Finanzas

Pensiones voluntarias han aumentado en menos de 17.000 afiliados en los últimos cinco años

Los planes voluntarios permiten robustecer los recursos que se obtendrán en el periodo de retiro

Pese a que desde hace 25 años se cuenta con la opción de acceder a planes voluntarios de pensión, la opción no es ampliamente utilizada en la actualidad si se comparan los datos de las cuentas activas de este tipo de ahorro con otros regímenes y el crecimiento que ha tenido la cantidad de afiliados en los últimos años no supera las 17.000 cuentas; incluso en el 2020 disminuyó.

El volumen de personas afiliadas aumentó únicamente en 16.595 cuentas si se comparan los datos de marzo del 2016 con los de marzo del 2021, según las estadísticas de la Superintendencia de Pensiones (Supén).

Según la información de esta entidad, al 31 de marzo de 2021 existían 161.720 cuentas activas (afiliados) en los fondos de pensiones voluntarias. El activo neto administrado a esa fecha era de ¢484.885 millones. No obstante, en marzo del 2020 la cantidad de afiliados era ligeramente mayor: 161.994.

Además, si se comparan la cantidad de afiliados reportados en marzo del 2021 con la cantidad de cuentas que realizaron un aporte dicho mes, los números muestra una disociación: únicamente 64.264 cuentas generaron un aporte en el tercer mes de este año.

Un plan voluntario de pensiones permite complementar la pensión que se obtendrá de sumar la pensión otorgada por el régimen básico de pensiones y la del régimen obligatorio de pensiones (ROP). Este tipo de régimen voluntario inició en el año 1995 con la promulgación de la Ley del Régimen Privado de Pensiones Complementarias (N° 7.523).

Rocío Aguilar, superintendente de pensiones, aseguró que en el país existe poco impulso a este tipo de ahorro y un desconocimiento de las ventajas para los afiliados con este tipo de contratos.

Por otro lado, si la cantidad de cuentas activas en el régimen voluntario de pensión se comparan con la cantidad de afiliados de otros regímenes, los números son considerablemente distantes. Por ejemplo, a marzo del 2021 los afiliados al Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP) eran 2.815.508, mientras que los aportantes a marzo de dicho régimen fueron 1.204.304 personas.

La superintendente recalcó que las pensiones voluntarias se vuelven aún más relevantes para los trabajadores independientes, que no recibirán el porcentaje de pensión provenientes del ROP.

Tanto Aguilar como el gerente general de la operadora Vida Plena, Alejandro Solórzano, señalaron que es necesario reforzar la educación previsional para aumentar la conciencia de la necesidad de un ahorro para la jubilación.

Solórzano recalcó que muchas personas desconocen cuánto recibirán de pensión con los regímenes obligatorios y cuál es el monto necesario para mantener el estilo de vida al que acostumbran, lo que genera que no exista preocupación o consciencia sobre la necesidad de otras fuentes de ahorro.

Cualquier persona mayor de 15 años puede acceder a un plan de pensión voluntaria, ya sea asalariada, independiente o que no trabaje de forma remunerada. El aporte con el que se puede iniciar un plan voluntario va desde los ¢5.000, si se tratara de una cuenta en colones.

El monto también dependerá de la expectativa y necesidad que tenga el afiliado, por lo que las operadoras ofrecen asesoría para definir las características del plan.

Menores activos

El poco volumen de cuentas de pensiones voluntarias se nota directamente en el activo neto si se compara con otros regímenes. Además, en este caso una persona podría tener más de una cuenta activa, como no sucede en otros regímenes.

Si los activos netos se comparan con el del Régimen Obligatorio de Pensiones (ROP), por ejemplo, el fondo administrado por pensiones voluntarias representa únicamente un 5,8%, ya que al 31 de marzo el ROP contaba con un activo neto de ¢8,3 billones.

Si los activos se comparan con los del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM), cuyos afiliados alcanzan el 1.343.911 de personas, el activo de las pensiones voluntarias significan un 15,6%.

Varios administradores

Actualmente, existen cinco operadoras (de un total de seis) autorizadas para ofrecer un plan de pensión voluntaria. En el caso de la operadora de la CCSS, ofrece una propuesta distinta y facilitan el ahorro voluntario para el fondo ROPC; no un plan de pensión voluntaria en sí.

“Es un ahorro adicional para un fin específico: construir una mejor pensión complementaria; no tiene la tentación de un retiro anticipado como sí lo tienen los planes voluntarios”, comunicó en una respuesta la OPC-CCSS.

De acuerdo con los datos de cada operadora, BN Pensiones cuenta con poco más de 58.200 personas con un fondo de pensión activo mientras que Popular Pensiones cuenta con casi 50.500 cuentas activas y el BCR Pensiones administra más 15.000. Vida Plena, por su parte, posee más de 9.000 cuentas activas y BAC Pensiones alrededor de 8.000.

Sobre la desacumulación de los planes voluntarios de pensiones, tienen la característica de que las personas pueden hacer retiros anticipados una vez que ya se haya cumplido con 66 cuotas, como mínimo.

“Se trata de un producto de menor plazo que el ROP, en el cual el trabajador puede optar por hacer retiros parciales o totales una vez cumplidas dichas características. Casi el 100% de los afiliados que desean realizar retiros de recursos, optan por hacer retiros parciales o totales del saldo acumulado, y muy pocos solicitan los recursos a través de una mensualidad”, comentó Róger Porras, gerente general de Popular Pensiones.

En el caso de Vida Plena, por ejemplo, desde el 2005 hay afiliados que han retirado sus planes voluntarios.

“Se debe recordar que este es un producto que se creó con el fin de que las personas lo retiren cuando se jubilan o están cercanos a jubilarse, por lo cual, si el afiliado lo retira cuando tiene 57 años o más o se jubila, tendrá derecho a otros beneficios como la exoneración fiscal”, comentó Solórzano.

Paula Umaña

Periodista de Finanzas. Graduada de Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.