Por: Cristina Fallas Villalobos.   26 junio

Las tiendas de conveniencia disminuyen su ritmo de expansión en Costa Rica como consecuencia de la situación económica que atraviesa el país y la alta competencia.

Según datos del proveedor de investigación de mercado Euromonitor Internacional, en los últimos cinco años abrieron, en promedio, 18 puntos de venta por año, para un gran total de 197 establecimientos en el 2018.

Circle K tiene 14 puntos de venta en Costa Rica. Fotografía: Jorge Castillo
Circle K tiene 14 puntos de venta en Costa Rica. Fotografía: Jorge Castillo

La proyección de esa firma es que la cifra de tiendas de conveniencia en el país ascienda a 249 locales para el 2023, es decir, que se realicen alrededor de 10 aperturas por año.

Vindi, Musi y Circle K –tres de las cinco marcas mejor posicionadas en este segmento de negocio, junto con AMPM y Fresh Market– creen que aún hay espacio para crecer, pero son cautelosas ante las condiciones actuales del mercado costarricense.

Guillermo Varela, director ejecutivo de GS Uno Costa Rica, explicó que la expansión de las tiendas de conveniencia va en función del crecimiento demográfico y, principalmente, de los centros urbanísticos (condominios y residenciales).

Sin embargo, el desarrollo de este modelo de negocio está muy relacionado con la situación económica del país, por lo que, para este y el próximo año, se estima un aumento “muy muy bajo” de puntos de venta.

“Su comportamiento de crecimiento y preferencia contra otros sectores detallistas está muy asociado a la situación económica del país”, Guillermo Varela, director ejecutivo de GS Uno Costa Rica.

En el último año, la variación interanual del índice mensual de actividad económica pasó de un crecimiento de 3,2%, en abril del 2018, a uno de 1,6% en abril pasado.

Flavia Loeb, gerente general de Circle K, indicó que son conscientes de que se puede presentar una contracción de la economía en el corto plazo como consecuencia de la incertidumbre generada por la reforma fiscal.

“Esperamos que para los últimos meses de este 2019 la situación se normalice”, agregó.

Circle K tiene 14 tiendas en San José, Alajuela, Cartago y Heredia; de las últimas cinco, cuatro abrieron en el transcurso del 2018 y una en este 2019.

Su plan de expansión involucra la apertura de dos locales en los próximos meses.

Alta competencia

Otro elemento por considerar es que dichas marcas enfrentan una fuerte competencia entre ellas y con otros comercios de igual o menor tamaño, como pulperías y minisúpers.

La última encuesta a consumidores de GS Uno, realizada en octubre del 2018, mostró que solo un 42% de los clientes entrevistados visitaba alguna tienda de conveniencia.

“Se identifica que los consumidores prefieren comprar en las pulperías y abastecedores de barrio, principalmente por mayor surtido y variedad de precios”, mencionó Varela.

Florida Retail tiene 71 puntos de venta Musi. Uno de ellos abrió sus puertas este 2019. Musi para EF.
Florida Retail tiene 71 puntos de venta Musi. Uno de ellos abrió sus puertas este 2019. Musi para EF.

Las pulperías de barrio, por ejemplo, tienen a su favor prácticas que mantienen desde el origen de ese negocio, entre ellas comercializar productos “de fiado”.

Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Florida Ice & Farm (Fifco), mencionó que el segmento de tiendas de conveniencia es altamente competitivo, por lo que están muy atentos a los gustos y preferencias de los clientes de su marca Musi.

Musi opera 71 puntos de venta. De estos, 52 están en San José; siete, en Heredia; siete, en Alajuela; dos, en Guanacaste; dos, en Puntarenas, y, uno, en Cartago.

En cuanto a sus últimas cinco aperturas, una se realizó en el 2017; tres, en el 2018, y una durante este año 2019. Si bien la marca tiene previsto continuar con su expansión, no precisó la cifra de próximas aperturas en el territorio nacional.

A nivel competitivo, los negocios manejados por personas asiáticas también ejercen presión sobre las cadenas de conveniencia. De acuerdo con las cifras levantadas por Fundes en su censo nacional del canal tradicional, en 2018 había al menos 961 puntos de venta en manos de asiáticos.

La mayoría de esos locales se localizan en las cuatro principales provincias del país: San José (391), Alajuela (207), Cartago (127) y Heredia (109); una distribución geográfica similar a las de Vindi, Circle K y Musi.

“Afectan (los negocios asiáticos) a cualquier supermercado, especialmente cuando a cadenas serias, como la nuestra, se les exige requisitos y tramitología que otros claramente no cumplen. Eso hace que no podamos competir en igualdad de condiciones”, destacó Federico Alonso, gerente de Operaciones de Vindi.

Esa empresa tiene 17 locales distribuidos en San Joaquín de Heredia, Lindora, Pozos Norte, Pozos Sur, Cipreses, Tres Ríos, Granadilla, Campo Real, Barreal, Coronado, Concepción, San Francisco de Dos Ríos, San Miguel de Escazú, San Rafael de Heredia, Tibás, Tamarindo y Alajuela.

La empresa tiene previsto abrir otro punto de venta en lo que resta del 2019 y analiza posibles ubicaciones, dentro y fuera de la Gran Área Metropolitana, para el 2020.

Queda claro que Costa Rica aún tiene espacio para más tiendas de conveniencia; sin embargo, estas deben ser pacientes y superar diversos obstáculos antes de volver a acelerar su ritmo de expansión.

Ventajas competitivas

Las principales marcas de tiendas de conveniencia en Costa Rica son AMPM, Fresh Market, Vindi, Musi y Circle K.

Entre sus ventajas competitivas está el hecho de que se adaptan muy bien a las necesidades de productos o servicios que busca la clase media y alta, así como su ubicación, pues se sitúan principalmente en puntos de alta urbanización y de centros laborales del nicho de mercado o población que buscan atraer.

Fuente: Euromonitor Internacional y GS Uno.