Por: Cristina Fallas Villalobos.   12 noviembre, 2018

La cadena de restaurantes KFC invirtió aproximadamente $1,2 millones en la apertura de su restaurante número 43 de Costa Rica, ubicado en San Francisco de Heredia.

El establecimiento, que se localiza del templo católico 100 metros hacia el oeste, tiene un espacio de 370 metros cuadrados y una capacidad para 120 personas.

Su puesta en operación generó 35 empleos.

El nuevo establecimiento se localiza de la iglesia católica de San Francisco de Heredia, 100 metros hacia el oeste. Fotografía cortesía de KFC para EF.
El nuevo establecimiento se localiza de la iglesia católica de San Francisco de Heredia, 100 metros hacia el oeste. Fotografía cortesía de KFC para EF.

“Nuestra promesa y compromiso de ofrecer pollo de calidad siempre fresco y continuar posicionándonos como la marca de comida rápida favorita de los costarricenses, nos permite cumplir la meta de abrir un nuevo restaurante de KFC”, destacó el gerente general de la cadena, Isidro Perera.

Algunas de las características que tiene el nuevo punto de venta es que cuenta con terraza, estacionamiento, Wi-Fi de alta velocidad, estaciones de carga, área de juegos, autoservicio y servicio exprés.

KFC inició operaciones en Costa Rica en 1969 al abrir su primer restaurante en Paseo Colón.

Otras cadenas de comida rápida que ampliaron su presencia recientemente, son Taco Bell y Burger King.

En setiembre, Taco Bell inauguró un local al costado norte del Parque La Merced, en San José. Esa apertura generó 30 nuevos puestos de trabajo, de los cuales cinco son parte del programa Inclusión sin Límites (brinda oportunidades laborales a jóvenes con algún tipo de discapacidad).

Mientras que, en ese mismo mes, Burger King volvió abrir las puertas de su local insignia en San Pedro.