Por: Cristina Fallas Villalobos.   3 julio

Diversas empresas extranjeras anunciaron en el transcurso del primer semestre del año, su intención de contratar a más de 4.000 personas para sus operaciones en Costa Rica.

La mayoría de las firmas buscan lo mismo: personal bilingüe (dominio de inglés, portugués, mandarín, italiano, francés, alemán u otro idioma) en áreas como finanzas, recursos humanos, mercadeo, servicio al cliente y tecnologías de la información.

Amazon anunció el 26 de setiembre su intención de contratar 2.000 personas en los próximos seis meses. Fotografía: John Durán
Amazon anunció el 26 de setiembre su intención de contratar 2.000 personas en los próximos seis meses. Fotografía: John Durán

Esta situación hace que las compañías transnacionales del sector servicios pongan en práctica agresivas estrategias de retención y captación de colaboradores que involucran el pago de un salario competitivo, pero también otra serie de beneficios.

Los paquetes de compensación incluyen comúnmente –según un sondeo realizado por EF– teletrabajo, horarios flexibles, seguros médicos, licencias extendidas de paternidad y maternidad, bonos, asociaciones solidaristas, días de vacaciones adicionales y hasta en algunos casos dan un vehículo, servicios de masajes y el pago de estudios.

Según datos de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde), 65.904 personas trabajaban para el sector servicios en el 2018, 3.185 plazas más que en 2017. Se trata mayoritariamente se centros compartidos que atienden operaciones internas de las compañías.

De esta manera se refleja que la demanda de personal en territorio costarricense es creciente y surge la duda de si las vacantes son ocupadas por personas desempleadas o por quienes andan en búsqueda de una nueva experiencia laboral.

“Gente de aquí se va para otras empresas, otros vienen y para otros es su primer trabajo (…). En realidad sí hay movimientos, pero que nos estemos robando o canibalizando, no”, explicó Alejandro Filloy, director de servicio al cliente de Amazon Latinoamérica, al cuestionarle cómo se pueden llenar 2.000 plazas como las que anunció el 26 de junio pasado.

Al hablar de la rotación promedio de la industria de servicios en Estados Unidos, esta se sitúa en un 30% al año, mientras que, en el caso de Costa Rica ese porcentaje se mantiene en un 24,5%.

Para Erick van der Laat, director del centro regional de operaciones en Latinoamérica de Western Unión, la mayoría de los perfiles que buscan para sus departamentos están disponibles en el mercado laboral, con la excepción del área de tecnología, en la que consideran que el país debe reforzar los esfuerzos en educación y orientación vocacional debido a que es más complicado reclutar en ese campo.

A junio del 2019, la firma suma 212 contrataciones.

Pilar Madrigal, directora de promoción de inversión y postestablecimiento de Cinde, explicó que esa cifra refleja que cuando una empresa decide llevar una operación a un país extranjero, como Costa Rica, encuentra en el talento humano local un aliado para extender en el tiempo sus planes de negocio.

“Existen empresas multinacionales operando en el país que logran mantener tasas de rotación del 4,3% lo que se considera como mejor en su clase, siendo entonces esta métrica una de las más favorables, con mejor desempeño en dicho elemento de gestión humana”, agregó la representante.