Por: María Esther Abissi.   8 febrero

La entidad financiera Scotiabank anunció hoy la venta de sus operaciones de banca y seguros en El Salvador a Imperia Continental, el principal accionista del Banco Cuscatlán y de Seguros e Inversiones SISA en El Salvador.

Scotiabank informó que venderá sus operaciones de banca y seguros en El Salvador. Imagen de caracter ilustrativo. (Fotografia: John Durán)
Scotiabank informó que venderá sus operaciones de banca y seguros en El Salvador. Imagen de caracter ilustrativo. (Fotografia: John Durán)

El acuerdo, que debe ser sometido aún a aprobación regulatoria, obedece a la estrategia de Scotiabank de enfocarse en los mercados clave que pueden generar mayor escala para el Banco.

Se estima que la transacción generará una pérdida después de impuestos de aproximadamente $170 millones, que representa el valor el libros de la plusvalía relacionada con los negocios.

“Esta transacción con Imperia es lo más conveniente para los intereses de nuestros clientes, empleados y accionistas. Tenemos la confianza de que Imperia estará en buena disposición para continuar impulsando el crecimiento de los negocios”, comentó Ignacio Deschamps, director de Grupo, Banca Internacional y Transformación digital de Scotiabank.

Contablemente la perdida será registrada en el segundo trimestre de este año.

Scotiabank informó que, al finalizar la transacción, el coeficiente de capital del Banco se incrementará en seis puntos base.

La transacción se realiza después del anuncio de la venta de las operaciones de Scotiabank en nueve países del Caribe y sus operaciones de seguros de vida en Jamaica y Trinidad y Tobago en noviembre del año pasado.

La entidad financiera prevé que el impacto acumulado de las transacciones genere una ganancia neta de $250 millones después de impuestos y aumente el coeficiente de capital en aproximadamente 25 puntos base.

En julio del 2015 Scotiabank Costa Rica anunció la compra de la banca personal y comercial de Citigroup en Panamá y Costa Rica, una operación que triplicaría la base de clientes de Scotiabank en los dos países, llevándola de 137.000 a 387.000.