Por: María Luisa Madrigal.   18 noviembre, 2019
06/11/2019 Barrio Otoya, San José. Megan Kennedy, de hoteles Selina. Foto: Rafael Pacheco
06/11/2019 Barrio Otoya, San José. Megan Kennedy, de hoteles Selina. Foto: Rafael Pacheco

Después de que los fundadores de Selina abrieron el primer hotel en Panamá, Costa Rica fue la elección natural para continuar con el crecimiento de la marca. Así lo resume Megan Kennedy, directora país de Selina Costa Rica.

¿Por qué Costa Rica? No solo por todo lo que el país ofrece a la industria turística sino por los valores de su gente que encajan con la filosofía de una marca que busca inspirar conexiones auténticas y significativas.

“Selina en Costa Rica es un ejemplo de lo que queremos lograr en cada país y es la oportunidad de ofrecer la mayor cantidad de locaciones para que viajeros de todo el mundo tengan la oportunidad de conocer todo el país”, explicó Kennedy.

Sumado a esto, las estadísticas de Turismo que tiene el país son muy robustas. Fue la nación de Centroamérica con más visitantes en el 2018, con alrededor de tres millones de turistas. El país también se ubica como el segundo país en la región, después de Panamá, con más inversión extranjera.

Hoy Selina tiene 56 propiedades abiertas alrededor del mundo y espera tener más de 400 locaciones y 130.000 camas a nivel global para el 2023. En Costa Rica ya suman 11 establecimientos en distintas playas, montañas y ciudades nacionales.

El rápido crecimiento que la marca construyó en el país se vio catapultado por una inversión de $11 millones. Costa Rica es el país donde la marca ha logrado crear más establecimientos a nivel global, a pesar de que tiene hoteles en otros 13 países entre América y Europa.

06/11/2019 Barrio Otoya, San José. Megan Kennedy, de hoteles Selina. Foto: Rafael Pacheco
06/11/2019 Barrio Otoya, San José. Megan Kennedy, de hoteles Selina. Foto: Rafael Pacheco

El rápido crecimiento se debe, según Kennedy, a que es un país que celebra la paz, protege el 25% de su territorio, alberga el 6% de la biodiversidad mundial y que vive un estilo de vida que es ejemplo para el mundo.

Esto, sumado a su estabilidad política y social, y una mano de obra educada, hacen de este país un lugar perfecto para el turismo y la hospitalidad.

“Nuestros fundadores descubrieron su potencial desde que eran viajeros y se enamoraron de su vibra única y “Pura Vida”. También descubrieron que nos unían valores como amistad, autenticidad, creatividad, simplicidad y sostenibilidad”, detalló.

Kennedy es la cabeza de Selina en Costa Rica desde agosto del 2018, sin embargo inicialmente llegó al país a asumir como Gerente de Locación en Selina Manuel Antonio.

La idea estaba clara: de la mano con un equipo creativo desarrollar experiencias únicas para los huéspedes en cada una de las locaciones que la marca tiene en Costa Rica.

06/11/2019 Barrio Otoya, San José. Megan Kennedy, de hoteles Selina. Foto: Rafael Pacheco
06/11/2019 Barrio Otoya, San José. Megan Kennedy, de hoteles Selina. Foto: Rafael Pacheco

“Es muy emocionante liderar una de las compañías más disruptivas y auténticas en el mundo de la hospitalidad, especialmente en un país tan único como Costa Rica”, detalló Kennedy.

Actualmente Costa Rica es una de las plazas más rentables de la marca y esto se debe a varios factores como el reconocimiento global que tiene el país como destino y un mercado en expansión que demanda el producto Selina.

El total de inversión recaudado hasta la fecha por la marca es de $225 millones y tienen una valoración de mercado total de $850 millones, según datos de la misma compañía. Los planes de expansión para el futuro estarán localizados en Asia y otros países de Europa.

En Costa Rica la marca ha generado más de 250 empleos directos y la misma cantidad de empleos indirectos.

Empresa: Selina Costa Rica
Megan Kennedy, Head of Country
La compañía ha invertido $11 millones en la creación de 11 locaciones de hospedajes especializados en lo que la marca cataloga como “nómadas modernos”. Desde el 2015 Selina ha inaugurado hoteles en Manuel Antonio, San José, Jacó, Santa Teresa Norte, Santa Teresa Sur, La Fortuna, Puerto Viejo, Tamarindo, Monteverde, Nosara y Vida.