Finanzas

Ministro de Hacienda: “Aún nos queda espacio para seguir bajando rendimientos”

La entidad busca inscribir nuevos instrumentos en el corto plazo para mejorar la tasas de colocación y aumentar la liquidez en el mercado primario y secundario

El ministro de Hacienda, Elian Villegas y el viceministro de egresos Isaac Castro, aseguraron que el mercado está anuente a seguir bajando rendimientos por lo que esta cartera seguirá trabajando en instrumentos que le permita mejorar la condiciones en el mercado.

Asimismo, pretenden inscribir nuevos instrumentos para aumentar la liquidez del mercado primario y secundario como estrategia de mayor captación de recursos.

El Financiero realizó una entrevista al Villegas y Castro. A continuación un extracto de la entrevista

  • ¿Qué busca Hacienda con la inscripción de nuevos instrumentos a largo plazo? ¿Cómo mejorarían el perfil de deuda estos nuevos instrumentos y qué beneficios ofrecen frente a otro tipo de títulos?

EV: Bueno, nosotros como emisor propiamente hemos venido incrementando la cantidad de tasa fija que hemos estado colocando, este es un momento donde nosotros hemos venido bajando la curva, y desde ese punto de vista, si podemos fijar la tasa, si podemos fijar nuestro costo hacia el futuro con un costo que consideramos razonable, eso nos genera una ventaja en el mediano y largo plazo.

Si nosotros estuviéramos colocando mucho tasa ajustable y esa tasa se nos revierte en el en el mediano y en el largo, entonces vamos a tener un costo mucho más alto en el futuro.

En este momento nosotros lo que hacemos es definir la tasa y a partir de esa definición estamos asegurando ese costo y hacia adelante. Así es que desde el punto de vista del emisor, lo que estamos haciendo es aprovechar un momento donde las tasas están bajando y donde nos podamos asegurar que de mediano y largo plazo tengamos un costo mucho más bajo en lo que es el pago por el servicio de la deuda.

  • En la conferencia de presentación del plan de endeudamiento aseguraron que van a seguir trabajando para mejorar el perfil de la deuda en términos de rendimientos ¿Qué tanto espacio tiene el ministerio para seguir disminuyendo los intereses? ¿Hasta qué punto va a dejar de ser atractivo para los inversionistas?

Elian Villegas (EV): Cuando uno observa, por ejemplo, la subasta que nosotros tuvimos la semana pasada, donde prácticamente llegamos casi al medio billón de colones en ofertas y donde dejamos por fuera un 45%, uno se da cuenta de que todavía existe mucho espacio, porque hay suficiente liquidez de mercado y tiene apetito por el riesgo del Ministerio de Hacienda.

Tenemos un sector financiero que me parece que ha hecho una lectura correcta de cuál es la situación del país y de cuál es el papel que pueden jugar dentro de lo que es el ajuste fiscal. A partir de ahí tiene una seguridad importante en que el riesgo de Hacienda es un riesgo que puede manejar.

Espacio todavía queda y me parece que es algo en lo que todavía podemos seguir avanzando. Será el mismo mercado el que irá dando las pautas de en qué momento podríamos tener que frenar.

Vamos a seguir colocando y bajando tasas sin generar una situación crítica para el Ministerio de Hacienda, sino siempre manteniendo el flujo de caja necesario, puedo garantizar que cuando llegamos acá, en junio del 2020 a hoy, 16 de agosto de 2021, la situación de caja es absolutamente distinta.

Con una situación de caja favorable, con una situación de liquidez manifestándose en las subastas positivamente, yo creo que nos corresponde seguir empujando las tasas para poder llevarlas todavía mucho más abajo.

  • ¿Qué implica colocaciones a tasas más bajas para Hacienda?

EV: Yo no me aventuraría tanto a decirle qué es mucho más bajo, porque evidentemente yo quisiera poder colocar a la tasa del tesoro de Estados Unidos, pero yo sé que nuestra economía es distinta y eso no es posible.

Vamos a seguir en ese esfuerzo, dentro del mercado. Nosotros lo que hemos venido es trabajando con un esquema de cambio de condiciones de la deuda dentro del mercado.

¿Hasta dónde van a llegar las tasas? Bueno, va a ser una relación conjunta entre el Ministerio de Hacienda como emisor, y el mercado financiero como comprador.

