Por: María Esther Abissi.   23 agosto

El Ministerio de Hacienda anunció este jueves que captará en el mercado local ¢2 billones, lo que representa el doble de lo anunciado para el segundo semestre del 2017 y 60% más de lo proyectado para el primer semestre de este año.

El anuncio se dio en medio de la presentación del Plan de Endeudamiento del segundo semestre del 2018, donde además se aclaró que de los ¢2 billones, ya se han colocado ¢385.000 millones, es decir, el 19,25%.

“La cifra de colocación prevista para estos seis meses es superior a la que hemos proyectado en períodos anteriores por una disminución de los ingresos y las altas necesidades de financiamiento del Gobierno Central, asociadas al déficit y a los vencimientos de los próximos meses”, aseguró Martha Cubillo, Tesorera Nacional.

Coincidentemente, el Banco Central anunció que en lo que resta del año sus necesidades de captación serán mínimas, hecho que en la práctica le facilita las cosas a Hacienda, pues se reducirá el peso de uno de sus competidores por recursos.

La expectativa es que Hacienda logre colocar el 45% del monto en bonos a tasa fija en colones y 30% en bonos a tasa fija en dólares.

Una porción de 15% sería colocada en bonos a tasa variable y 10% se espera colocar en Cero Cupón.

Mauricio Arroyo, subtesorero Nacional, explicó que esperan hacer dos operaciones de canjes con vencimientos del 2018 y 2019 en colones. En dólares, para los bonos con vencimientos a octubre y noviembre del 2018 y mayo y noviembre del 2019.

Pese a la expectativa, la gestión de canjes durante el primer semestre no fue exitosa.

Arroyo afirmó que lograron canjear solo ¢149.000 millones, menos del 50% del monto canjeado en los dos años previos.

Sin embargo, la mayoría de estos canjes se componen de bonos que vencen este mismo año. “Lo que falla en los canjes es la confianza del mercado en el Ministerio” admitió Arroyo.

23/08/2018 Colegio de Ciencias Económicas. Presentación del Plan de Endeudamiento. En la mesa principal, de izquierda a derecha: Bernardita Redondo, Directora División Gestión Activos y Pasivos BCCR; Melvin Quirós, Director General de Crédito Público Ministerio de Hacienda; Rocío Aguilar (en la foto), Ministra de Hacienda; Rodrigo Cubero, Presidente del BCCR; Mauricio Arroyo, Subtesorero Nacional Ministerio de Hacienda y Mario Rojas, Asesor Departamento Análisis y Asesoría Económica BCCR. Foto: Rafael Pacheco
23/08/2018 Colegio de Ciencias Económicas. Presentación del Plan de Endeudamiento. En la mesa principal, de izquierda a derecha: Bernardita Redondo, Directora División Gestión Activos y Pasivos BCCR; Melvin Quirós, Director General de Crédito Público Ministerio de Hacienda; Rocío Aguilar (en la foto), Ministra de Hacienda; Rodrigo Cubero, Presidente del BCCR; Mauricio Arroyo, Subtesorero Nacional Ministerio de Hacienda y Mario Rojas, Asesor Departamento Análisis y Asesoría Económica BCCR. Foto: Rafael Pacheco

Respecto al plazo, el 39% de lo colocado en el primer semestre se vence a un plazo mayor de cinco años y el 24% se vence a un plazo de un año.

En este período se había anunciado que Hacienda captaría ¢1,2 billones, sin embargo, superaron un 50% el monto anunciado, para un total de ¢1,8 billones.

La estrategia de Hacienda en el primer semestre fue de colocar la mayoría de sus recursos, entre 35% y 45% en tasa fija en colones, pero lograron colocar un 38%.

Aunque para la Tesorería la meta es que los vencimientos anuales no superen el 12% del total, en el 2018 se acumuló 14,88% y para el 2019 se espera 13,6%.

El mercado no está convencido de si tendrá la capacidad de absorber tal cantidad.

Según José Miguel Grillo, coordinador de Negocios de Mercado de Valores, la Tesorería se queda sin tiempo para captar y los meses siguientes se caracterizan por ser los más ‘secos’ de liquidez en el mercado, porque muchas empresas sacan fondos para pago de aguinaldos o dividendos, entre otras responsabilidades.

“En el mercado secundario hay mucha oferta de títulos, pero poca demanda. Estaban sacando colocaciones a tasas muy altas, pero no están logrando colocar, pareciera que ese recurso ya se les agotó”, agregó.

Para Grillo, si se analiza el comportamiento del mercado en las últimas semanas, ya no hay capacidad para absorber más bonos, a menos que sea al muy corto plazo, donde a Hacienda no le funcionaría financiarse porque eso implicaría hacer canjes pronto o pagar vencimientos.

Por su parte, Emmanuel Agüero, especialista de Análisis Económico de Aldesa, concuerda con que el monto sorprendió al mercado y es demasiado optimista.

Aún así, el que el Banco Central se haga a un lado es una gran oportunidad para que Hacienda aproveche y tome esos recursos, sin pensar que esto sea suficiente para los grandes requerimientos de dinero del Gobierno.

El que Hacienda logre la meta, dependerá en su mayoría de cómo avance la reforma fiscal.

En un inicio se habló de dos escenarios, uno con reforma y otro sin ella. Sin embargo, un tercer camino salió a la luz recientemente y se trata de la posibilidad de que existe una reforma pero con exoneraciones que vas más allá de lo esperado por Hacienda.

Esto, según Agüero, se traduciría en un mercado un tanto más optimista pero que mantiene un grado de cautela.

Los datos del Central

El Banco Central anunció durante la presentación que no saldría al mercado a hacer grandes subastas, a lo que llamó una ‘feliz coincidencia’ que le permitiría a Hacienda realizar mayores captaciones en el mercado.

Bernardita Redondo, directora de la División de Activos y Pasivo del Banco Central (BCCR), explicó que ya en los primeros siete meses del año se logró colocar el 86% del total anunciado para todo el año.

"A julio se colocaron ¢357.000 millones, la demanda de dinero se reduce y la colocación es menor. Esta es la tercera vez que anunciamos una reducción importante en la demanda de colocación del Banco Central", afirmó Redondo.

Esto no incluye el efecto de las operaciones cambiarias que requiera el Central durante el segundo semestre.

Entre agosto y diciembre, la autoridad monetaria solo requerirá ¢25.000 millones.

El monto será dividido en cinco colocaciones (incluyendo la de agosto) de ¢5.000 cada una.

"Queremos que el mercado sea quien haga la propuesta de tasa, por lo que no vamos a publicar precio ni tasa", explicó Bernardita Redondo del Banco Central. Foto: Rafael Pacheco.

Estas colocaciones continuarán centradas a dos años, como lo ha hecho el BCCR en las últimas ocasiones con el instrumento BCFija con vencimientos al 2020.

"Queremos que el mercado sea quien haga la propuesta de tasa, por lo que no vamos a publicar precio ni tasa", explicó Redondo.

La autoridad monetaria mantendrá otros mecanismos de gestión como canjes, subastas inversas y mercado secundario.

Colaboró la periodista María Fernanda Cisneros.

Esta nota fue modificada posterior a su publicación con las declaraciones de los especialistas.