Por: Leticia Vindas Quirós.   4 agosto, 2013
 En Grupo Islita ofrecen a la pareja la alternativa de visitar playa y montaña, pues la empresa cuenta con el hotel Punta Islita en la Península de Nicoya, Guanacaste, y El Silencio Lodge & Spa en Valverde Vega en Alajuela.
En Grupo Islita ofrecen a la pareja la alternativa de visitar playa y montaña, pues la empresa cuenta con el hotel Punta Islita en la Península de Nicoya, Guanacaste, y El Silencio Lodge & Spa en Valverde Vega en Alajuela.

Dar el sí definitivo en medio de las montañas de Monteverde o pasar las primeras horas como esposos en las playas de Manuel Antonio son dos de los ideales de muchas de las parejas que visitan Costa Rica.

En los últimos años, ha subido la cantidad de turistas que llegan al país por vía aérea con el objetivo de casarse o celebrar su luna de miel en suelo costarricense.

En el 2006, un 4,3% de los extranjeros que ingresaron al país por alguno de los dos aeropuertos indicaron que su actividad primordial por la cual visitaban Costa Rica era la luna de miel.

 En el hotel Villa Blanca, alrededor del 60% de los turistas que vienen a pasar su luna de miel son norteamericanos y un 20% costarricenses.
En el hotel Villa Blanca, alrededor del 60% de los turistas que vienen a pasar su luna de miel son norteamericanos y un 20% costarricenses.

Ese porcentaje creció a 10,7% en el 2012, según el Instituto Costarricense de Turismo (ICT). Es decir, al menos 166.000 personas disfrutaron de sus primeros días como pareja casada en Costa Rica el año pasado.

A este número, hay que sumarle aquellos que pudieron ingresar por los mismos motivos por vía marítima o terrestre.

Aunque el ICT y varios hoteles consultados indicaron que el mercado primordial es la luna de miel y no las bodas, también hay un porcentaje que realiza la celebración aquí.

Más parejas
Más parejas

A los 166.000 turistas habría que sumar, entonces, a los invitados, en los casos en los que el país es sede de la ceremonia, que suelen rondar los 30 por pareja.

Posición mundial

La medición ubica al país en el puesto 3, después de Hawái e Italia, y encima de Grecia y Tahití.

Ireth Rodríguez, directora de Mercadeo del ICT, comentó que según Honeymoon Inc, CNN Money y Honneymoon Wishes, en Costa Rica, son tres los principales segmentos de mercado que se identifican ideales para las lunas de miel: parejas que gustan de las actividades de aventura, las ecoturistas que gustan de pequeños hoteles y reservas naturales; y las que son menos activas y que gustan los hoteles “todo incluido” y playas relajantes.

“La accesibilidad aérea, la infraestructura hotelera para llevar a cabo bodas en la playa, montaña o ciudad y el contar con profesionales especializados en bodas, son factores que ayudan a mantener el posicionamiento de Costa Rica en esta área”, consideró Rodríguez.

Ceremonia y celebración

Rodríguez, del ICT, explicó que es usual que el europeo se case en su país y venga a Costa Rica de luna de miel, mientras que los norteamericano optan más por realizar los dos en suelo nacional.

Costa Rica ofrece hoteles que brindan servicios para realizar ambos servicios. No obstante, muchas parejas optan por utilizar diferentes hoteles para cada uno y así aprovechar su estadía para conocer varias regiones turísticas del país.

Cuando se trata de hacer toda la celebración en el país es normal que se contrate a una agencia para la coordinación.

Un paquete para este público incluye, al menos, hospedaje y traslado para los invitados, lugar de la celebración, fiesta y luna de miel para la pareja.

Silvia Jurado, consultora de viajes en lunademielencostarica.com, comentó que las parejas hacen combinación entre playa y montaña.

En el caso de esta agencia turística, lo más común es la zona alrededor del volcán Arenal, pues tienen muchas actividades que hacer, y luego escogen un destino de playa, comúnmente Manuel Antonio o la zona de Guanacaste como Conchal o Flamingo. Estas combinaciones implican de 7 a 10 días mínimo.

En verano y con más tiempo, Jurado informó que los destinos de Corcovado, Monteverde y Tortuguero también son cotizados.

Las dos alternativas que ofrece Grupo Islita es una de las más cotizadas, pues permiten conocer la montaña en su hotel El Silencio, en Valverde Vega de Alajuela, y Punta Islita en la Península de Nicoya, Guanacaste.

En el negocio de las bodas, los detalles que se ofrezcan a la pareja hacen una marca distintiva para la competitividad del país.

Gustavo Segura, CEO de Grupo Islita, citó como actividades favoritas de estos turistas la siembra de un árbol como símbolo del vínculo de la pareja entre sí y con la naturaleza.

También es muy solicitada la cena privada en la playa o un almuerzo privado en el medio del bosque.

César Vargas, encargado de Mercadeo y Ventas de Greentique Hotels, manifestó que en los tres hoteles de la marca realizan bodas tipo vintage en la capilla, jardines del hotel o dentro de la reserva protegida El bosque nuboso de Los Ángeles.

Esta empresa integra los hoteles Sí como No, Villa Blanca y Águila de Osa.

Luna de miel en Tiquicia

Estos son parte de los paquetes que ofrecen algunos hoteles y agencias

Empresa

Estadía

Parte de los beneficios

Costo/pareja

CRS Tours

7 noches

Hospedaje en 4 destinos

Desde $1.830

Luna de miel en CR

8 noches

Hospedaje en 3 destinos

Desde $4.600

Tours en CR

9 noches

Hospedaje en 4 destinos

Desde $2.745

Greentique Hotels

7 noches

Hospedaje en 2 destinos

Desde $2000

Grupo Islita

5 noches

Hospedaje en 2 destinos

Desde $3000

Hotel Parador

2 noches

Desayuno, cena, masaje

Desde $999

Hotel Tabacón

3 noches

Comidas, masaje, tour

Desde $1.785

Hotel Tango Mar

3 noches

Alojamiento, cenas

Desde $1.300

Hotel Villa Caletas

3 noches

Desayunos, tour, cena, spa

Desde $1.598

Hotel Bahía del Sol

3 noches

Alojamiento, alimentación

Desde $801