Por: Jéssica I. Montero Soto.   9 enero
La aplicación de protocolos es considerada uno de los
La aplicación de protocolos es considerada uno de los "puntos altos" de Costa Rica, en la coyuntura de pandemia. Foto: Cortesía del ICT

Una nueva versión del proyecto de fondo nacional de avales sería convocada al plenario legislativo en los próximos días, según adelantó el ministro de Turismo, Gustavo Segura.

Durante una conferencia de prensa celebrada el 8 de enero, el jerarca presentó una rendición de cuentas sobre las acciones desarrolladas para atender los efectos de la pandemia en el sector turístico, y aseguró que este nuevo documento tendrá las características necesarias para que sea “muy aceptable”.

“Hay una fuerza de tarea en este momento, instalada con varios ministros, para revisar las características del fondo de avales y que sea presentado a la corriente legislativa de la manera que sea más potable, más aceptable por parte de los diputados. Estamos hablando de un fondo que es muy importante para que las empresas turísticas puedan asegurar su capacidad de repago. Hay gran diálogo con el sector privado y muy pronto va a ser convocado el proyecto, de aquí a unos diez días, con estas características”, explicó Segura.

El fondo de avales fue uno de los proyectos de auxilio “a corto plazo” para el sector turismo que propuso el gobierno en agosto de 2020, pero ha debido modificarse en varias ocasiones para despejar dudas de los legisladores sobre su sostenibilidad y costos.

La idea responde a la necesidad de las empresas turísticas de acceder a créditos extraordinarios, algo que para muchas resulta imposible pues carecen de los resultados necesarios para demostrar su capacidad de pago. Con el proyecto, el Estado ofrecería garantías en favor de esos negocios.

El ministro Segura afirmó que las acciones para apoyo económico de las empresas turísticas son la prioridad durante el arranque del año, pues el repunte del sector apenas comenzaría en el segundo semestre, y aún no hay fecha para una recuperación: los estudios globales dan entre 24 meses y hasta cinco años para que los países recuperen sus cifras de visitación previas a la crisis.

El número máximo de ingresos que proyecta el país para 2021 es de 900.000 turistas, mientras en 2019 fueron 3.139.008 viajeros quienes visitaron Costa Rica.

Tres desafíos
Estos son los ejes de acción del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para las primeras semanas del año:
1- Que la banca comercial juegue un papel más activo en la recuperación del sector turístico, que es clave para el progreso social. Para esto se requiere diálogo y modificación de las reglas del juego, con el fin de que las empresas turísticas tengan verdaderamente más acceso al crédito comercial.
2- Tema legislativo. Tenemos coordinado con la nueva ministra de la Presidencia, con la cúpula del sector privado y nosotros un grupo base de proyectos de ley que van a ser convocados muy pronto como punta de lanza para la reactivación económica turística.
3- Acciones con otras instituciones del estado. Coordinar desde el ICT con otros entes del estado que pueden aliviar la situación financiera de las empresas turísticas mediante decisiones temporales, mientras sorteamos esta crisis.
Fuente: ICT

“Este año estamos viendo cómo todavía el crédito no está llegando en la dinámica que necesitan las empresas del sector, no solo para mantenerse a flote sino para garantizar que pasen este periodo pandémico”, comentó el jerarca.

La relación con la banca comercial y la búsqueda de aprobación para el fondo de avales y leyes similares, son dos de las tareas prioritarias. La tercera es buscar acuerdos con otros entes que generan costos elevados al sector, como seguros, electricidad, servicios regulados y rubros operativos similares, donde el ICT reconoce que se ha logrado poco. (Vea: Tres desafíos)

“Seguimos coordinando con municipalidades para que durante un tiempo haya reducción o hasta suspensión de cobros municipales. Eso es muy duro porque todas las entidades están en crisis económica y nadie quiere reducir sus cobros, pero esta es la visión que desde el ICT promovemos: entender que al turismo hay que apoyarlo porque es defensa del progreso social”, defendió el Ministro.

“El ICT tiene un desafío muy grande que es mantener esa presencia de marca tan saludable de Costa Rica como destino en sus mercados prioritarios: Estados Unidos, Canadá, México y los seis países de Europa que han sido la base de nuestro mercado. Y hacerlo en un contexto de presupuesto reducido.” Gustavo Segura, ministro de Turismo
Reto presupuestario

Las acciones estratégicas se deberán desarrollar con un control datallado de los gastos, pues la institución cuenta con un prespuesto total para el 2021 de ¢20.294 millones. Alberto López, gerente general del ICT, explicó que es una reducción del 60% en comparación con lo previsto inicialmente para el 2020. Además, el 46% de ese monto corresponde a la totalidad de las reservas institucionales por superávit.

El financiamiento del ICT proviene de impuestos que a su vez dependen del volumen de movimiento en el sector turístico, como los $15 de entrada que se cobra a viajeros que ingresan por la vía aérea o el 5% por cada boleto aéreo que se origina en Costa Rica para viajes internacionales o sobre los tiquetes que se adquiere en cualquier lugar del mundo y cuyo destino sea Costa Rica.

El ministro Segura adelantó que están trabajando para asegurar fondos adicionales del prespuesto extraordinario, pero serían de uso exclusivo en mercadeo.