Por: Cristina Fallas V.   9 mayo, 2018

P&G, empresa de bienes de consumo, le ofrece a todos sus colaboradores un seguro médico privado con cobertura a su pareja sin importar si es del mismo sexo.

Con esa medida, la compañía cumple con el primer artículo de la Declaración Universal de Derechos Humanos que establece que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.

Operar bajo ese principio genera múltiples beneficios a las empresas, según lo aseguran firmas legales con áreas especializadas en derechos humanos (como BLP y Expertis Legal) y compañías que tienen sus propias políticas sobre el tema como P&G, Florida Ice & Farm (Fifco), Walmart de México y Centroamérica y Holcim.

Walmart de México y Centroamérica es otra de las compañías que quiere mejorar su gestión en derechos humanos al aumentar las contrataciones de personal con algún tipo de discapacidad. Fotografía cortesía de Walmart.
Walmart de México y Centroamérica es otra de las compañías que quiere mejorar su gestión en derechos humanos al aumentar las contrataciones de personal con algún tipo de discapacidad. Fotografía cortesía de Walmart.

Una de las principales ganancias es que las empresas evitan procesos que pueden ser costosos y hasta traumáticos, como por ejemplo, el pago de indemnizaciones o hasta la reinstalación del personal afectado.

Esto porque al implementar medidas en beneficio de los derechos humanos puede estar cumpliendo e incluso superando, lo establecido en las normas del país (el Código Procesal Laboral, la ley 7600 en beneficio de personas con alguna discapacidad, el Código de la Niñez y la Adolescencia y otros).

Otro beneficio es que hay estudios que indican que el grado de implicación del colaborador con el negocio es un 30% mayor cuando la empresa proporciona un ambiente respetuoso, diverso e inclusivo.

También tener una buena gestión de derechos humanos abre puertas de negocios. Actualmente hay empresas alrededor del mundo que exigen a sus proveedores tener certificaciones internacionales en el tema o que cumplan con los derechos humanos mínimos.

"Si usted es hostil ante sus trabajadores o si no cumplen los estándares laborales mínimos, cada vez le será más difícil vender su producto internacionalmente", destacó el director de la práctica de Derechos Humanos de Expertis Legal, Daniel Valverde.

¿Qué hacen las empresas?

P&G es una de las compañías que percibe una mejor compenetración con sus más de 1.500 colaboradores en Costa Rica gracias a su acciones en el tema.

Esta empresa, además de cumplir con las legislaciones locales que regulan la materia, apoya los Principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos de las Naciones Unidas, los cuales engloban una serie de instrumentos internacionales que reconocen y protegen los derechos humanos.

Por ejemplo, cuentan con un Manual Global de Conducta en el Negocio que les proporciona a sus empleados una guía clara para afrontar situaciones específicas, atender preguntas e inquietudes, así como, reportar violaciones a los derechos humanos sin ningún tipo de represalia.

Además en el país tienen grupos de afinidad que les permiten estar al tanto de cómo mejorar sus procesos de gestión y fortalecimiento del talento de manera inclusiva, con un enfoque en personas con discapacidad, comunidad LGBTIQ y la equidad de género.

Entre las prácticas más reconocidas en la empresa están las capacitaciones en el idioma Lesco, brindar los mismos beneficios a los empleados sin importar su inclinación sexual, licencia extendida de maternidad hasta por un año, licencia de paternidad de hasta 10 días hábiles, salas de lactancia, políticas de flexibilidad laboral y teletrabajo.

Fifco, por su parte, está en el proceso de lanzar su nueva política de derechos humanos que tiene como objetivo que se respetan los derechos de todos sin importar edad, raza, sexo, religión, orientación sexual, estado civil, opinión política, ascendencia nacional, origen social, capacidad especial, situación económica u otras.

"Tenemos programas específicamente enfocados en promover las libertades y derechos de cada colaborador, pero más importante aún, velamos porque elementos fundamentales como el acceso a oportunidades de crecimiento y remuneración no dependan en nada con las condiciones del empleado sino solamente dependan de sus méritos", mencionó Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Fifco.

Además la firma busca promover los derechos humanos en su cadena de valor, por lo que cuenta con varios programas e iniciativas que por su naturaleza apoyan, protegen y respetan los derechos humanos de sus proveedores, clientes y consumidores.

Ejemplo de eso es el Programa de Compras Sostenibles que se creó con el fin de que sus proveedores mejoren su desempeño social y ambiental, en donde se les califica con una nota según sus resultados año con año.

La empresa también tiene su programa FIFCO Oportunidades con el que brindan ayuda integral en vivienda, finanzas, educación y salud a colaboradores que están viviendo en vulnerabilidad socio económica, de tal forma, que puedan ayudar a nivelar las oportunidades que tienen sus empleados y familias.

Walmart de México y Centroamérica es otra de las compañías que quiere mejorar su gestión en derechos humanos al aumentar las contrataciones de personal con algún tipo de discapacidad.

Recientemente anunciaron que pretenden contratar al menos 100 personas con condiciones especiales, durante este año, como parte de su programa Sin Barreras, con el que se incentiva la participación de talento diverso en igualdad de oportunidades.

"En Walmart queremos incentivar la participación de un talento diverso en igualdad de oportunidades en todos los niveles de la organización y estamos comprometidos a generar un ambiente laboral inclusivo que respete y valores las diferencias individuales", resaltó Mariela Pachecho, subgerente de Asuntos Corporativos de Walmart.

Finalmente Holcim reconoce que los derechos humanos relacionados con las empresas es un requisito de hacer negocios en un mundo globalizado, por lo que elaboró una metodología basada en los estándares claves que se establecen en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los Convenios Fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Los temas abordados van desde la libertad de asociación, libre de trabajo forzoso y acceso básico a áreas como educación, salud y trabajo.

Ahora queda en manos de los empresarios si desean seguir cumpliendo con las normas básicas o dar pasos extra que no solo benefician a sus colaboradores, si no también, a los ingresos de sus compañías.

Preste atención

  • Elabore y revise las políticas empresariales sobre derechos humanos (equidad, no discriminación, diversidad y otros).
  • Sensibilice y capacite internamente sobre diversos temas de derechos humanos que puedan interesar a la empresa.
  • Busque asesoría jurídica y asistencia técnica en el desarrollo de procesos internos y externos en relación con poblaciones que puedan encontrarse en vulnerabilidad como poblaciones indígenas, personas LGBTI, mujeres, personas con discapacidad y otros.
  • Reciba una inducción sobre la normativa aplicable en Costa Rica de acuerdo con sus obligaciones en el derecho internacional público.