Negocios

Guanacaste afianza recuperación inmobiliaria con productos residenciales amarrados a marcas hoteleras

Reserva Conchal —que comprende los hoteles W y Westin y sus 11 proyectos residenciales— y la marca Six Senses en Papagayo, son algunos ejemplos del auge inmobiliario que se ha presentado en la provincia

Después de la crisis económica de 2009 que azotó los desarrollos inmobiliarios en Guanacaste, la provincia muestra signos de recuperación en los últimos seis años. Pese a que la pandemia significó un retroceso sin precedentes en la principal actividad productiva de la zona: el turismo, la demanda por los proyectos residenciales, en especial los “amarrados” a marcas hoteleras, crece de forma acelerada.

La industria inmobiliaria se ha dinamizado por factores como el interés del mercado local e internacional, que busca “vivir activamente antes de retirarse”, por familias que quieren una residencia en Costa Rica para permanecer durante largos períodos de tiempo, así como por el auge del teletrabajo y los nómadas digitales.

La estrategia a nivel mundial de posicionar al país como el destino turístico “ideal” post pandemia —por sus playas, montañas, los amplios espacios al aire libre y su visión sostenible— se dirige a mercados importantes de atracción de turistas como Estados Unidos y Canadá.

“Se está acelerando el proceso de desarrollo, pero venía desde antes. Guanacaste desde el 2014 ya se había recuperado de lo que fue la crisis del 2009 y más bien viene en crecimiento exponencial en los últimos cinco o seis años, y claro la pandemia trajo un paro en ese crecimiento para todo el mundo, pero creemos que hay un potencial para explotar el desarrollo de la provincia”, expresó Alberto Bonilla, director de desarrollos Garnier & Garnier.

Ejemplos del auge inmobiliario en la provincia guanacasteca son: Reserva Conchal, que comprende los hoteles W y Westin, y sus 11 proyectos residenciales, el último construido en 2020 bajo la marca Marriot W; y la marca Six Senses en Papagayo, que arrancará la construcción de un hotel resort y 32 villas residenciales a mediados de 2022, así como otra marca hotelera(de la que no se brindó mayor detalle), también tendrá un resort y 35 residencias.

“Veníamos de un 2008 que detuvo por completo los desarrollos de real estate en la zona de Guanacaste. Sin embargo, nosotros seguimos desarrollando de forma menor durante los años siguientes, sobre todo con los lotes unifamiliares que era lo que estábamos vendiendo”, indicó Fabián Fernández, gerente de negocio de Hospitalidad de Florida Ice Farm & Co (Fifco). Reserva Conchal pertenece al negocio inmobiliario y de turismo de esta empresa.

Para el 2020, Reserva Conchal cerró sus ventas de producto inmobiliario en $4,8 millones, cuando se terminaron de vender los últimos lotes de su condominio Llama del Bosque. En ese momento, solo quedaban disponibles los lotes del condominio Cocobolo y de W Residences. Sin embargo, para este 2021 superaron los $5 millones en ventas y solo hay 10 lotes —de W Residences— disponibles al público.

Fernández afirmó a EF que las cifras son muy “importantes y significativas” para el negocio y esperan para el 2022 estar por encima de los $7 millones en ventas de producto inmobiliario.

Proyectan, además, para el futuro próximo la construcción de dos residenciales más en la zona. El primero de 10 lotes con vista al mar y el segundo de 11 lotes con vista a la montaña, ambos dirigidos a públicos distintos.

Residencias en Reserva Conchal
1. Bougainvillea: 62 condominios de estilo colonial.
2. Melinas: 12 lotes donde se construyeron casas.
3. Malinche: apartamentos y lotes con casas.
4. Carao: cinco torres con 12 villas.
5. Cobo: apartamentos.
6. Llama del Bosque: lotes donde se construyen casas.
7. Cortéz Amarillo: cinco lotes con vista al mar.
8. Roble Sabana: una torre de condominios.
9. Aromo: lotes donde se construyen casas.
10. Cocobolo: lotes donde se construyen casas.
11. W Residences: proyecto que nace de la compra del derecho a utilizar la marca Marriot W. Es un complejo de 14 lotes que tienen en venta en el resort, cuatro de ellos ya fueron comprados y uno está en construcción. Tienen precios desde los $500.000 hasta los $775.000.
12. Ceibo: proyecto de GTU desarrolladores y que Reserva Conchal comercializa. Comenzaron a vender los lotes en marzo de 2021 y en noviembre vendieron el último lote.
Nota: Cada proyecto tiene su propia casa club, con piscina y área de entretenimiento. Además, los huéspedes del complejo W Residences tienen acceso a todas las amenidades del hotel Westin.
Fuente: Reserva Conchal Real Estate.

La desarrolladora Garnier & Garnier está trabajando en dos proyectos inmobiliarios que comenzarán su construcción en 2022. El primero, ubicado en Papagayo, es el Six Senses Hotel & Resort que tendrá 42 habitaciones (suites independientes) y su producto residencial de 32 villas residenciales.

Su apertura será a principios del 2024, y según información publicada por EF, el proyecto implicará una inversión de $200 millones y generará 250 empleos directos.

Bonilla precisó que para la operación del hotel como tal, se generarán 150 empleos para personas de la comunidad de Guanacaste. Además, el público meta del desarrollo es el mercado de “segunda casa” extranjero, específicamente las personas que habitan al oeste de EE. UU., que es un “segmento de alto potencial de compra”.

