Por: Jéssica I. Montero Soto.   24 mayo
Esta será la ubicación de la primera tienda Oli! en barrio La California, en San José, 100 metros al sur de la Estación del Ferrocarril al Atlántico. Foto: Cortesía de Oli!
Esta será la ubicación de la primera tienda Oli! en barrio La California, en San José, 100 metros al sur de la Estación del Ferrocarril al Atlántico. Foto: Cortesía de Oli!

El canal moderno de retail de Costa Rica tendrá un nuevo participante a partir de junio: la marca Oli!, desarrollada por el grupo de capital local IMLC Group.

El formato competirá en el segmento de tiendas de conveniencia, es decir, pequeños supermercados de proximidad. En esta categoría, los líderes del mercado son AM PM, Musi, de Florida Ice, Farm & Co. (Fifco) o Vindi, de Corporación Auto Mercado, en ese orden. (Vea: Jugadores)

Otros competidores con menor volumen de mercado son Fresh Market y Delimart. Este último es un modelo que combina las operaciones independientes con los puntos de venta en estaciones de servicio o gasolineras.

El proveedor de estudios de mercado Euromonitor, calculó que las cadenas independientes mantuvieron sus puntos de venta (192), sin crecimiento durante 2020, mientras en los negocios ligados a ventas de combustible sí hubo una reducción interanual en cantidad de locales: de 114 a 112.

Antes el ritmo de crecimiento era importante. Euromonitor registró que en los cinco años previos a 2018 estos formatos abrieron, en promedio, 18 puntos de venta por año, y la proyección entonces apuntaba a la apertura de unos 10 puntos nuevos cada año hasta 2023.

La desaceleración de la economía nacional, que en 2018 se había intensificado, se trasladó al sector y algunos competidores, como Circle K, salieron del mercado local antes de la pandemia (lo que propició la reactivación de Delimart como marca).

Con la crisis el panorama se modificó: después de los picos iniciales de consumo y la redirección de la demanda hacia los hogares, las tiendas de conveniencia ubicadas cerca de centros de población retomaron protagonismo. ¿La razón? Su oferta se dirige a resolver necesidades básicas de los hogares cuando se acaban los productos adquiridos en la compra regular (semanal, mensual o quincenal) y, desde mayo 2020 en el país se perciben tendencias de consumo que podrían beneficiar esta propuesta.

Una de estas modificaciones en la conducta del consumidor es la preferencia por desplazarse lo menos posible para hacer compras, y la expansión previa de las tiendas de conveniencia había colocado tiendas cerca o en las principales áreas habitacionales del país.

En principio esto podría beneficiar a las pulperías, sin embargo, el país registra una tendencia a evitar el uso de efectivo, como medida para prevenir posibles puntos de contagio de COVID-19. Esta precaución da ventaja a las tiendas de conveniencia, bancarizadas y más digitalizadas que los puntos de venta de canal tradicional.

Según datos de Fundes, más de 9.600 puntos de venta pertenecientes al canal tradicional, entre ellos pulperías, minisupers, abastecedores, sodas y panaderías enfrentaron reducciones en ventas de hasta el 50%, derivadas de la pandemia y las medidas sanitarias.

Así luce el proceso de remodelación del primer punto de venta de la cadena, cuya apertura se proyecta para junio 2021. Uno de los objetivos es crear espacios que puedan ser explotados con Instagram. Foto: Cortesía de Oli!
Así luce el proceso de remodelación del primer punto de venta de la cadena, cuya apertura se proyecta para junio 2021. Uno de los objetivos es crear espacios que puedan ser explotados con Instagram. Foto: Cortesía de Oli!
Público joven

La apuesta de IMLC Group con OLI! va por otro camino, menos ligado al consumo pandémico en el hogar: la empresa busca puntos de venta con ambientes de compra diferenciados, mediante música, estética y, con mayor énfasis, la ubicación en puntos de reunión de público joven.

Fernando Gómez, gerente general de IMLC Group, desarrollador de las tiendas, aseguró a EF que la estrategia está pensada para personas entre los 20 y 30 años de edad e incluirá pasillos interactivos, productos importados y un horario hasta medianoche, que llegaría a 24 horas antes de fin de año.

“Como tienda de conveniencia se tiene la posibilidad de encontrar víveres, productos del hogar, aseo personal, etc. en tamaños o presentaciones pequeñas. La comida preparada, alimentos congelados, bebidas frías y calientes, para comprar rápido y a toda hora son la principal apuesta. Queremos estar presentes en todos los momentos del día del cliente; antes de ir a clases, camino al trabajo o incluso antes de salir de fiesta”, explicó .

Cada local representa una inversión de $240.000 y ya tienen tres previstos:

  • Junio 2021, barrio La California (100 m sur de La Estación del Ferrocarril al Atlántico)
  • Marzo 2022, zona este de San José
  • Noviembre 2022, zona oeste de San José

La compañía también buscará el desarrollo de franquicias para operar en el resto del país.

IMLC Group es capital costarricense y tiene participación desde 2018 en dos negocios de Alimentos y Bebidas en el cantón central de San José.

Gómez comentó que ya cerraron negociaciones con las principales plataformas de entrega del país, para que los productos se puedan adquirir por esa vía. Además, el concepto de “experiencia” se complementará con música de dj en vivo los fines de semana y dinámicas internas.