Negocios

Empresas apuestan a la innovación para destacarse en feria de promoción en Medio Oriente

Una de las empresas recibió, por segundo año consecutivo, un premio por sus productos.

Los empaques del café y del cacao de alta calidad resaltan las bondades de Costa Rica como país verde, como parte de la diferenciación de los productos. Foto: Cortesía

Del 13 al 17 de febrero ocho empresas nacionales representaron al país en la sétima edición del Gulfood Dubái 2022, feria del sector de alimentos realizada en Medio Oriente. Aunque todas las compañías ofrecen productos y procesos distintos, coinciden en dos elementos: prácticas sostenibles e innovación.

Las empresas son: Assukkar, Rainforest Water, Biocafé Oro Tarrazú, Industrias Alimenticias De la Vega, Productos Agropecuarios Visa, Blue Zone Guanacaste, Taboga, Tertulia Brugge. Las dos últimas participaron por segundo año consecutivo en la feria que acceden por medio de una convocatoria que hace la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer).

“Llevamos empresas con productos orgánicos, naturales y con empaques novedosos y amigables con el ambiente. Cabe mencionar que no todo se trata necesariamente de procesos, pues la innovación tiene muchas caras: empaque, conveniencia, canal de comercialización, presentación y producto”, explicó Álvaro Piedra, director de exportaciones de Procomer.

La novedosa técnica de empaque para transportar café listo para consumir fue lo que hizo que Tertulia Brugge, con la marca El Gusto Foods, ganara la categoría de “Mejor diseño de empaque “, el cual es compostable y su caja reciclable.

Todas las empresas se desarrollan bajo procesos amigables con el ambiente; sin embargo, cada uno elabora distintos productos que los hace destacar en el mercado nacional e internacional.

“Apostamos por productos que representan nuestra cultura y oferta exportable pero bajo conceptos novedosos, saludables y enfocados en brindar experiencias diferentes a los consumidores finales”, expresó desde Dubái, Eugenia Sánchez, gerente comercial de Tertulia Brugge.

La marca de esta empresa, El Gusto Foods, con su empaque tipo sachet (bolsa) para contener líquidos los hizo recibir el galardón al “Mejor diseño de empaque” que en palabras de Sánchez es un “mini chorreador donde tienes el café dosificado para una dosis única de 180 mililitros. Su forma práctica y conveniente así como el uso de café de calidad son parte de las características de este producto”.

Esta empresa se abastece de productores conscientes de la importancia del medio ambiente en el que en sus plantaciones habiten árboles que contribuyan a la conservación de la biodiversidad.

El año anterior les otorgaron el galardón de “Bebida más Innovadora” por su chocolate libre de azúcar y endulzado con un fruto asiático llamado Siraitia o mejor conocido como Monk Fruit.

“RainForest Water se convirtió en una realidad como una necesidad urgente de cambiar el status quo de la industria de bebidas, donde las grandes corporaciones no están dispuestas a innovar o deshacerse del plástico de un solo uso que está dañando nuestra salud y nuestro planeta a un ritmo alarmante todos los días”, puntualizó Ariel Aizenman, CEO de la empresa.

El envase se caracteriza por ser libre de plásticos en todo su proceso de producción, por lo que utiliza materiales reciclables y reutilizables en la operación de su empaque. Ofrecen botellas de aluminio y vidrio con una tapa y rosca 100% aluminio con tecnología pilfer-proof.

Para obtener el líquido recurren a manantiales artesanales del bosque lluvioso de Costa Rica. “El agua de un manantial fluye naturalmente a la superficie del suelo. Esto significa que no hay intervención humana como perforación o bombeo”, explicó Aizenman.

La marca ya tiene presencia de venta y distribución en la cadena de supermercados Lulu Group, en Emiratos Árabes Unidos.

La tecnología no queda fuera de la estrategia de negocios de esta empresa que lanzarán una colección de NFT’s del proyecto de reforestación Treeping y botellas en NFT’s para el metaverso.

“Una de las principales razones que nos hace diferenciarnos en el mercado es que estamos integrados verticalmente, eso nos permite tener flexibilidad en qué tanto podemos arriesgar en cuanto al volumen que podemos proveer a nuestros clientes, o destinar a otros proyectos y nuevos mercados, manteniendo nuestro negocio principal, que es la comercialización de piña fresca”, subrayó Adriana Mejías, ejecutiva de mercadeo de Productos Agropecuarios Visa.

La empresa exporta tubérculos, rambután (mamón chino) y piña fresca, congelada y deshidratada a 23 países alrededor del mundo.