Tanto en colones como en dólares aún nos queda espacio para seguir bajando rendimientos

Isaac Castro (IC): La mejora incluso va a ir acompañada conforme se vayan consolidando en los resultados de cifras fiscales.

Si se mira en términos de la consolidación del programa de ajuste fiscal que está trazado, si eso se va cumpliendo se van a ir logrando dos aspectos que se vuelven relevantes. Uno es el tema de que se va mejorando en el perfil y gestión de la deuda pública. Y eso tiene que ir relacionado con la mejora de la percepción del riesgo del emisor.

Entonces, si el programa se va consolidando y vamos haciendo una mejor gestión de deuda pública, en automático se va conduciendo una mejora en el perfil de riesgo del emisor.

Se trata sobre la percepción del riesgo que tienen los inversores, no sólo las calificadoras de riesgo, sino los inversores. Los inversores anticipan mucho más rápido la opinión de las calificadoras y al descontar de manera más rápida la opinión de las calificadoras, si nosotros vamos mejorando la percepción del riesgo del emisor eso se traduce en menores primas de exigibilidad sobre los instrumentos y entonces eso abre un espacio para que la curva se desplace buscándola de los pares de aquellos países que son mejor percibidos por la comunidad inversora.

  • ¿La confianza es el resultado del crédito con el Fondo Monetario Internacional?

IC: En realidad es una combinación, digamos, de tres elementos. En la ruta fiscal que nosotros tenemos acordada hay un componente de control de contención del gasto, un componente de recursos frescos, que depende enteramente de la Asamblea Legislativa, y de una gestión de la deuda pública.

La primera y la tercera son total discrecionalidad del Ministerio de Hacienda. Más que depender de un desembolso de crédito, que es muy importante, aquí lo que más se hace se vuelve relevante, es ver con qué velocidad se van haciendo las gestiones (las que son responsabilidad de Hacienda).

Hay un componente de gestión de la deuda que no es enteramente responsabilidad de Hacienda, sino que depende de la aprobación en la Asamblea Legislativa.

Entonces, dentro de los tres ejes estratégicos de ajuste, nosotros tenemos acciones que son enteramente responsables de nosotros y acciones que son de terceros. Si a nosotros no nos acompañaran con las acciones legislativas, el proceso de mejora en el mercado de público sería mucho más rápido.

  • Tesorería aseguró que desde el Ministerio se trabaja en una mesa de trabajo de Sugeval un proyecto de ley de promoción y apertura del mercado de deuda pública interna; ¿qué cambiaría este proyecto? ¿Estaría listo (el proyecto) antes de que concluya esta administración?

IC: Nosotros en realidad vamos con dos iniciativas que se complementan.

La primera es este programa de creadores de mercado. Ese programa de creadores de mercado lo que implica es un compromiso de las grandes tesorerías del país para convertirse en facilitadores de las operaciones relacionadas con títulos valores. Que pudiéramos tener cotización permanente sobre los instrumentos de referencia que nosotros acordaríamos con el sector interesado, es para que siempre podamos tener precios de compra y precios de venta.

Implica modificaciones de carácter microestructural en el mercado e implica una forma diferente de organizar el mercado de deuda pública, porque requiere la articulación del mercado primario con el secundario, aspecto que ya hemos venido tratando de incorporar las mejores prácticas y las recomendaciones que durante años anteriores han dado los organismos multilaterales con respecto a cómo vincular el mercado primario con el mercado secundario.

Pero ahora hay un esfuerzo que es este profundizar la liquidez con la que se negocia la deuda pública. Eso implica no sólo trabajar en los temas del mercado primario, que son muy importantes, sino cómo se vincula de mejor manera con el mercado secundario.

¿Eso qué implica? Aspectos regulatorios para las entidades que van a participar en el programa, implica modificaciones de aspectos operativos de modelo de negocio tanto de Hacienda como de las entidades que fungirán como creadoras de mercado, además implica un cambio muy importante en las infraestructuras de mercado.

Eso requiere entonces que tengamos que hacer una revisión transversal y eso es parte de la gestión de deuda pública acordada con el Fondo Monetario Internacional, en donde precisamente lo que se pretende es que nosotros podamos mejorar los mercados en los que se negocia la deuda.

Eso se complementa con la otra iniciativa de abrir o eliminar las transacciones de inversionistas transfronterizos, estamos tratando de complementar las iniciativas.

