Por: Paula Umaña.   7 junio
Una de las recomendaciones para mejorar las finanzas personales y evitar altos niveles de endeudamiento es trabajar en un presupuesto familiar. Foto: Shutterstock.
Una de las recomendaciones para mejorar las finanzas personales y evitar altos niveles de endeudamiento es trabajar en un presupuesto familiar. Foto: Shutterstock.

La alteración de los hábitos laborales que surgió con la llegada del teletrabajo al país tiene un efecto directo en los ingresos y gastos de la casa: comidas fuera, pasajes o la gasolina son gastos que disminuyeron, mientras algunos otros como los de consumo de agua o electricidad es posible que hayan aumentado.

Para que estos cambios no afecten de forma negativa la economía del hogar, es recomendable elaborar un plan sencillo y realizable del presupuesto.

El director de la Oficina del Consumidor Financiero, Danilo Montero, destacó que realizar un presupuesto colabora a evitar gastos innecesarios y la obtención de deudas así como a programar los pagos obligatorios como el un alquiler o un préstamo.

Parte de lo que recomendó el director de la OFC es no incluir ingresos que aún no estén asegurados, como una posible venta, el cálculo de propinas o el gane de algún premio, por ejemplo. El planeamiento tanto de los ingresos como de los gastos debe ser lo más honesto posible y, por lo menos, para tres meses hacia adelante.

Si luego de realizar el presupuesto con todos los gastos mensuales o quincenales sobró dinero, lo recomendable es ahorrarlo para hacerle frente a situaciones adversas que puedan generarse o llevar a cabo planes de consumo, y no tener que recurrir a más préstamos en caso de ya contar con alguno. Asimismo, es importante añadir las cuotas de los créditos con los que se cuente y no acumular más intereses.

Hacer presupuestos es un hábito, que se logra con la práctica y la honestidad necesaria para visualizar los ingresos y los gastos a futuro. ¡Recuerde incluir todos los gastos que no pueden posponerse! Y además, si recibe el salario en dos tractos (de manera quincenal) sopese los gastos mensuales, para salir sin apuros.

Finanzas personales

Además de realizar un presupuesto, estos son algunos consejos prácticos brindados por Davivienda para el buen manejo de las finanzas personales:

1. Realice el presupuesto en familia, con la participación de todos los miembros. Si los números están en rojo, busque la forma de explicarle a los hijos que se debe tomar un plan de acción, sin que esto genere estrés en ellos.

2. Sea disciplinado para cumplir el plan.

3. Revise el presupuesto periódicamente, ya sea de manera quincenal o mensual.

4. Asignen tareas de ahorro para cada miembro de la familia como, por ejemplo: cuidar los útiles, llevar almuerzo de la casa, ahorrar electricidad, etcétera. Se trata de buscar la forma en que cada uno pueda aportar.

5. Antes de cualquier compra, reflexionar si realmente es necesario.

6. Intente ahorrar: no importa el monto, se puede empezar por una cantidad pequeña. Este hábito le va a permitir mejorar la situación financiera.

7. Si necesita apoyo financiero, busque una entidad regulada en el país.

8. Si va a solicitar un préstamo, pida el dinero que realmente necesita.

9. Si tiene tarjeta de crédito aproveche los beneficios del plan de lealtad. Si no los conoce pregunte.

10. Si tiene créditos trate de vincularlos con un seguro de desempleo.

11. Saber identificar cuáles gastos son indispensables, periódicos o controlables, puede ayudar a hacer un uso más racional del dinero.

“Ser disciplinado y vivir con lo que se recibe es fundamental. Es necesario que la familia se comprometa a respetar el presupuesto acordado, y por eso es importante que todos participen en su elaboración. También es importante revisarlo semanal, quincenal o mensualmente, de acuerdo con la periodicidad de los ingresos”, comentó Leticia Arguedas, gerente de mercadeo de Davivienda.