Finanzas

Materias primas y de refugio se disparan por la guerra en Ucrania, mientras las bolsas caen

Michael Hewson, analista de CMC Markets, analiza el panorama como un “cóctel tóxico” inflacionario para los bancos centrales

Un posible embargo occidental al sector energético ruso disparó este lunes el precio del petróleo y el gas natural, provocando la caída de los mercados bursátiles, que temen una ralentización de la economía mundial.

El precio del barril de Brent del mar del Norte rozó los $140 el domingo por la noche, cercano a su récord absoluto de $147,50 de julio de 2008.

Ello se produjo después de que el secretario estadounidense de Estado, Antony Blinken, dijera que Washington y sus aliados debaten prohibir las importaciones energéticas desde Rusia.

Este lunes, el precio de gas natural volvió a batir un récord histórico en el mercado europeo, subiendo más de 60% a 345 euros el megavatio-hora (MWh). Rusia, que puede ser sancionada también en este sector, suministra el 40% de las importaciones de gas europeo.

Por su parte, el oro -un valor refugio en tiempos de incertidumbre- superó brevemente la marca de los $2.000 la onza.

Tras haber registrado caídas de 4% a 6% el viernes, las bolsas europeas volvieron a abrir en rojo este lunes. Hacia las 09H30 GMT, Fráncfort perdía 3,11%, París 3,33%, Milán 3%, Londres 1,58% y Madrid 3,32%.

Este lunes, las bolsas asiáticas ya registraron fuertes pérdidas por el efecto del conflicto en Ucrania. Tokio perdió 2,94%, y cayó a su menor nivel desde noviembre de 2020, mientras Shanghái perdió 2,17%. Las pérdidas en Hong Kong fueron aún peores: -3,87%.

Aunque el petróleo y la energía rusas no están directamente sancionados, de momento, ya no encuentran casi compradores, lo que perturba seriamente la oferta mundial.

"A menos de un alto el fuego, no hay nada en perspectiva para frenar" la subida de las cotizaciones del petróleo, indica una nota de National Australia Bank publicada el lunes.

"El alza de los precios del petróleo y de las materias primas va a obligar probablemente a las economías europeas a racionar el consumo y ello va a pesar en la recuperación económica y los beneficios de las empresas en 2022", estima Ipek Ozkardeskaya, analista del banco Swissquote.

Por su lado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) había advertido que una escalada del conflicto en Ucrania tendría consecuencias "devastadoras" a nivel mundial.

"Mientras las perspectivas de crecimiento económico son sombrías, la situación de la inflación es aún peor, ya que los precios de la energía y de las materias primas agrícolas se han disparado desde principios de año, y este cóctel tóxico plantea un enorme problema a los bancos centrales" estima Michael Hewson, analista de CMC Markets.

Los precios de los metales continuaban en efecto subiendo y el aluminio y el cobre registraron este lunes precios históricos. Hacia las 8:00 GMT, la tonelada de aluminio para entrega en tres meses llegó a $4.073,50 en el mercado londinense de metales (London Metal Exchange, LME).

Horas antes, la tonelada de cobre alcanzaba el precio histórico de $10.845, antes de situarse en $10.777 hacia las 08:00 GMT. El precio del níquel no batió su récord de 2007, pero aumentó un 25% situándose en $36.800.

En este contexto los operadores vigilarán el jueves el índice de los precios al consumo en Estados Unidos en febrero y prestarán gran atención a las conclusiones de la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), ese mismo día.

En este contexto de incertidumbre geopolítica en Europa, en el mercado de divisas el euro retrocedía fuertemente ante el dólar, cayendo a 1,0867 dólares (-0,56%).

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.