Por: Cristina Fallas Villalobos.   26 junio, 2018

Sky Adventures adquirió un complejo turístico, en Guanacaste, en el que invertirá aproximadamente $11 millones para convertirlo en el parque de atracciones naturales más grande de Costa Rica.

La compañía nacional fue fundada hace más de 20 años y también opera dos parques de ese tipo en Monteverde (con una capacidad diaria de 600 personas) y la Fortuna de San Carlos (con espacio para 700 personas).

Vandara Hot Springs & Adventure cuenta con spa, piscinas de agua termal, dos restaurantes, trapiche, huertas, tirolesas y entre otros espacios.
Vandara Hot Springs & Adventure cuenta con spa, piscinas de agua termal, dos restaurantes, trapiche, huertas, tirolesas y entre otros espacios.

El nuevo proyecto involucró la compra de Vandará Hot Springs & Adventure en Buena Vista, Cañas Dulces de Liberia, en Guanacaste. Este sitio cuenta con spa, piscinas de agua termal, dos restaurantes, trapiche, huertas, tirolesas, entre otros espacios.

Rodrigo Valverde, gerente general de Sky Adventures, mencionó que los $11 millones incluyen la adquisición de Vandará, así como, la remodelación y ampliación de las instalaciones para alcanzar una capacidad de 1.000 personas por día.

"A mediano plazo (iniciando la construcción en junio del 2019) pensamos poner un teleférico que mediría dos kilómetros y tendría una capacidad máxima importante de 250 personas por hora. También tendríamos un área nueva de aguas termales, actividad en el río, escalar en piedras y árboles", agregó Valverde.

La compra de Vandará también generó nuevos puestos de trabajo, ya que pasaron de tener cerca de 45 a 100 colaboradores en puestos como cocineros, recepcionistas, guías, masajistas, fisioterapeutas, mantenimiento, choferes y otros.

Dicha cifra podría aumentar debido a que SKY Adventures valora ampliar el horario de atención a partir de diciembre próximo (actualmente es de 8 a.m. a 4 p.m.), lo que significaría la contratación de al menos 60 personas.

Para la empresa de capital 100% costarricense el nuevo proyecto, además de ofrecer opciones de aventura y relajación, representará el ambiente colonial que hubo en pueblos como Liberia y Nicoya.

"Nuestra intención es crear el parque de atracciones a nivel naturalista más grande de Costa Rica en los próximos dos años", indicó el gerente general de la compañía.

Sky Adventures atendería más de 300.000 personas al año gracias a la operación de sus tres parques de atracciones naturales en Costa Rica, según estimaciones de la compañía.

A la fecha, un 95% de sus clientes son extranjeros, mayormente (80%) provienen de Norteamérica.

Más inversión

A las instalaciones del parque se sumaría, en un plazo de tres o cuatro años, al menos una opción para hospedarse, ya sea un hotel boutique orientado al glamping (que combina la experiencia de acampar al aire libre con servicios de lujo) o uno de estilo montaña.

También, la compañía adquirió un terreno aledaño a Vandará, donde prevé construir un proyecto de $1 millón con aguas termales, espacios verdes, canchas de fútbol y tenis, así como otras atracciones, pero especialmente diseñado para el público nacional.

Ese balneario estaría listo a finales del 2019.

SKY Adventures es afiliada de la Asociación Internacional de Parques de Diversiones y Atracciones (IAAPA, por sus siglas en inglés) con sede en Orlando, Florida, Estados Unidos.

Sky Adventure también opera dos parques ubicados en Monteverde y San Carlos. Foto de: Diana Méndez
Sky Adventure también opera dos parques ubicados en Monteverde y San Carlos. Foto de: Diana Méndez

Ese ente (al cual están asociados otros proyectos ticos como el Parque de Diversiones u Oxígeno) dio a conocer, en abril pasado, que Costa Rica recibe 1,2 millones de visitas gracias a la industria del entretenimiento, lo que tiene un impacto total sobre los ingresos del país de $33 millones.

Asimismo el impacto directo en el empleo del país es de 1.520 puestos de trabajo.

Para la IAAPA, el mercado costarricense de parques de diversiones y atracciones es un segmento en crecimiento, abierto y competitivo que presenta una amplia oferta de productos, y que a su vez, tiene una fuerte tradición consumista con particularidades asociadas a fechas especiales como vacaciones de verano o invierno.

También destacó el desarrolló de Oxígeno, siendo este el primer human playground del país, que combinará áreas temáticas como anclas del comercio. Este requiere una inversión de $200 millones por parte de Cuestamoras.

Otro nombre que surgió fue Discovery Costa Rica en Guanacaste. No obstante, este es un proyecto que después de haber sido anunciado por la administración Solís Rivera, en abril del año pasado, no muestra avances y más que una realidad, parece una fantasía.