Por: Alan Saborío.   30 septiembre

He mencionado en otras columnas la relevancia de la analítica de datos y de cómo, junto con experiencia digital y uso de la nube, estas tres grandes acciones están definidas como las tendencias tecnológicas más importantes para las empresas a nivel global en cuanto a inversión de recursos monetarios se refiere.

En el sector de los servicios financieros los datos no solo permiten personalizar más la atención a los clientes sino además enfrentar los desafíos que surgen con el fraude. Los desafíos son similares a otros: el respeto a la privacidad y a la seguridad de los clientes, a tono con la estricta regulación nacional e internacional que cubre al sector financiero.

Sin embargo, hay avances importantes con las nuevas técnicas de mejora de la privacidad, conocidas como PET. Un reciente informe del Foro Económico Mundial y Deloitte define cinco PET que permiten a las instituciones, a sus clientes y a los entes reguladores el análisis de datos sin que haya que entregar los datos subyacentes.

Se trata de la privacidad diferencial, la cual evita que en el sistema haya ingeniería inversa de las entradas individuales. El análisis federado, donde se comparte el análisis sin necesidad de compartir los datos. La encriptación homomórfica, en la cual los datos se cifran antes de ser compartidos y pese a eso se pueden analizar sin decodificar la información original. Las pruebas de conocimiento cero donde el valor no queda revelado en sí aunque es posible analizarlo. Y el quinto PET es el cálculo seguro de múltiples partes que permite un análisis de datos en su conjunto.

Todos, a nivel individual y corporativo, estamos muy preocupados por el manejo de los datos personales y de los clientes. Los PET están resultando ser un conjunto de técnicas muy valiosas para permitir que el sector financiero evolucione en su servicio manteniendo la privacidad que es un valor indisoluble de la confianza. Además, los datos, procesados de esta forma, apoyan en la detección del fraude fiscal.

A quienes están en el sector financiero, a empresas del sector de tecnología de información y a otros interesados en la protección de datos, este reporte les será de mucho valor. Los invito buscarlo, para avanzar hacia la próxima generación de intercambio de datos no solo en los servicios financieros sino en otras áreas, y lograr con ello atender la enorme demanda que tenemos en sector privado y en el público de respetar la privacidad de nuestros clientes y de la ciudadanía en general.

31/10/2017. Deloitte. EF. Alan Saborío, socio director de Deloitte.
31/10/2017. Deloitte. EF. Alan Saborío, socio director de Deloitte.