Por: Manuel Avendaño Arce.   19 febrero
Forex es el mercado desregulado más líquido del mundo, mueve más de $6,6 billones al día. Fotografía: Shutterstock.
Forex es el mercado desregulado más líquido del mundo, mueve más de $6,6 billones al día. Fotografía: Shutterstock.

Forex no es un producto que usted puede comprar o vender −como un par de zapatos−, tampoco es un curso para entrar en una red de mercadeo multinivel en el que le pagarán comisiones por afiliar a más y más personas, mucho menos es una actividad que garantiza recoger ganancias al 100%.

Pero, ¿qué más debe saber antes de entrar en Forex y cuáles son los principales riesgos que revisten a este tipo de inversiones?

Para responder estas preguntas, EF conversó con José Rafael Brenes, director general de la Bolsa Nacional de Valores de Costa Rica (BNV) y Ricardo Hernández, director legal de esta misma institución.

¿Qué es Forex?

Es la abreviatura de Foreign Exchange (mercado de divisas en español), se trata del mercado descentralizado más grande del mundo en el que se compran y se venden monedas de todos los países y se mueve un volumen diario de transacciones cercano a los $6,6 billones.

El mercado de divisas está conformado por tres niveles:

- Nivel 1: En este nivel los bancos y fondos de inversión inyectan los recursos en diferentes monedas para alimentar el mercado. Es importante indicar que solo quienes participan en este nivel −los propios bancos, fondos de inversión e instituciones financieras− son quienes conocen el volumen real del dinero y, por ende, quienes fijan el precio de cada moneda.

- Nivel 2: En este piso se encuentran los brokers que son intermediarios de las transacciones entre el comprador (trader) y el vendedor (banco), por lo cual cobra una comisión (spread, es la diferencia entre el precio de compra y el de venta).

Es importante indicar que existen diferentes tipos de brokers: los regulados que operan de forma confiable y ofrecen respaldo; los que trabajan mediante un trader comercial que trabaja para un broker certificado en mercados internacionales y los que funcionan en modalidad off shore (en las sombras), se trata de apps y plataformas digitales que están fuera del país de origen del inversionista y que pueden presentar cambios en sus políticas en cualquier momento.

- Nivel 3: En este nivel están los traders o inversionistas que son agentes o personas que funcionan como intermediarios, operadores o especuladores. Pueden trabajar por cuenta propia, pertenecer a un banco u otras instituciones.

Así lo explicó Brenes de la BNV y además de esa manera se estructuró el mercado.

Quienes se encuentran en este piso únicamente tienen acceso a información del segundo nivel, es decir, de los brokers que ofrecen una comisión por vender y comprar divisas, al mismo tiempo que tienen una posición porque también participan en el mercado por medio de inversiones.

Estos brokers tampoco tienen acceso a información del primer nivel lo que provoca que todo el proceso de compras y ventas entre días se desarrolle bajo decisiones especulativas.

¿Cómo puedo entrar a Forex?

Con solo teclear en la web la palabra “Forex” los buscadores le mostrarán una infinidad de links de brokers −existen más de 3.000− a los que usted puede ingresar, crear un cuenta con sus datos personales, vincular una tarjeta de crédito, débito o monedero virtual y listo. Pero, tenga cuidado.

Una vez que su cuenta sea autorizada por el broker, podrá empezar a poner dinero en inversiones de compra y venta de monedas. Sin embargo, tome en cuenta que existen riesgos asociados de perder dinero si no se cuenta con la experiencia necesaria para hacer análisis fundamental (basado en datos macroeconómicos) para inversiones de largo plazo o análisis técnico (basado en tendencias, formaciones e indicadores técnicos) para inversiones de corto y mediano plazo.

De hecho, el análisis técnico se considera acientífico, subjetivo y altamente especulativo. La mayoría de brokers en línea que son off shore se basan en la operación de inversiones de corto plazo (entre días) que tienen altos niveles de riesgo para el pequeño inversionista, por eso debe estar preparado para perder dinero en algunos casos.

Ojo con los brokers

Un punto fundamental para cualquier persona que quiera convertirse en retail trader (inversionista al detalle) es elegir un buen broker. La mayoría de intermediarios digitales operan fuera de regulaciones nacionales e internacionales, por lo que es muy importante que el inversionista investigue sobre la reputación, confiabilidad y estabilidad de la plataforma en la que pretende poner su dinero.

Existen casos reportados por medios internacionales en los que se muestran ejemplos de brokers que cerraron sus operaciones de un día para otro, sin dejar ningún rastro y con una estela de personas que perdieron todo su dinero. También hay brokers que tienen más tiempo en el mercado y que explican sus políticas con claridad en el contrato inicial.

No existen fórmulas ni recetas para que un inversionista pueda decidir cuál broker es confiable y cuál no lo es. Lo único que pueden hacer es investigar y revisar comentarios en línea de otros inversionistas.