Por: María Fernanda Cisneros.   2 diciembre
Los clientes que deseen participar en el programa pueden asistir a las oficinas del banco y solicitar el estudio correspondiente. Foto: Albert Marín.
Los clientes que deseen participar en el programa pueden asistir a las oficinas del banco y solicitar el estudio correspondiente. Foto: Albert Marín.

El programa de recuperación financiera que lanzó el Banco Popular y de Desarrollo Comunal, a mediados de noviembre, acumula más de ¢4.825 millones en refinanciamiento y arreglos de pago a personas y emprendedores.

Más de 800 personas físicas y jurídicas se han acogido a la oferta de crédito que lanzó esta entidad para la población muy endeudada. En promedio, los préstamos rondan los ¢6,2 millones.

La meta del Popular con este programa es impactar a 20.000 clientes, incluyendo empresas.

La refundición está disponible para personas físicas o jurídicas que tengan al menos una operación de crédito en el Banco Popular.

Esto incluye a asalariados del sector privado, trabajadores del sector público, pensionados y pequeñas y medianas empresas.

Durante el 2019, el Popular ha pactado unos 2.631 refinanciamiento de deuda y más de 8.955 arreglos de pago, que han impactado a una cifra que supera las 11.586 personas.

Quienes participen el programa de recuperación financiera serán invitados al plan de educación financiera que ofrece la entidad.

La oferta del Popular consiste en dos planes. El primero, refunde deudas que el cliente posea únicamente en este banco. El plazo de la nueva operación será a un máximo de 15 años y por un monto que no supere los $37.500 (alrededor de ¢23 millones).

El segundo, consiste en la refundición de deudas que el cliente del Popular posea en este banco, pero también en otras entidades. En este caso requiere de una garantía hipotecaria, el plazo es de hasta 30 años y el monto puede ser de hasta el 100% del bien a hipotecar.

El banco evaluará si ofrecer este plan a no clientes, pero por ahora debe tener al menos una operación de crédito en el Popular para aplicar.

A inicios de octubre, el Gobierno anunció un plan de salvamento que prometió dar un respiro a la población asalariada más endeudada del país. El programa lanzado por el Popular responde al llamado de esta directriz.

El Banco de Costa Rica (BCR) y el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) preparan su oferta. El primero de ellos la lanzará en los próximos días, mientras el Nacional no tiene una fecha definida aún, según su departamento de prensa.