Por: Jéssica I. Montero Soto.   20 junio
La incorporación de poblaciones diversas en los discursos comerciales y en las operaciones de las empresas son una de las características que las nuevas generaciones favorecen a la hora de elegir dónde y qué comprar. Foto: Archivo GN
La incorporación de poblaciones diversas en los discursos comerciales y en las operaciones de las empresas son una de las características que las nuevas generaciones favorecen a la hora de elegir dónde y qué comprar. Foto: Archivo GN

Más de 40 empresas se comprometieron este 20 de junio a promover una mayor igualdad y respeto para las personas LGBTI+ en Costa Rica. La iniciativa, fomentada por la Alianza Empresarial para el Desarrollo (AED), integra a empresas y organizaciones que comparten el objetivo de fomentar espacios de trabajo inclusivos para sus colaboradores.

Esta actividad forma parte de Pride Connetion, una red que lidera AED y que está integrada por las empresas fundadoras: EY, Intel, IBM, Walmart, P&G, Scotiabank y Accenture. Además, la integran otras 20 empresas.

Como parte de estos compromisos, se realizó por cuarto año consecutivo la firma de la Declaración de San José. Este documento se basa en diez principios en contra de la discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género y a favor de la promoción de los Derechos Humanos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales (LGTBI+).

“Las personas LGBTI+ siguen sufriendo exclusión y discriminación y es necesario generar acciones afirmativas a nivel empresarial para garantizar la igualdad. Por esto, a través de Pride Connection pretendemos que las empresas asuman esa responsabilidad y compromiso por mejorar su gestión empresarial, apoyando los derechos humanos de todas las personas” indicó Olga Sauma, Directora Ejecutiva de AED.

Durante el evento se presentaron los resultados alcanzados por las empresas firmantes durante el periodo del 2018 y contó con la participación de Olga Sauma, directora ejecutiva de AED; Luis Salazar, comisionado presidencial LGBTI; Enrique Sánchez Carballo, diputado y Elián Villegas, presidente del Instituto Nacional de Seguros; esto en el marco de la Marcha de la Diversidad 2019.

Declaración de San José

Este es el contenido del documento que firmaron las empresas en el marco de la iniciativa Pride Connection:

  1. La organización se compromete a promover los Derechos Humanos y la igualdad de las personas LGBTI.
  2. La organización se compromete a eliminar la discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género y a crear espacios de trabajo seguros y saludables para todas sus colaboradoras.
  3. La organización se compromete a realizar acciones de sensibilización y educación hacia su público interno en relación con los Derechos Humanos y el respeto de las personas LGBTI.
  4. La organización se compromete a apoyar a líderes y grupos de afinidad de empleados LGBTI que promuevan espacios de trabajo inclusivos.
  5. La organización se compromete a respetar los Derechos Humanos de las personas LGBTI en sus estrategias y acciones de mercadeo, comunicación y publicidad.
  6. La organización se compromete a visibilizar públicamente la adhesión a esta declaración y sus principios a través de sus medios de comunicación y difusión institucionales.
  7. La organización se compromete a promover el respeto a los derechos de las personas LGBTI en la planificación de productos, servicios y en la atención y servicio al cliente.
  8. La organización se compromete a establecer mecanismos para recibir, dar seguimiento y solución a quejas y faltas relacionadas con los Derechos Humanos de las personas LGBTI y a cualquier caso de discriminación en su esfera de influencia.
  9. La organización se compromete a establecer indicadores para medir la mejora continua en temas de inclusión laboral y respeto de los derechos de las personas LGBTI.
  10. La organización se compromete a apoyar o participar en al menos una actividad para la promoción de los derechos humanos de las personas LGBTI desarrollada por un tercero al año.

Víctor Castro, vocero de la AED, explicó que las empresas reciben beneficios de gestión y de negocio al participar en este tipo de compromisos e iniciativas.

“Realmente primero es una forma en que las empresas, en su responsabilidad, en la parte legal (de respeto a los derechos humanos) hacen real este compromiso de cumplimiento de la legislación. Así evitan el riesgo de actos discriminatorios dentro de sus operaciones, que les puedan provocar problemas de reputación y de todo tipo”, explicó.

Otros beneficios asociados son la atracción de talento, dinamismo del clima laboral, mejor ambiente para trabajar, reducción de procesos por discriminación o acoso y retención de talento, entre otros.

“También está el componente positivo para evaluación de consumidores y consumidoras, que premian a las empresas diversas e inclusivas con su decisión de compra”, afirmó Castro.