Por: AP y AFP.   13 julio
Las camisetas oficiales de Juventus con el nombre y número de Ronaldo se están vendiendo en Turín con velocidad de una por minuto. Foto: AFP
Las camisetas oficiales de Juventus con el nombre y número de Ronaldo se están vendiendo en Turín con velocidad de una por minuto. Foto: AFP

Helados con sabor a CR7, pizza CR7, grandes colas para comprar su camiseta: Turín está convulsionada con la inminente llegada de Cristiano Ronaldo, flamante adquisición de Juventus. Pero no todo es alegría: los empleados de Fiat amenazan con huelga por el papel de la empresa en el traspaso, cuyo costo consideran “inaceptable”.

Los comerciantes no pierden la oportunidad de explotar la popularidad del portugués, que la Juve compró en 112 millones de euros con la esperanza de que la ayude a ganar el trofeo que se le niega: la Liga de Campeones.

Leonardo La Porta, propietario de la Gelateria Miretti en el corazón de la ciudad, creó un sabor llamado CR7. No es hincha de la Juve y ni siquiera un apasionado del fútbol, pero acostumbra a inventar sabores alusivos a grandes eventos que tienen lugar en la ciudad.

Dijo que buscó un sabor que representase la unión de Turín y Portugal.

“Empecé a venderlo el 7/7 porque se decía que ese día iba a ser presentado Cristiano Ronaldo” , dijo La Porta. “Lo creé una semana antes. Hice una intensa investigación” .

“Usamos un licor portugués típico, Ginja. Aquí en el Piamonte tenemos algo parecido. En Portugal se sirve con una taza de chocolate, por lo que el helado tiene leche, crema, azúcar, harina de algarrobo, este licor Ginja y pedazos de chocolate” .

El propietario de Gelateria Miretti, Leonardo La Porta, muestra el helado CR7, que creó para celebrar la llegada de Cristiano Ronaldo a Juventus. Foto: AP
El propietario de Gelateria Miretti, Leonardo La Porta, muestra el helado CR7, que creó para celebrar la llegada de Cristiano Ronaldo a Juventus. Foto: AP

Cerca de la heladería hay una pizzería que también sueña con ser visitada por el astro.

Tommy Tegamino, dueño de dos abonos anuales de la Juve, y los hermanos Filippo y Tommaso Crozaso, ofrecen ahora una “ Pizza CR7 ” , con queso stracchino y aceitunas negras que dan forma al número siete del jugador. El queso y las aceitunas reproducen los colores blanco y negro del club.

La pizza cuesta siete euros ($8,17).

“¡Ojalá (Cristiano) venga!”, dijo entre risas Sara Giulia Peira, administradora de uno de los tres locales de la pizzería.

A muchos turineses les cuesta creer que Cristiano vendrá a la Juve.

Raimondo Livolsi, obrero de 37 años, dijo que pensó que la noticia “era una broma” .

Enrico Tolve, maestro de escuela de 59 años de Foggia, que visitaba Turín, estaba comprando una camiseta del jugador para su sobrino.

“Ahora nadie tiene esperanza alguna, ni en Italia ni en Europa”, aseguró. “La Liga de Campeones es nuestra 100%”.

Juventus se consagró campeón de Italia las últimas siete temporadas, pero no conquista la Champions desde 1996.

Las camisetas de Cristiano vuelan. La tienda oficial de la Juve en Milán calcula que se vende una por minuto.

Algunos aficionados, no obstante, no ven con buenos ojos la llegada de Cristiano a un precio tan alto en momentos en que hay serios conflictos laborales con la empresa automotriz Fiat, propiedad de la familia Agnelli, dueña también de la Juve.

Como estos dos lectores en via Lagrange, en el centro de Turin, la ciudad consume todo el día las noticias sobre el traspaso de Cristiano Ronaldo a la Juventos, proveniente del Real Madrid. Foto: AFP
Como estos dos lectores en via Lagrange, en el centro de Turin, la ciudad consume todo el día las noticias sobre el traspaso de Cristiano Ronaldo a la Juventos, proveniente del Real Madrid. Foto: AFP
Amenaza de huelga

El anuncio de dos días de huelga en la fábrica de Fiat en Melfi (sur de Italia) para protestar contra el fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juventus, por parte del sindicato Unión Sindical de Base (USB), fue rechazado y criticado este jueves por importantes organizaciones del sector.

Fiat y Juve comparten el mismo accionista de referencia, la familia Agnelli, la histórica dinastía de la industria automotriz italiana, lo que indignó al sindicato minoritario USB. La estrella del Real Madrid firmó un contrato por cuatro años con la Juventus por más de 100 millones de euros.

“Es inaceptable que mientras la dirección de FCA (Fiat Chrysler) sigue exigiendo grandes sacrificios a sus trabajadores, la misma administración decida gastar cientos de millones de euros para la adquisición de un jugador de fútbol”, protestó la organización en un comunicado.

La decisión de ese sindicato tuvo mucho impacto mediático a nivel internacional, pero fue rechazada por las mayores organizaciones del sector, entre ellas CGIL-Fiom, que “no va a responder a ese llamado de huelga”, según indicaron.

Esta es la primera fotografía de Cristiano Ronaldo brindando por su nueva carrera en el Juve, junto al presidente del club, Andrea Agnelli y su agente Jorge Mendes. Foto: Maisfutebol
Esta es la primera fotografía de Cristiano Ronaldo brindando por su nueva carrera en el Juve, junto al presidente del club, Andrea Agnelli y su agente Jorge Mendes. Foto: Maisfutebol

La USB intenta atraer la atención con “una operación de propaganda fácil”, según un observador cercano al movimiento sindical de Italia.

“Se trata de pura publicidad, se desvían de los verdaderos problemas de los trabajadores. Pedimos respeto”, protestó en una nota conjunta Fim, Uilm, Fismic y Uglm, que reúne a buena parte de los trabajadores y que está negociando una nueva estrategia industrial para la fábrica automotriz.

“El fichaje de Ronaldo no atañe los derechos de los trabajadores ni a la Fiat, ya que FCA y Juventus son sociedades completamente distintas”, precisó Gianluca Ficco, secretario nacional de Uilm.

El astro portugués deberá llegar el 16 de julio a Turín para una visita médica y una presentación oficial.

La llegada del cinco veces Balón de Oro a Turín debería multiplicar los ingresos de la Juventus, que cotiza en la bolsa, así como a todo el fútbol italiano.