“Actualmente trabajamos en una planta de proceso para uno de nuestros subproductos, lo cual nos permitirá no limitarnos solamente a los derivados de la piña, si no también poder dar un giro y explorar nuevas opciones y mercados, por medio de otros productos frescos que también exportamos, procurando añadirles valor y convertirlos en herramientas para incursionar en nuevos mercados”, comentó Mejías.

Cuenta con siete distintas certificaciones entre las que destaca la Global GAP, que respalda la inocuidad alimentaria y trazabilidad, protección al medio ambiente (incluyendo biodiversidad), bienestar animal, manejo Integrado del cultivo (MIC), manejo Integrado de plagas (MIP), sistemas de gestión de calidad (SGC), salud, seguridad y bienestar del trabajador.

Otro certificado con el que cuentan es el Tesco-Nurture, que garantiza que la producción de frutas y vegetales es de la más alta calidad en forma responsable y amigable con el ambiente.

Esta compañía investiga y promueve el consumo de alimentos locales de la Zona Azul de Costa Rica, Nicoya en Guanacaste. Las ‘zonas azules’ son zonas geográficas que destacan por concentrar población con alta longevidad superior a los noventa y cien años de edad.

Mediante sus productos buscan ofrecer una manera de consumo saludable. El café, té, miel, sustitutos de café, salsas, harina de maíz morado y especias son parte del portafolio con el que cuenta la marca.

Se consideran una “empresa ecológica sostenible”; además, sus productos son orgánicos.

Industrias Alimenticias de la Vega (Inalve) dio a conocer en la feria sus productos de yuca congelada, cuyo sistema de plantación utiliza microorganismos de montaña para mejorar y recuperar la fertilidad de la tierra.

“Nuestra mayor diferencia radica en nuestra exigencia por la calidad constante y buen servicio al cliente, sumado a esto, nuestros productos son congelados en un IQF (Congelamiento rápido individual), que nos facilita lograr esa calidad”, expresó Alonso Chavarría, director administrativo de la empresa.

Chavarría añadió que pretenden llegar al mercado del Medio Oriente donde “buscan incorporar nuevas alternativas tropicales, sanas y veganas en su consumo diario”. La compañía considera que facilita la experiencia culinaria por medio de productos semipreparados y congelados.

Esta compañía azucarera realiza un producto natural, integral y artesanal. Se desarrolla bajo la agricultura orgánica y cuenta con 12 distintas certificaciones que garantizan calidad, inocuidad, orgánico, comercio justo, kosher y responsabilidad social, entre otros.

Recurren a la “aplicación constante de tecnología de punta de la industria azucarera, enfoque a mercados de nicho y agricultura regenerativa”, para trabajar bajo la innovación, contó Mariela Gómez, jefe comercial de Assukkar.

En este momento trabajan en la apertura de nuevos mercados no tradicionales fuera de la Unión Europea y Estados Unidos.

Este es el segundo año consecutivo que Taboga participa en la feria y destaca por transformar eficientemente cultivos agrícolas en productos con valor agregado y crear azúcar convencional, alcohol, arroz, proteína para alimento animal y azúcares orgánicos y saborizados.

Utilizan un mecanismo que establece acciones para medir, prevenir y reducir los impactos ambientales negativos. Además hacen un uso racional de los suelos y reutilizan en un 100% las aguas tratadas para sus riegos.

Taboga también cuenta con bebidas hidratantes, en polvo y desinfectantes.

La marca Café Döga, de Biocafé Oro Tarrazú, recibió la nominación en la feria por la “Bebida más Innovadora”.

“Fuimos nominados por el proceso anaeróbico que tenemos con el café. Este es un tipo fermentación en la que trabajamos los últimos años modificándola, hasta que quedó como lo queríamos, lo enviamos a la feria y quedamos nominados”, detalló Franciny Vargas, copropietaria.

El producto cuenta con la certificación de denominación de origen Tarrazú y garantía de calidad de la planta de producción selección de grano 100% maduro y secado al sol.

“Nosotros tenemos muchos años de procesar el café con agua reciclada y este año enfrentamos una nueva técnica que es sin agua, porque uno de los principales problemas de los beneficios es el desperdicio de este recurso. Ahora lo hacemos de manera mecánica”, explicó Vargas.

Tatiana Soto Morales

Tatiana Soto Morales

Periodista graduada de la Universidad Federada San Judas Tadeo. Tiene experiencia en temas de ambiente, salud, economía y deportes.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.