Por: AFP .   17 febrero
(FILES) In this file photo taken on March 20, 2019, shows the logo of German chemicals and pharmaceuticals giant Bayer on a wall at the group's coumpound in Berlin. - A jury in California on May 13, 2019 ordered Bayer-owned Monsanto to pay more than $2 billion damages to a couple that sued on grounds the weed killer Roundup caused their cancer, lawyers said. (Photo by Odd ANDERSEN / AFP)
(FILES) In this file photo taken on March 20, 2019, shows the logo of German chemicals and pharmaceuticals giant Bayer on a wall at the group's coumpound in Berlin. - A jury in California on May 13, 2019 ordered Bayer-owned Monsanto to pay more than $2 billion damages to a couple that sued on grounds the weed killer Roundup caused their cancer, lawyers said. (Photo by Odd ANDERSEN / AFP)

Un tribunal estadounidense condenó a los grupos alemanes Bayer y BASF a pagar $265 millones a un agricultor que denunció que su pesticida fabricado con el herbicida dicamba había destruido sus cultivos de durazneros.

El jurado del tribunal federal de Cape Girardeau, en el estado de Misuri (centro), dictó esa sentencia tras una denuncia de Bill Bader quien afirmaba que ambas compañías animaban a los agricultores a usar el dicamba en forma irresponsable.

El dicamba es un herbicida popular, pero controvertido, ya que tiende a matar los cultivos en los campos vecinos de donde se utiliza. Se expande fácilmente y acaba con las plantas que no están adaptadas al producto.

Según la agencia Bloomberg, este es el primer juicio en Estados Unidos sobre el pesticida dicamba, que lleva muchos años en el mercado. Pero otros agricultores de distintos lugares de Estados Unidos también demandaron a Bayer por las pérdidas sufridas por culpa del dicamba.

Esta decisión judicial llega después del que en el que Bayer fue condenada por un jurado californiano a pagar $290 millones a un jardinero enfermo de un cáncer incurable. Esa sentencia fue por no haber informado suficiente sobre la peligrosidad del RoundUp, otro controvertido pesticida.

Bayer, que asegura que el dicamba es inocuo para los cultivos si los agricultores siguen las instrucciones, anunció en un comunicado el lunes 17 de febrero que tenía intención de apelar la sentencia “lo antes posible”.

BASF también quiere "utilizar todos los medios legales a disposición" para impugnar el fallo, dijo el lunes un portavoz de la compañía.

Bayer compró en 2018 el gigante estadounidense de los cultivos transgénicos y las semillas Monsanto, y tuvo que ceder a BASF una parte de sus actividades agroquímicas para respetar las normas de la competencia.