Negocios

‘Black friday’ se adelanta en comercios para prolongar oportunidades de compra y evitar aglomeraciones

Ekono, Walmart y Universal contaron su estrategia comercial con altas expectativas en ventas motivadas por la vacunación y un enfoque clave en el comercio electrónico

Si ha observado que las tiendas “adelantaron” en octubre las promociones y descuentos del denominado viernes negro —que se realiza al final de noviembre— es parte de una estrategia comercial para aumentar las oportunidades de compra y disminuir riesgos de aglomeraciones.

Pese a que es un ajuste derivado de la pandemia, hay negocios que lo implementan desde hace años. Walmart, por ejemplo inició su “Black November” desde el 14 de octubre en sus tres formatos de tienda —Walmart, Más x Menos y MaxiPalí— y lo extenderá hasta el 1°. de diciembre.

Mariela Pacheco, subgerente de Asuntos Corporativos de la cadena de supermercados, expresó que los clientes pueden aprovechar esta “ventana” para adelantar sus compras para fechas especiales de Navidad, fin y principio de año nuevo y evitar los grandes grupos de personas (característicos de esa festividad antes de la pandemia).

Por su parte, Ekono realiza desde hace cuatro años “Los Días Más Ekonómicos del año”, como un evento de antesala para celebrar su “Ekono Black”, que se desarrolla durante todo noviembre.

“Desde hace varios años los descuentos de fin de año se han venido adelantando, que sin duda es un beneficio para los consumidores porque no ponemos en descuento cosas viejas o de poca rotación; sino novedades”, coincidió Marisya Federspiel, directora de comunicación corporativa de Tiendas Universal.

Las empresas tendrán ofertas, promociones y opciones de “tasa cero” durante todo noviembre, tanto en sus tiendas físicas como en sus plataformas digitales. Además, esperan una mayor visitación y mejores cifras en ventas —en comparación al 2020— motivadas por la vacunación y la confianza de las personas por visitarlos.

Por otra parte, actualmente el sector comercial enfrenta un riesgo latente en su cadena logística y de suministro, debido a la crisis global de contenedores, que eleva el costo de los fletes marítimos. Por lo que las empresas han tenido que buscar soluciones alternas para abastecer sus inventarios a tiempo.

Por ejemplo, la búsqueda de nuevos proveedores en países más cercanos, el uso de rutas marítimas adicionales, las alianzas con socios comerciales, y hasta negociaciones con navieras —por tiempo y precios por volumen de mercadería—.

Las renovaciones

Para este año, las empresas tienen la expectativa de alcanzar cifras de ventas superiores al 2020, ya que creen que el avance en la vacunación va a generar más confianza en las personas para salir a visitar los comercios, donde se aseguran de cumplir con los protocolos establecidos por salud para la seguridad de los consumidores.

Las personas podrán encontrar en las diferentes tiendas de Ekono, Universal y Walmart, descuentos que parten desde el 30% y hasta el 80%, y podrán comprar sus productos tanto de forma presencial como en línea.

De hecho, según las ejecutivas consultadas, el comercio electrónico sigue posicionándose como un jugador clave para sus ingresos, y han hecho renovaciones en sus plataformas digitales, la comunicación, los métodos de pago y las modalidades de entrega para generar un mayor acercamiento con el cliente.

Natalia Reyes, directora Comercial de Tiendas Ekono, manifestó que desde 2018 han trabajado en la digitalización de su marca. Ese año, lanzaron la primera etapa de su sitio web y hace unos meses lo renovaron con mayores condiciones de accesibilidad, para hacerlo más “amigable” en la navegación.

También, mejoraron su app Ekono, aumentaron sus medios electrónicos de pago e implementaron pantallas interactivas en sus tiendas físicas.

“Hemos hecho inversiones importantes para acercarnos a nuestros clientes por medio de distintas herramientas digitales, esto nos permite ser más asertivos y comunicarnos de manera segmentada con nuestras bases de datos”, afirmó Reyes.

Walmart, también renovó su plataforma de comercio electrónico —a mitad de año— para ofrecer a sus clientes una experiencia de compra en línea comparable a la que brinda la cadena en Estados Unidos y en México.

“La plataforma permite que los clientes experimenten una navegación amigable y disfruten de contenido detallado para cada producto y un proceso de check-out rápido. También, el cliente pueda tener una cuenta única para comprar, en todos los formatos de tienda, lo que hace expeditas sus compras”, explicó Pacheco.

Asimismo, tienen a disposición de las personas el sistema pick-up (recoger en el supermercado sus compras) o el servicio a domicilio (SAD), para recibir los productos en el hogar.

De acuerdo al estudio “Realidad del Comercio Electrónico en Costa Rica” presentado por la Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR) el 19 de octubre, solo un 39% de los comerciantes formales del país cuentan con una plataforma apropiada de comercio electrónico o e-commerce —propia, de un tercero o gestionado por una app de entrega—, para potenciar sus ventas. Mientras el restante 69% cuentan con herramientas digitales, tales como aplicaciones de mensajería o redes sociales.

Crisis logística

A nivel global, principalmente en los puertos de China, Europa y Estados Unidos existe una falta de buques, contenedores y capacidad de transporte por camión, así como una reducción significativa de la productividad en los puertos, almacenes y terminales interiores.

Los precios de los contenedores en la mayoría de las rutas comerciales están en máximos históricos.

Según datos de la Cámara de Comercio Exterior de Costa Rica (Crecex), en los primeros seis meses del 2021, el precio de transporte de un contenedor rondó los $11.000 y los $12.000. Actualmente, el incremento el costo del flete supera en un 100% y hasta en un 200% su valor inicial, lo cual sobrepasa los $15.000. La tendencia es al alza.

En una nota publicada a inicios de octubre por EF, Marisya Federspiel, directora de comunicación corporativa de Tiendas Universal, afirmó que muchos de sus proveedores le han cancelado órdenes o han cambiado las fechas de entrega, lo que ha causado que su mercadería llegue más tarde.

“La falta de contenedores a nivel mundial nos han generado un gran problema, ya que la cantidad de mercadería que se despacha es menor, y al subir los costos ponen a los comercios en una situación difícil para lograr traer la misma cantidad de mercadería”, expresó Federspiel.

No obstante, el hecho de haber realizado sus pedidos desde el primer trimestre del 2021, les ha permitido ajustar sus presupuestos, pedidos, tiempos de entrega y despachos, para así poder salir adelante y tener a tiempo su oferta, en cada una de las tiendas.

Ekono indicó que al conocer de la problemática, se dispusieron a adelantar el ingreso de sus productos de fin de año para contar con su inventario a tiempo y abastecer la demanda.

“En algunos casos tuvimos que asumir costos importantes de fletes que subieron mucho a raíz de la problemática de transporte y logística”, expresó Reyes.

Pacheco, por su parte, dijo que gracias a la solidez de sus operaciones y su presencia global, Walmart logró coordinar con sus proveedores —con anticipación— y ya tienen en el país todos los contenedores con la mercadería para las temporadas especiales de viernes negro y Navidad.

El 26 de octubre, el Gobierno informó acerca de la presentación de una propuesta ante el Consejo de Ministros de Integración Económica (Comieco) de Centroamérica, para paliar el impacto de los fletes marítimos.

La intención es que de manera voluntaria los países adopten para el cálculo de los impuestos de las mercancías el valor del flete de la prepandemia, en lugar de los actuales, pues de esa manera se evita que el costo de las mercancías sea inflado artificialmente por el factor coyuntural que afecta al transporte marítimo, detalló el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) al informar de la gestión.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.