Por: Cristina Fallas Villalobos.   25 marzo, 2018

Hace cuatro años los food trucks (camiones de comida) arrancaron en el mercado costarricense con el objetivo de conquistar espacios públicos y privados.

En el camino encontraron obstáculos que les impiden acelerar sus ganancias a través de las ventas en los primeros, aferrándose así, a eventos de índole privada para sobrevivir en Costa Rica.

A la fecha se han contabilizado cerca de 36 camiones de comida, de los cuales 23 se unieron a la Asociación de Food Trucks de Costa Rica (creada en el 2016 para impulsar actividades y dar confianza a los organizadores de eventos y clientes).

En Costa Rica opera un parque para camiones de comida llamado CalleVieja Food Trucks. Fotografía de: Diana Méndez
En Costa Rica opera un parque para camiones de comida llamado CalleVieja Food Trucks. Fotografía de: Diana Méndez

Entre las empresas con este modelo gastronómico están Bombona La Vocha Crepera, Go Fish, Apetico, Papata, Ventanita Meraki, La Cebichería, Aguizotes, Armonía y Dr. Grill entre otros.

¿Cuáles dificultades enfrentan? En Costa Rica no existe una legislación nacional sobre el uso de food trucks en espacios públicos, por lo que cada municipalidad se encarga de gestionar los permisos bajo la figura legal que considere adecuada.

Usualmente al realizar los trámites buscan un modelo similar y afín como lo es el de restaurante, servicio a domicilio o caterig service.

A esto se suma que los avales de los municipios se asocian principalmente a eventos especiales; por ejemplo, las fiestas de Palmares, el Festival Gastronómico Escalante o Transitarte.

“No existen espacios permitidos para que un food truck se parquee y venda a los clientes de una zona a no ser que exista una actividad en ese espacio”, resaltó el vicepresidente de la asociación, Adrián Araya.

Para Transitarte, que se realizó del 16 al 18 de marzo, la Municipalidad de San José gestionó la presencia de food trucks bajo la figura del uso de espacio público para gastronomía.

Eso implicó que los nueve camiones que participaron tuvieran que llenar un formulario de patente temporal y pagar ¢25.000, asimismo, el Ministerio de Salud les solicitó antes del evento el carné de manipulación de alimentos a sus funcionarios, las pólizas del camión y una hoja de funcionamiento.

La Municipalidad de Montes de Oca se encuentran en proceso de realizar la consulta respectiva al Concejo Municipal con el fin de esclarecer algunos puntos relacionados al plan regulador y la normativa que se implementaría para la operación de food trucks.

De festivales masivos a bodas

Al depender de los eventos públicos que realizan los municipios, las empresas que cuentan con Food Trucks impulsan sus ventas al participar en actividades privadas como festivales masivos (como Picnic o el Street Food Festival), eventos empresariales, bodas, baby showers, conciertos y exposiciones.

Go Fish tiene dos años desde que empezó a vender hamburguesas y pinchos de pulpo, ceviche, fish & chips, camarones búfalo y otros productos con su camión de comida.

Un 80% de los ingresos del Food Truck de Go Fish (que también tiene dos restaurantes en zonas del país) provienen de eventos privados.

Go Fish es una de las 23 empresas que integran la Asociación de Food Trucks de Costa Rica. Ellos comercializan hamburguesas y pinchos de pulpo, ceviche, fish & chips, camarones búfalo y otros productos con su camión de comida. Fotografía de: Diana Méndez
Go Fish es una de las 23 empresas que integran la Asociación de Food Trucks de Costa Rica. Ellos comercializan hamburguesas y pinchos de pulpo, ceviche, fish & chips, camarones búfalo y otros productos con su camión de comida. Fotografía de: Diana Méndez

“El gran reto para el negocio es el cambio de legislación para que un camión de comida no sea considerado una venta ambulante como un carro de copos, ya que tenemos altos niveles de salubridad y seguridad”, explicó Alberto Cubero, socio de la empresa.

Por su parte, Apetico reporta que también un 80% de sus ingresos es por eventos privados como conciertos, exposiciones, reuniones de negocios y otros.

Esta empresa comercializa bebidas a base de café (caliente y frío), paninis, pizzas artesanales, empanadas argentinas y reposterías dulce y salada.

Apetico también tiene una cafetería gourmet en Paseo Colón.

Para la Bombona La Vocha Crepera, aún no existe legislación en el país que les facilite ampliar el negocio, por lo que su reto principal está tener una agenda completa para que el camión esté siempre trabajando.

Una legislación más clara en los municipios sobre a la operación de los food truck haría que este tipo de negocios, en lugar de tener que parquearse en un solo punto, puedan rodar más en las carreteras nacionales y ampliar su cobertura sin invertir en un lugar fijo.

Empresas asociadas:

  • Aguizotes
  • Armonía
  • Bombona La Vocha Crepera
  • Central Truck
  • Crazy Churros
  • Dr. Grill
  • Fufo's Dog
  • Garibaldi's 
  • Grill Out
  • Go Fish
  • Il Volpino
  • La Cebichería 
  • La Ricura
  • Costa Rica Catering
  • Mr Shawarma 
  • Papata
  • Pipos Dog
  • Primavera Fruit Truck 
  • RetroWings
  • The Kitchen 
  • Uva Nómada
  • Ventanita Meraki
  • Wheelys Café