Por: Andrea Hidalgo.   20 febrero
El viceministro de Hacienda asegura que uno de los objetivos es mantener la reducción de gasto para alivianar la presión sobre las finanzas públicas. Foto: Shutterstock
El viceministro de Hacienda asegura que uno de los objetivos es mantener la reducción de gasto para alivianar la presión sobre las finanzas públicas. Foto: Shutterstock

Las transferencias corrientes cerraron el 2020 con una reducción del 8,6%, esta contracción permitió que el déficit financiero fuera un punto porcentual (p.p.) por debajo de lo proyectado.

El Ministerio de Hacienda aseguró que esto responde a un esfuerzo por generar una disminución de gastos. Sin embargo, al desagregar los datos algunas erogaciones corresponden a situaciones temporales y principalmente al efecto de la pandemia.

Hacienda brindó a EF los diferentes rubros contemplados en presupuestos ordinarios y extraordinarios durante el pasado 2020 para el Gobierno Central.

De acuerdo con la información compartida por la entidad, existen dos rubros que se mantienen constantes o disminuyen en todas las instituciones, las cuales son las prestaciones legales y un reglón clasificado como otras prestaciones dentro del cual se consignan indemnizaciones y reintegros o devoluciones.

Ante la consulta, el viceministro de egresos Isaac Castro aseguró que esto obedece a la aplicación de la responsabilidad fiscal establecida en el Título IV de la Ley 9635, Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

“Este menor giro aplicado en 2020, es producto de que la razón deuda/PIB supera el 60%, y que por ende, es un aspecto al que tiene que darse continuidad en la ejecución de los próximos años en materia de presupuesto nacional”, explicó Castro.

El viceministro advirtió que este es un esfuerzo que desean mantener en el tiempo y que ‘todo el universo de las transferencias corrientes estarán dentro de la reducción, conforme al artículo 1 del Decreto 42798-H’.

Asimismo el jerarca aclaró que aunque para el cierre del año pasado hubo reducción de ciertos rubros, lo cual tratarán de mantenerlo inclusive para las próximas administraciones, pues esto le quitará presiones sobre las finanzas públicas.

Castro también aclaró que entre las excepciones de reducción están las subpartidas de gasto referentes a contribuciones sociales, derivados de la ejecución de las remuneraciones, así como de las pensiones con cargo al Presupuesto Nacional, para el conjunto de los órganos del Gobierno de la República.

También se excluyeron los gastos de reintegros y devoluciones para el Ministerio de Hacienda, y lo asociado a aquellas al pago de obligaciones contractuales que los órganos del Gobierno de la República.

Por instituciones

Además de las excepciones comentadas por Castro, al observar detalladamente los ahorros por institución queda en evidencia que para el 2020 la entidad a la que se le aprobó el mayor presupuesto fue al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, pero también tuvo un alto porcentaje de ahorro.

A diferencia de otros años, el Gobierno respondió a las familias en riesgo por la COVID-19 con ayudas mediante la aprobación de presupuestos extraordinarios.

No obstante, fue el reglón de fondos de desarrollo social y asignaciones donde se presentó el mayor ahorro, de manera tal que el presupuesto aprobado para este rubro fue de ¢204.743 millones, pero la institución solo gastó ¢184,743 millones. Esto ocasionó un ahorro de ¢20.000 millones.

El segundo y tercer presupuesto más grande fue el del Ministerio de Educación Pública y el de la Asamblea Legislativa respectivamente. En ambas instituciones el ahorro de gasto no fue significativo, a pesar de estar entre las cinco instituciones con mayor presupuesto el ahorro de ambas fue de tan solo 2,8%.

Dentro del Ministerio de Educación Pública los rubros que presentaron una mayor reducción fueron el Fondo Nacional de Becas y el Instituto Mixto de Ayuda Social.

Por otra parte en la Asamblea Legistativa solo uno de los 11 rubros muestra una reducción, las indemnizaciones.

Por porcentajes el Poder Judicial, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes, el régimen de pensiones, y el ministerio de Vivienda y Urbanismo fueron las entidades que presentaron el mayor porcentaje de ahorro.

De acuerdo a los datos proporcionados por el Ministerio de Hacienda las ‘partidas específicas’ representaron un ahorro del 100%, es decir, que del presupuesto aprobado no se retiró nada. En este rubro están incluidas municipalidades de zonas rurales.

Este medio de comunicación le preguntó al viceministro de Hacienda mediante un correo electrónico sobre la razón del comportamiento de este rubro. Sin embargo, a cierre de esta edición no había recibido respuesta.

Colaboró el periodista Manuel Avendaño