Por: Cristina Fallas V.   16 junio, 2018

Quienes están al frente de Auto Mercado dibujaron una ruta de expansión en Costa Rica que incluía la apertura de al menos seis locales por año, del 2016 al 2024. Sin embargo, no siempre ocurre lo que se planea.

“Las ventas han estado bajas en todo lo que es comercio al detalle desde el 2016. Hemos querido frenar un poco la inversión y ser prudentes, estamos esperando el momento de seguir adelante”, explicó Guillermo Alonso Guzmán, presidente de la junta directiva de la corporación.

En abril del 2015 –año en el que dieron a conocer el plan de expansión– la actividad comercial crecía a un ritmo del 3,28% (variación interanual), mientras que, en abril pasado lo hacía a 2,05%; según el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE).

Es decir, no se está en crisis, pero sí hay una desaceleración.

La confianza de los consumidores costarricenses se deteriora a consecuencia de que esperan aumentos en los precios de los combustibles y en el tipo de cambio.

El que haya desaceleración y tener que reducir la velocidad de su expansión, no frustra a quienes lideran Auto Mercado. Al final, son cambios de planes provocados por factores externos; tampoco debería ser un asunto extraño cuando se tienen más de 58 años en el mercado.

En ese tiempo, esta empresa familiar y de capital 100% nacional, ha superado crisis económicas, atrasos por excesos de trámites, la llegada de fuertes competidores internacionales, como Walmart, y entre otras circunstancias.

La mentalidad de que se puede ser más fuerte que las situaciones externas es clara entre los miembros de la familia Alonso, de los cuales seis laboran dentro de la corporación (cuatro pertenecen a la tercera generación y dos a la cuarta).

Pese a la situación que atraviesa el comercio, uno de sus principales competidores se sigue expandiendo. Walmart anunció, a inicios del año pasado, que duplicaría su operación en el país del 2017 al 2022.

Actualmente esa compañía está construyendo un Maxi Palí en Aserrí y, en abril pasado, abrió una tienda de ese formato en Coronado. También en este año inauguró un Masxmenos en Grecia y un Palí en San Carlos.

El plan que no se concretó

La corporación planeó la apertura de al menos dos Auto Mercado cada año (con una inversión promedio de $4 millones por unidad) y cuatro o cinco con el formato de conveniencia Vindi (que requiere un desembolso de $200.000 por cada punto).

Esto a nivel de empleos, significaba la contratación de cerca de 110 personas por cada Auto Mercado nuevo y alrededor de 16 personas por cada tienda de conveniencia.

Para el 2016, la corporación logró cumplir con la apertura de dos Auto Mercado (uno en Plaza Bratsi, Heredia, y el otro en Santa Ana) y dos Vindi (uno en San Miguel de Escazú y otra en San Rafael de Heredia).

El primer Auto Mercado comenzó a operar en 1960, en Los Yoses. Fotografía de John Durán.
El primer Auto Mercado comenzó a operar en 1960, en Los Yoses. Fotografía de John Durán.

El año pasado, inauguraron un supermercado en Santo Domingo de Heredia y otro en Guadalupe, así como, una tienda de conveniencia en Tibás y otra en Alajuela.

En lo que va del 2018, la firma solamente ha inaugurado un Vindi en Escazú y otro en Tamarindo, y es que tal y como lo argumentó el presidente de la junta directiva de la corporación, “lo que el país puede tener es un supermercado por año y dos tiendas de conveniencia”.

Sobre hacia dónde se pueden expandir, aún ven potencial en zonas dentro de la Gran Área Metropolitana (GAM) y analizan minuciosamente posibles ubicaciones lejos del centro del país.

“Las distancias, las presas… el abasto de esos lugares (fuera de la GAM) es complicado. Hay un rezago en la infraestructura de este país, entonces el tránsito se ha vuelto un problema, no solo por el costo sino también por el tiempo”, explicó Alonso.

Otro aspecto en contra de la expansión de la firma es la tramitomanía. De hecho, el presidente de la junta directiva considera que este ha sido un reto constante desde que ingresó a la corporación, en 1979.

Por ejemplo, para poder construir el complejo donde se ubica el Auto Mercado de Santo Domingo de Heredia, tuvieron que esperar cinco años para que el municipio diera el permiso de construcción.

Esa no es una realidad ajena para otros empresarios.

Un estudio realizado por la Academia de Centroamérica, en conjunto con la Cámara Costarricense de la Construcción, evidenció que el exceso de trámites puede atrasar 7,4 meses la construcción de un proyecto privado en Costa Rica.

El papel familiar

Ante un panorama de desaceleración y otras dificultades externas, la familia Alonso busca que el negocio sea más eficiente.

Para ello, Federico Alonso -que forma parte de la cuarta generación-, asumió en febrero pasado la gerencia de operaciones de Vindi.

Desde esa fecha, se ha encargado de hacer ordenamientos en la parte operativa y estética de las tiendas de conveniencia, los cuales los ha llevado a unificar criterios y estandarizar procesos entre los diferentes departamentos.

Federico Alonso es el nuevo gerente de operaciones de Vindi. Cortesía de Vindi para EF.
Federico Alonso es el nuevo gerente de operaciones de Vindi. Cortesía de Vindi para EF.

“A futuro estaremos enfocando el negocio hacia un modelo todavía más conveniente para el cliente, con ubicaciones estratégicas que satisfagan las necesidades de estos que cada vez buscan tenernos más cerca y con la menor cantidad de obstáculos posible”, explicó Federico Alonso.

Con la llegada de Federico, Guillermo Alonso García (hijo) -que también pertenece a la cuarta generación- pasó a ser el gerente de la división industrial de la corporación, donde se producen todas las comidas preparadas, los panes, repostería y postres de su marca privada.

Los objetivos de Federico y Guillermo caminan acorde a la forma de trabajo de sus antecesores, de los cuales cuatro se mantienen dentro de la compañía: Guillermo, Diego, Alberto y Adrián.

Guillermo Alonso es el presidente de la junta directiva de Corporación Auto Mercado. Fotografía: John Durán.
Guillermo Alonso es el presidente de la junta directiva de Corporación Auto Mercado. Fotografía: John Durán.

Para ellos cuatro ha sido trascendental ofrecer una excelente atención al cliente, establecimientos agradables -por aspectos como la decoración o el aseo- y un surtido de productos amplio y de calidad.

Con esta fórmula, Corporación Auto Mercado pretende permanecer muchos años más en el mercado nacional, sin saber aún, si el negocio continuará en manos de alguien que porte el apellido Alonso.

“Ya todos mis hermanos cumplieron 60, creo que Alberto cumplió o cumple este año. Estará en manos de la familia mientras que haya suficiente gente, pero que, además, califique y que quiera, porque puede ser que no quieran”, resaltó el presidente de la junta directiva.

Para trabajar en la corporación, no es suficiente con portar el apellido Alonso. Quien desee integrarse debe contar con experiencia laboral en otras compañías y formación profesional a nivel de maestría, así como en algunos casos, tener desempeño comprobado en puestos gerenciales.

Un detalle final: en 58 años no han recibido una oferta de compra.