Por: AFP.   12 diciembre, 2017

Washington. El banco central de Estados Unidos dará inicio este martes 12 de diciembre a su última reunión del año sobre política monetaria, en la que probablemente aumente la tasa de interés pese a la ausencia de inflación.

Sería el tercer aumento de la tasa este año y posiblemente la última vez que la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, esté al frente de un cambio en la política monetaria, ya que el presidente Donald Trump ha decidido reemplazarla en febrero próximo.

Analistas aseguran que el floreciente mercado laboral, que en los últimos meses ha hecho disminuir a 4,1% la tasa de desempleo, la más baja en 17 años, hará contrapeso a la perplejidad de la Fed sobre por qué la inflación se ha mantenido tercamente por debajo del objetivo de 2% del banco central.

Y con los republicanos trabajando en el Congreso para terminar una versión final unificada de una masiva rebaja impositiva que bajará las tasas corporativas, la Fed probablemente estará pensando en el potencial de la medida para echar gasolina a la economía y finalmente provocar aumentos de precios, según los economistas.

“El mercado laboral y las perspectivas del estímulo fiscal neutralizan la baja inflación” en la decisión sobre las tasas, dijo Barclays en su nota sobre la reunión de dos días de la Fed.

Yellen presidirá una reunión más en enero, para que luego el elegido de Trump, Jerome Powell, asuma el puesto a comienzos de febrero.