro lado que se opte por instrumentos más conservadores para quienes se acercan a su jubilación.

“Para que haya multifondos del ROP debe haber normativa que la Supen todavía no ha desarrollado y que se supone que ha discutido. Debe haber una normativa que defina los rangos etarios, cuándo o cómo migrar de un fondo a otro. Aquí todavía no se puede hablar de multifondos”, recalcó Róger Porras, gerente de Popular Pensiones.

Por su parte, Marco Vargas, gerente de producto y comercialización de BN Vital, mencionó que los multifondos funcionan cuando se tiene un suficiente volumen de activos administrados y una gama diversificada de segmentos etarios; no obstante, acotó que para hablar de multifondos también debe ampliarse la normativa vigente.

“Ahí sí vemos viable (en el régimen obligatorio) empezar a trabajar en ello pero también quisiéramos un poco más de apertura en el reglamento de activos para que podamos todavía tener espacio de mayor diversificación para que realmente se puedan marcar diferencias”, dijo Vargas.

Sobre esto, la jerarca de la Superintendencia de Pensiones (Supen), Rocío Aguilar, comentó que la entidad tiene previsto presentar en el primer semestre de este año un primer marco conceptual sobre el esquema de multifondos ante el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif). Sin embargo, no adelantó los detalles de cómo se manejarían.

“Hemos visto las experiencias para aprovechar lo que han vivido otros fondos de pensión que habían arrancado años atrás con fondos separados; hemos estado trabajando muy de la mano a partir de la experiencia que cada país ha tenido”, dijo la superintendente.

Nuevos esquemas

Edgar Robles, exsuperintendente de pensiones, recordó que se habla de los multifondos en el ROP desde hace ya algunos años y que estaba previsto dar los primeros pasos en el 2016; la importancia de continuar con el proceso es que es una alternativa para dar mayores rentabilidades a los trabajadores a lo largo del proceso de acumulación del fondo.

“La idea es empezar con fondos que están muy concentrados en acciones al principio y muy poco concentrados en acciones al final. No deberíamos tener la misma estrategia de inversión a lo largo de toda la vida laboral”, dijo el economista.

En el 2013, cuando Robles se desempeñaba como jerarca de Supen, se habló de la división de estos fondos en tres grupos: el primer fondo sería para los ahorrantes de hasta 45 años de edad, el segundo reuniría a las personas de más de 45 y hasta 55 años, y el último grupo sería para los mayores de 55. Sin embargo, la normativa no caminó.

Tradicionalmente el sistema de multifondos que se han utilizado en países como México o Chile se basaban en un modelo en el que los afiliados eran cambiados hacia fondos más seguros desde el punto de vista de riesgo del mercado según los años cumplidos. No obstante, la tendencia más actual se mueve más hacia un modelo de fecha objetivo y conforme se va avanzado lo que cambia es la composición del fondo; es decir, no la posición del afiliado.

“En ese caso generacional, los fondos van acoplando las participaciones y sin que haya que liquidar el afiliado se va moviendo paulatinamente conforme pasan los años a subconjuntos de la misma cartera”, explicó Aguilar.

Perfil del afiliado

Por su lado, Ana María Brenes, gerente de BAC Pensiones, explicó que los multifondos nacen de la necesidad entender el perfil de los afiliados e invertir los fondos de acuerdo a los riesgos que pueden asumirse según aspectos de tiempo.

“Cuando tenés una persona que va a cotizar por 25 años más, la estrategia de inversión que le conviene a esa persona es una estrategia de inversión distinta que la que le conviene a quien le quedan 5 años más de cotizar y que debe buscar ir estabilizando el nivel de capital”, explicó Brenes.

“Si los tenemos a todos en un solo fondo, o hay alguien que no está obteniendo la suficiente rentabilidad para alcanzar un volumen de acumulación bien alto o hay alguien que está asumiendo más riesgo de la cuenta para la etapa de vida en la que se encuentra”, agregó.

La Supen ya había aprobado al BAC diversos planes de retiro basados en dicho esquema, pero se trata de fondos de pensiones voluntarios.

Brenes señaló que para la implementación de multifondos en Costa Rica, incluyendo en el ROP, una de las claves es aumentar la educación financiera de los aportantes y mejorar la comunicación respecto al manejo de sus aportes.