Por: Jéssica I. Montero Soto.   30 octubre, 2020
Los residentes y ciudadanos de todos los estados de los Estados Unidos podrán ingresar a Costa Rica a partir del próximo el 01 de noviembre, una decisión que, según el ministro de Turismo, Gustavo Segura, ayudará a la reactivación económica del país y a la generación de empleos. Foto: Cortesía del ICT
Los residentes y ciudadanos de todos los estados de los Estados Unidos podrán ingresar a Costa Rica a partir del próximo el 01 de noviembre, una decisión que, según el ministro de Turismo, Gustavo Segura, ayudará a la reactivación económica del país y a la generación de empleos. Foto: Cortesía del ICT

El 30 de octubre llegaron a Costa Rica 28 representantes de clientes potenciales para el turismo local: agencias de viajes y mayoristas procedentes de España, Holanda, Alemania, Francia y Reino Unido.

Este es el primer viaje de este tipo, denominado familiarización o fam trip, desde que se declaró emergencia nacional por COVID-19, en marzo. La actividad está en manos de Grupo Futuropa y Grupo Proimagen, ahora fusionados, con el apoyo del Instituto Costarricense de Turismo (ICT).

Además, a partir de 1° de noviembre dará inicio el proceso de reactivación de turismo de Reuniones, Incentivos, Conferencias y Eventos (MICE por sus siglas en inglés).

El Instituto anunció que los centros de reuniones y salones de eventos, incluidos los hoteles, podrán atender actividades empresariales y académicas para un máximo de 150 personas y actividades sociales con hasta 30 participantes.

Cuatro puntos clave

El grupo permanecerá una semana en territorio nacional y se dividirá en cuatro rutas con las que visitarán 112 empresas turísticas nacionales de las zonas Caribe, Dominical-Uvita, Monteverde y Manuel Antonio.

Daniel Chavarría, presidente de la nueva fusión que integra a Grupo Proimagen y Futuropa, explicó que los viajeros experimentarán opciones de hospedaje, tours, comidas típicas y experiencias locales.

“Gracias al apoyo de nuestros afiliados, contaremos con rutas diferentes que comprenden todo el territorio nacional, sin olvidar el acatamiento de los protocolos emitidos por el Ministerio de Salud. Somos conscientes que la visita de estos agentes de viajes/mayoristas es el marco perfecto para demostrarle al mundo que Costa Rica no solamente tiene bellezas dignas de explorar, sino que además es un país seguro para viajar”, señaló Chavarría.

Segundo Fam Trip se realizará a mediados de noviembre con otros 30 representantes turísticos europeos.

El primer paso del viaje de familiarización es una Bolsa de Comercialización, pautada para el 31 de octubre, con el soporte de la oficina de Turismo de la Municipalidad de San José y los museos Nacional de Costa Rica y del Oro Precolombino, donde las empresas nacionales compartirán con los agentes de viajes extranjeros para exponer su catálogo.

El mercado europeo es relevante para la actividad turística nacional: la región se ubica por debajo de Estados Unidos como segundo emisor de turistas hacia Costa Rica, pues en 2019 ingresaron 500.602 europeos. Las características de duración de las visitas y gasto diario promedio hacían de este público una pieza clave para las actividades de promoción y atracción. (Vea: Antes del COVID-19)

Antes de la pandemia, Futuropa y el ICT se planteaban la posibilidad de atraer más viajeros nórdicos, considerados los mejores turistas del mundo por su interés en las actividades auténticas y la cultura del destino que visitan.

También en eventos

En noviembre se dará la posibilidad de atender actividades de corte empresarial y académico para un máximo de 150 personas, con lo cual se duplica el aforo previamente autorizado. El ICT aclaró que esta cantidad de asistentes no incluye al personal de logística que atiende el evento.

Para actividades sociales como los tés de canastillas o bodas, el aforo permitido máximo será de 30 personas, también sin la inclusión de los encargados de la atención del evento.

Entre las medidas sanitarias para ambos tipos de actividades se exige la separación de asientos a 1,8 metros, el respeto consciente de las burbujas sociales, así como la elaboración de una lista de asistentes con número de cédula y número telefónico, unida a la utilización de alcohol en gel y el uso de mascarillas y el acatamiento estricto de protocolos.

Estas actividades coinciden con la fecha de apertura total de fronteras, también el 1°. de noviembre, y con la eliminación del requisito de prueba negativa PCR tanto para turistas extranjeros como para costarricenses que ingresen en yates o veleros por las fronteras marítimas.

Las medidas apuntan a rescatar la que sería temporada alta del 2020, particularmente el mes de diciembre, cuando la mayoría de hospedades del país solían estar en ocupación superior al 80%.

En agosto, la Cámara de Turismo Guanacasteca (Caturgua) y otros representantes de la región había advertido que una extensión en el cierre de fronteras afectaría la capacidad para atraer turistas de los principales mercados, cuya planificación vacacional comienza hasta tres meses antes del viaje.

El sector turístico está a la expectativa de la apertura total como vía para recuperarse de la temporada 0 que provocó la pandemia y que mantiene al turismo con decrecimiento en el Índice Mensual de Actividad Económica (IAME). En setiembre 2020 este indicador registró -59,3% para negocios de alojamiento y servicios de comida, en comparación con el mismo período de 2019.