Por: Paula Umaña.   19 febrero
Los comercios implementaron el Sinpe Móvil como forma de pago, que se fortaleció durante la pandemia ante la necesidad de mayores protocolos sanitarios y minimizar el contacto con efectivo o tarjetas. Foto: John Durán.
Los comercios implementaron el Sinpe Móvil como forma de pago, que se fortaleció durante la pandemia ante la necesidad de mayores protocolos sanitarios y minimizar el contacto con efectivo o tarjetas. Foto: John Durán.

Con la llegada de la pandemia por COVID-19 al país el uso de Sinpe Móvil se fortaleció. La herramienta creada por el Banco Central de Costa Rica (BCCR) para el envío y recepción de dinero desde el teléfono celular vía mensajes de SMS o aplicaciones bancarias, movilizó poco más de ¢1 billón en el 2020, en comparación con los ¢119,200 millones registrados en el 2019.

El crecimiento anual en este apartado fue de 742%.

Asimismo, liquidó el año pasado un total de 55.019.299 de transacciones. Esto significa un crecimiento de 787% comparado con las 6.204.518 de transacciones ejecutadas en el 2019.

El 33% de las transferencias (18,1 millones) se realizaron entre cuentas de clientes que pertenecen a la misma entidad financiera (intrabancarias), mientras el restante 67% (36,9 millones) se realizaron entre cuentas de distintas entidades financieras (interbancarias).

Como resultado de esta actividad, Sinpe Móvil se convirtió en el servicio con la mayor transaccionalidad anual desde la puesta en operación de la plataforma del Sinpe.

Pandemia aceleró su uso

“Las medidas sanitarias adoptadas contra el COVID-19 durante el 2020, tales como cierres de comercios, reducciones de jornadas y adopción de teletrabajo, generaron un cambio en la dinámica de consumo y pago de la población costarricense, adoptando en muchos casos un modelo no presencial para la adquisición de bienes y servicios”, comentó Carlos Melegatti, director de la división sistema de pagos del BCCR.

Según el Central, el crecimiento observado también se ve influenciado por el proceso de bancarización que se realiza en el país, pues el 82% de la población de 18 años o más, cuenta con al menos una cuenta de fondos abierta en el sistema financiero formal.

Actualmente, el Sinpe Móvil cuenta con más de 2,3 millones de clientes inscritos y se utiliza el servicio en 24 entidades financieras.

“Los esfuerzos realizados por el Banco Central, con la colaboración del sistema bancario nacional, para dotar al país de un sistema de pagos seguro y eficiente mediante la profundización de medios electrónicos de pago, han permitido la gradual reducción del uso del efectivo y la expansión de la inclusión financiera de la población. En tiempos de pandemia, estos esfuerzos también han permitido a la población costarricense proteger su salud mediante medios de pago ágiles, seguros e higiénicos”, agregó Rodrigo Cubero, presidente del Banco Central.