El manejo de la gestión de deuda pública se convierte en un elemento central porque manejamos un stock de deuda muy alto. Entonces tenemos que disminuir sustancialmente el riesgo refinanciamiento y el riesgo de liquidez de la deuda.

Esa la razón que a nosotros nos interesa, que se aumente la deseabilidad de nuestros instrumentos y la manera de aumentar la deseabilidad es que la liquidez de la deuda pública sea más alta. De forma tal de que si alguien entra hoy a comprar un instrumento, tenga la certeza de que es fácilmente realizable o fácilmente disponible.

  • El monto por vencer se acerca a los ¢766.341 millones; ¿se podrán enfrentar estos vencimientos con recursos que tiene la institución? ¿o qué estrategia se seguirá?

EV: Cuando hablamos de los recursos nosotros tenemos una condición de flujo de caja mucho mejor de la que podríamos haber tenido históricamente. Digamos que es una situación idónea en la que estamos.

No se estila que se tengan en caja sumas tan grandes como las que se requieren para pagar todos estos bonos, sino que es parte de lo que hay que ir haciendo de aquí hasta final de año, tanto con las subastas como con los mismos impuestos.

Nosotros estimamos que la situación de flujo de caja de aquí a final de año está bastante controlada precisamente por las condiciones de mercado, porque muchas de esas emisiones incluso se renuevan, así es que desde ese punto de vista, nosotros no consideramos que exista un riesgo importante asociado a los vencimientos que tenemos hacia futuro.

Tanto para lo que es en este momento como incluso el 2022, ya hemos trabajado por medio del mecanismo de canje en las subastas.

  • ¿No hay presiones entonces?

EV: No. Yo diría que no hay presiones de ese tipo y yo creo que es una situación que es bastante manejable para nosotros. Eso no significa que toda la situación fiscal esté perfectamente, sino que lo que estamos hablando aquí ha sido un tema de flujo de caja

Pero a su pregunta concreta en el corto plazo, en lo que tiene que ver en los meses que van de aquí a diciembre con los pagos de intereses que tenemos es una situación bastante controlada.

Para el próximo tenemos vencimientos arriba de los ¢2 billones. Son cifras importantes cuando usted suma eso más los intereses, estamos hablando de más de ¢4 billones.

Eso es muchísimo dinero. Sin embargo teniendo muy presente la importancia de seguir con el plan de ajuste fiscal para reducir el stock de la deuda, si se sigue la senda trazada para el ajuste fiscal, con el Fondo Monetario Internacional, no tendría que presentarse un problema en lo que tiene que ver propiamente con el pago, tanto de amortizaciones como intereses de la deuda, ni en esta parte del año ni en el 2022. Hay un hoja de ruta trazada y hay que seguirla.

  • ¿Cómo considera que queda el escenario fiscal para el próximo Gobierno?

EV: Creo que el mayor reto que va a tener en el nuevo gobierno, cualquiera que sea, es ser tan estricto en lo que tiene que ver con el gasto público como lo hemos sido nosotros. Si el próximo Gobierno afloja en el tema del gasto público le haría un gran daño al país.

Por eso es fundamental que el próximo Gobierno tenga la responsabilidad fiscal que hemos tenido nosotros en el tema del gasto público y que se adhiera absolutamente a eso. Y esa responsabilidad fiscal está estructurada bajo el mandato de la Ley 9635 y en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

IC: Ese aspecto nosotros lo hemos dejado marcado en el marco fiscal de mediano plazo.

Dos terceras partes del acuerdo implican medidas por el lado del gasto. Y esas dos terceras partes están mapeadas en ese marco fiscal general plazo que son proyecciones financieras que Hacienda está dejando y que le quedarían a la futura administración.

Lo que lo que se le está dejando a la próxima administración es cuáles son los límites proyectados o de los cuales se tiene que administrar la Hacienda Pública. De forma tal de que se le pueda decir a la sociedad costarricense ¿cuáles son los límites que tiene que tener el país para alcanzar esa responsabilidad fiscal?

Y ese es un marco de referencia que le va a servir a los futuros administradores de la Hacienda Pública para saber cuál es el compromiso que tienen que tener con el tema de responsabilidad fiscal.

Andrea Hidalgo

Andrea Hidalgo

Periodista de la sección de Finanzas y Negocios de El Financiero. Licenciada en Periodismo Social. Excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.