Por: María Fernanda Cisneros.   Hace 6 días
Scotiabank de Costa Rica, S.A. asumió una condición de fiduciario del Fideicomiso para la emisión de Bonos Altara El Tucano-Scotiabank de Costa Rica-2012. Fotos: Edgar Chinchilla
Scotiabank de Costa Rica, S.A. asumió una condición de fiduciario del Fideicomiso para la emisión de Bonos Altara El Tucano-Scotiabank de Costa Rica-2012. Fotos: Edgar Chinchilla

Scotiabank deberá pagar ¢83.468.000 millones, luego de que la Superintendencia General de Valores (Sugeval) lo multara por incumplimientos en sus funciones como fiduciario del Fideicomiso para la emisión de Bonos Altara El Tucano - Scotiabank de Costa Rica - 2012.

La sanción fue dada a conocer mediante un hecho relevante y se une a la multa por ¢144 millones dictada a BCR Valores por el mismo caso.

Sugeval resolvió el caso de Scotiabank en agosto del 2016 pero fue confirmado por el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, en la sesión celebrada el 6 de noviembre del 2018. Ahora la sanción quedó en firme.

Este fideicomiso nació para financiar la adquisición del hotel Altara El Tucano Resort, en San Carlos de Alajuela, pero desde su primera colocación fue señalado por supuestas infracciones.

Mediante este instrumento se emitieron $7 millones en bonos hace seis años, y desde entonces iniciaron procesos en contra de varias figuras dentro del fideicomiso.

La Superintendencia General de Valores (Sugeval) fue la encargada de dar curso a procedimientos administrativos sancionatorios en contra de Scotiabank, como fiduciario y de BCR Valores Puesto de Bolsa, así como de algunos agentes de bolsa.

Ambas resoluciones salieron a la luz pública hasta hace poco tiempo, mediante hechos relevantes. La más reciente fue la de Scotiabank.

La Sugeval señaló a Scotiabank como responsable de haber incumplido su obligación de informar a los inversionistas y revelar al mercado sobre los hechos y decisiones en torno a los compromisos del Fideicomiso. La multa por esta falta es de ¢75.880.000.

En específico sobre la deficiente evolución de las ventas de las membresías del proyecto Club Altara El Tucano, la firma del contrato de comercialización de las membresías con un tercero y el incumplimiento de los pagos pactados con la empresa comercializadora. Estos factores incidieron en la cesación de pagos por parte del fideicomiso, explicó el hecho relevante.

Además, según la Sugeval, Scotiabank omitió la revelación en las notas de sus estados financieros, sobre la existencia de una “incertidumbre significativa” que afectaba la capacidad del fideicomiso para continuar su operación. Por este hecho, deberá pagar ¢7.588.000.

El banco indicó a EF que “Scotiabank está comprometido a seguir todas las leyes y reglamentos vigentes en los países en que estamos presentes, y respeta los procesos establecidos por las autoridades".

"Este tipo de temas son atendidos con la seriedad y responsabilidad que se merecen. En estos momentos estudiamos la resolución a fondo, con el fin de valorar futuras alternativas de acción”, añadió.