Por: Andrea Hidalgo.   13 mayo

Después de 94 años la cadena de tiendas Universal se enfrenta a uno de mayores retos. El COVID-19 les hizo reinventar su negocio, los primeros pasillos de sus tiendas ahora tienen abarrotes, productos básicos y de limpieza mientras que su página web ya tiene una plataforma de e-commerce con servicio express.

Al ingresar a tiendas Universal sus consumidores se encontrarán con abarrotes. Foto: Cortesía
Al ingresar a tiendas Universal sus consumidores se encontrarán con abarrotes. Foto: Cortesía

“Nos sentimos confiados en que juntos vamos a salir adelante. El país se enfrenta a una crisis sanitaria y las empresas estamos reinventándonos en tiempo récord para poner a disposición de los costarricenses todas las facilidades de compra y productos que necesitan en este momento. En nuestro caso, hemos dado un giro de negocio exponencial para ofrecerle a nuestros clientes lo que ellos más necesitan” mencionó Sellene Castro, gerenta de mercadeo de Tiendas Universal.

Ante la incertidumbre del posible impacto del coronavirus en el país, la tienda dedicada a la venta de juguetes libros, productos escolares, de oficina, tecnología, hogar y decoración para navidad se transformó, o bien, sumó otro departamento a la lista.

La gerente de mercadeo asegura que desde el anuncio de los primeros casos, la ventas cayeron a gran escala, pero debido a su rápido giro de negocio y que poco a poco los costarricenses recuperaron la confianza para salir a hacer sus compras la cadena se recuperó.

Sellene Castro: “El hecho de que el tráfico haya disminuido en los locales físicos no significa que debemos ‘echar la toalla atrás’ sino que podemos buscar soluciones para acercarnos a nuestros clientes”

En un principio su objetivo fue apoyar al Ministerio de Salud y a los diferentes supermercados en el abastecimiento de productos de higiene personal, pero conforme fueron transcurriendo las semanas las tiendas se convirtieron en un pequeño supermercado que ofrece dos nuevas categorías: alimentos no perecederos, de canasta básica y productos de higiene y limpieza.

Junto a esto, la marca tuvo que duplicar sus esfuerzos para modificar sus formatos de venta. Con el fin de proteger la salud de sus consumidores y a la vez continuar las ventas de productos, la empresa cuenta con un servicio express. Esta opción tiene un costo de 2.500 colones en una distancia de 10 km alrededor de sus tiendas. Este servicio tiene un horario de 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y los pedidos que se confirmen antes de las 2:00 p.m. se entregarán ese mismo día, posterior a esa hora será al día siguiente.

Por otra parte, la compañía también ofrece compras mediante la plataforma de WhatsApp, donde los consumidores pueden consultar la disponibilidad de productos y retirarlo en sus automóviles en la tienda de su conveniencia.

La empresa costarricense llevaba más de un año y medio de haber lanzado su plataforma de e-commerce. A inicios de abril pasado se tuvieron que enfrentar al reto de mejorar su sistema de entregas pues la alta afluencia de pedidos hizo más lentas las entregas.

Actualmente, sus clientes pueden comprar en línea con entrega a domicilio a todo el país a través de Correos de Costa Rica. También aplican en esta modalidad esquemas de financiamiento.

“Nuestros clientes nos han respondido muy bien ante esta iniciativa, lo vieron como un giro de negocio que nos permitió darle continuidad a una empresa que ha estado más de nueve décadas en el mercado y a la vez reactivar la economía mientras apoyamos el Ministerio de Salud”, afirmó Castro.

A pesar de los esfuerzos por mantener su planilla intacta Universal tuvo que reducir las jornadas laborales de sus colaboradores, además todas las personas que cuentan con puestos teletrabajables están bajo esta modalidad.

Su principal reto fue incluir la propuesta de supermercado el cual no formaba parte de su oferta.

Este proceso de reinvención implicó contactar proveedores que nunca antes habían formado parte de su propuesta comercial, como abarrotes, farmacia, productos de limpieza entre otros.

Campaña de Solidaridad

Para Sellene Castro darle prioridad a productores nacionales ha sido una acción clave en este proceso pues un movimiento de solidaridad.

Bajo esta premisa Universal lanzó una campaña que pretende apoyar el consumo local y el talento nacional.

Como parte de sus acciones señalarán en sus tiendas los productos nacionales para que el consumidor tenga visibilidad que al realizar su compra está apoyando a proveedores locales.

Además, apoyarán a comunidades vulnerables del país. Mediante su tiendauniversal.com que captará donaciones para beneficiar a quienes están pasando por una situación difícil.