Por: Nicole Pérez.   16 octubre
En el caso de los costarricenses que vuelvan al país, estos deberán presentar una prueba RT-PCR negativa tomada 72 horas antes de abordar el vuelo y además, no recibirán orden sanitaria de confinamiento al llegar a Costa Rica. Fotografía: cortesía del ICT.
En el caso de los costarricenses que vuelvan al país, estos deberán presentar una prueba RT-PCR negativa tomada 72 horas antes de abordar el vuelo y además, no recibirán orden sanitaria de confinamiento al llegar a Costa Rica. Fotografía: cortesía del ICT.

A partir del 1.° de noviembre, Costa Rica abrirá fronteras a todos los visitantes internacionales que cumplan con los requerimientos sanitarios, poniendo fin a la reapertura gradual.

“Este anuncio se da con miras a la temporada alta que inicia a finales de noviembre y permitirá aumentar la generación de divisas y empleos ”, dijo Gustavo Segura, ministro de Turismo.

Según datos del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan), solo la apertura a Estados Unidos a partir del 1.° de noviembre, representa para el país la posibilidad de recuperar al menos 80.000 empleos y generar $1.500 millones en divisas para el año 2021, es decir, 2,5 puntos del Producto Interno Bruto (PIB).

“La industria turística es columna vertebral del proceso de reactivación económica para que el país se recupere progresivamente de la crisis que ha provocado la pandemia”, agregó Segura.

Dentro de los requisitos que deberán cumplir las personas que desean ingresar a territorio nacional se encuentran:

1. Completar el formulario digital llamado Pase de Salud y disponible en este link https://salud.go.cr.

2. Realizarse la prueba RT-PCR y obtener un resultado negativo; la muestra para la prueba debe ser tomada máximo 72 horas antes del vuelo hacia Costa Rica.

3. Un seguro obligatorio de viaje que cubra alojamiento en caso de cuarentena y gastos médicos por enfermedad la COVID-19. Dicho seguro puede ser internacional o comprado a aseguradoras costarricenses.

En el caso de los costarricenses que vuelvan al país a partir del 19 de octubre, deberán presentar una prueba RT-PCR negativa tomada 72 horas antes de abordar el vuelo y además, no recibirán orden sanitaria de confinamiento al llegar a Costa Rica, aunque sí se recomienda extremar los cuidados preventivos.