Negocios

Café Volio vendió el 100% de sus acciones a Bia Foods

Perfil de LinkedIn del grupo comprador afirma que opera en tres unidades estratégicas de negocios: snacks, culinarios y café

La marca costarricense Café Volio vendió el 100% de sus acciones al grupo de origen guatemalteco Bia Foods. La noticia se dio a conocer mediante un comunicado de prensa de Capital Financial Advisors, firma que actuó como asesora financiera exclusiva de los vendedores.

EF envió consultas a Mauricio López, gerente de operaciones de Café Volio, para conocer las implicaciones de la operación, y aún se está a la espera de las respuestas.

La página web corporativa de la firma Bia Foods (https://biafoods.com/) está fuera de servicio, pero en la red social especializada en negocios LinkedIn sí mantiene un perfil público. La firma registra al menos 88 empleados activos en la plataforma, de los cuales, quienes mencionan su ubicación se reparten entre Guatemala, Costa Rica, Honduras y El Salvador.

“Estamos conformados por tres unidades estratégicas de negocios: snacks, culinarios y café con un portafolio de marcas con amplia trayectoria y valor para nuestros consumidores”, dice la descripción de la empresa.

Medios latinoamericanos han registrado al menos otra actividad reciente de expansión por parte de Bia Foods: en octubre de 2020 se dio a conocer la adquisición del 50% de las acciones de la empresa ecuatoriana Solubles Instantáneos (SICA), productora de las marcas Don Café y Café Oro, relenvantes los mercados de Ecuador y Perú.

El portal ecuatoriano de noticias Expreso.ec registró que BIA Foods es un holding latinoamericano que tiene entre sus principales accionistas a The Central America Bottling Corporation (CBC).

Jugador histórico

Café Volio es una de las marcas tradicionales del mercado costarricense de café. Según datos de la firma Euromonitor, la marca está en el top tres de distribución del mercado local, detrás de Café 1820 (de compañía Numar) y Café Rey.

El negocio de la empresa incluye la producción, comercialización y distribución de café tostado y la representación y soporte postventa de las máquinas de café líquido Saeco.

La compañía fue fundada en 1938 por el ingeniero Roberto Sáenz y fue adquirida por Carlos Bombardelli Preciado en 1967. Desde ese momento se mantuvo durante varias décadas como un negocio familiar. Bombardelli Preciado recibió en 2013 la Medalla al Mérito Cafetalero, máximo reconocimiento que concede el sector a quienes hacen aportes para el desarrollo de la caficultura nacional.

Café Volio sorteó las dificultades del mercado local, en especial un diferendo con la Corporación de Supermercados Unidos (CSU, actual Walmart) que los mantuvo fuera de las góndolas del principal canal de distribución minorista entre 2001 y 2013, cuando comenzó su reinserción gradual en los diferentes formatos de Walmart.

En 2014, una investigación de Unimer e Icafé señaló que el consumo per cápita del café en el país rondaba los 4,29 kg, un kilogramo más de lo que la Organización Internacional del Café (OIC) registró para el país en el 2012. Sin embargo, los datos eran negativos sobre la penetración de la bebida en los segmentos más jóvenes de la población y esto preocupaba a la familia Bombardelli.

“La gente que más toma café, según este estudio, se morirá en los próximos 10 o 15 años. Por lo tanto, si no entran nuevos consumidores el consumo bajará considerablemente”, dijo a EF en ese momento Giancarlo Bombardelli, gerente general de Café Volio.

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica Montero es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.