Y el segundo proyecto —del que la empresa no brindó mayor detalle, ya que están preparando su lanzamiento formal para inicios del 2022— será un hotel “cinco estrellas” de 200 habitaciones, que también va a traer un producto residencial a la par (35 residencias). Estaría listo para entregar a finales de 2023.

El concepto de esta marca es más nativo y generará casi 500 plazas de empleo en la etapa de construcción y 250 puestos durante la operación del hotel. Ambos desarrollos ya tienen su permisos de construcción y viabilidad ambiental.

“Hay mucho potencial para construir más hoteles porque todavía hay demanda. Amarrados a esos hoteles hay proyectos residenciales que en algunos casos que van con la misma marca del hotel y en otros no”, dijo el director de desarrollos de Garnier & Garnier.

El panorama no es positivo para todo el gremio. Por ejemplo, José Luis Salinas, presidente de Grupo Inmobiliario El Parque, afirmó que la desarrolladora inició la construcción de una torre de apartamentos en playa Potrero a principios de 2021 y se tuvo que frenar por la problemática de abastecimiento del agua para este tipo de proyectos. Una situación que arrastra la zona desde hace varios años atrás.

“En Guanacaste solo están dando derechos de uso de agua a casas unifamiliares. No hay posibilidad que se entregue agua a condominios como el nuestro, un condominio residencial vertical. En mesas de negociación con Casa Presidencial y con la junta directiva del AyA se buscará una solución para que los proyectos continúen, mientras ellos arreglan los problemas de infraestructura para tener acceso al recurso”, explicó Salinas.

Ningún otro desarrollador consultado por EF mencionó tener problema alguno con el abastecimiento de agua para la continuidad de sus proyectos.

En julio de 2021, por medio de un comunicado emitido por Casa Presidencial, se anunció que para este año el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) tenía —en diseño o ejecución— 11 obras distribuidas en Bagaces, Nicoya, Cañas, Abangares y Carrillo para mejorar la disponibilidad y abastecimiento de agua potable de más de 170.000 personas de la región Chorotega, con una inversión cercana a los ¢30.000 millones.

“Este año ya podemos visualizar importante infraestructura en los cantones de Bagaces, Nicoya, Cañas, Carrillo y La Cruz, desde pequeñas comunidades hasta las principales ciudades, y seguiremos trabajando para que la región tenga mejores condiciones frente a fenómenos naturales, como sequías y la salinización de pozos”, afirmó en ese momento, el presidente ejecutivo de la entidad, Tomás Martínez.

Maria Pía Robles, directora de relaciones corporativas de Fifco indicó que el compromiso de todas sus unidades de negocio, como lo es Reserva Conchal, es siempre operar con el menor impacto posible en el medio ambiente y lo “han logrado con inversión en equipos y programas de sostenibilidad”. Por ejemplo, cuentan con dos plantas de tratamiento de aguas residuales, que permiten —posteriormente— utilizarlas en tareas de riego en la reserva, lo que genera un uso eficiente del recurso.

La provincia de Guanacaste retrocedió a los niveles de pobreza del 2014 por culpa de la pandemia y el apagón de su principal motor, el turismo. Tras el intento por seis años de reducir los indicadores de pobreza, y una transformación de su sistema productivo para orientarlo al turismo —sobre todo receptor— y a los servicios, el impacto del coronavirus al empleo, el mercado laboral y la actividad turística fue sin precedentes.

Los empresarios afirman que actualmente visualizan una recuperación a niveles pre pandemia impulsada por la promoción del país como destino turístico y la recuperación de las aerolíneas que brindan servicio a la zona.

Según el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), en los últimos meses de 2021, se han registrado cifras mayores de entradas y salidas por parte de turistas al aeropuerto Daniel Oduber Quirós. Incluso, las llegadas en octubre anterior registraron 23.459 turistas, más que las 22.290 llegadas del 2019.

El Concejo Municipal del Distrito de Cóbano, en la península de Nicoya, indicó que en los vuelos privados en avioneta que salen del sector de San José hacia Tambor hay un promedio de ingreso de turistas de entre 3.500 y 4.000 al mes, que se distribuyen en las aerolíneas que actualmente prestan servicio a la localidad: Carmona Air y Sansa.

La recuperación del sector turismo en las costas del Pacífico también genera esperanza en el sector de construcción, el cual mantiene sus perspectivas puestas en que se incrementen los nuevos proyectos relacionados a la actividad hotelera.

Datos del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) muestran una variación de intención de construcción de un 32% en los primeros siete meses del 2021, respecto al mismo periodo del 2020 en proyectos habitacionales.

Por ejemplo, para el 2022, Grupo Laguna dedicada a la remodelación, mantenimiento y construcción de proyectos, buscará expandir sus servicios a todo el territorio nacional y el desarrollo de nuevos proyectos residenciales en Guanacaste, Jacó, Guácima, Curridabat y Santa Ana.

Asimismo, uno de sus principales objetivos es ingresar a nuevos mercados internacionales así como atraer inversión extranjera que busque soluciones mobiliarias integrales.

Nicole Pérez

Nicole Pérez

Periodista de El Financiero y excolaboradora del proyecto #NoComaCuento de La Nación.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.