Negocios

“Pandemia provocó aumento de casi 40% en precio de las llantas”

Alejandro Martín, propietario de Tire Kingdom, afirmó que los costos de fletes marítimos desde China se han triplicado

Tire Kingdom, bajo la sociedad anónima El Reinado de Las Llantas, ingreso al mercado local en 1998 con el objetivo de promover el uso de llantas chinas, que en ese momento eran escasas. Tres años después abrió su primera sucursal, en Plaza Víquez. Hoy cuentan con cuatro puntos propios y siete adicionales bajo un esquema de franquicia.

Su propietario, Alejandro Martín, aseguró a EF que la principal ventaja de las llantas chinas, su precio bajo, podría reducirse e incluso desaparecer en el contexto actual de costos logísticos elevados e incertidumbre.

¿Cuáles marcas y modelos de llantas comercializan?

Comercializamos GT Radial, GITI, West Lake, Ovation, Firestone, Toyo, Yokohama, Bridgestone, Nankang y Good Year.

¿Cómo se ha visto afectado el mercado con la pandemia?

A raíz del COVID-19 todas las plantas en algún momento u otro cerraron operaciones. La primera ola de desabastecimiento la sentimos de Asia en febrero 2020, antes que Costa Rica confirmara el primer caso. Esto nos causó retrasos de mes y medio del producto de China. Luego ese país volvió abrir y los otros países empezaron a cerrar sus plantas, como fue el caso de Firestone localmente en abril, que inicialmente era por dos semanas y se terminó extendiendo por un mes. Todo esto en primera instancia no causó mayor escasez, ya que el consumo fue bajo durante los meses de marzo, abril y parte de mayo. Después de esto y con la flexibilización de restricciones en el mundo se disparó el consumo (y se triplicó el costo del flete marítimo), Esto es un golpe muy fuerte para la industria ya que a diferencia de otros productos, la llanta es muy voluminosa y no caben tantas en un contenedor. Esto, junto con el alza de materia primas y las fábricas tratando de cubrir los huecos financieros del 2020, han causado un aumento del precio cercano al 40% en 8 meses.

¿Cuál rol cumplen las nuevas normas locales en el aumento de los costos?

En este momento se deben cumplir con dos requisitos, aparte de los habituales, para importar llantas a Costa Rica. El primero es el permiso del Ministerio de Salud. Anualmente se monta un plan de cuántas toneladas se van a importar. Luego se debe demostrar mediante un gestor certificado el desecho adecuado de las llantas que devuelven los clientes. En nuestros casos hemos escogido Geocycle de Holcim. Las llantas se meten en unas calderas enormes junto con otros productos inflamables y se incineran. Después pasan por varios filtros que aseguran que las emisiones sean mínimas. Estas calderas producen el calor necesario para la producción del cemento y eliminan la necesidad de usar el búnker, derivado del petróleo. Cemex también tiene un programa similar y es el gestor más popular para los importadores.

El segundo requisito es el reglamento del MEIC, que entró a regir en diciembre del año pasado. Se trata de una norma técnica que deben cumplir las llantas al ingresar o en el caso de Firestone, lo deben cumplir para comercializar. La regulación local es bastante compleja de cumplir ya que no se cuentan con laboratorios para realizar pruebas y solo había un certificador local autorizado en el alcance de la norma. Esto nos llevó junto con la Asociación de Comercializadores de Llantas y Recauchadores (Acollre), la organización que representa a los importadores de llantas en el país, a solicitar que se nos diera los permisos vía equivalencias con otras normas técnicas. De otra manera el costo y la dificultad de obtener la certificación hubiera efectivamente cerrado el mercado.

¿Cómo cambió el mercado local con las llantas chinas?

Fuimos pioneros junto con un par de importadores de llantas chinas al final de los 90. En ese momento las marcas tradicionales y específicamente Firestone dominaban completamente el mercado. Era un mercado mucho más sencillo donde había pocas medidas de llantas y pocas aplicaciones y a su vez pocos jugadores. Nos pasaba con cierta frecuencia que llegábamos en un camión a mostrarle el producto a los clientes y no nos permitían tan siquiera bajarlo. Las llantas chinas, similar a los carros chinos hoy día, eran muy mal vistas y tenían mala reputación, que no siempre era incorrecta. Había muchas fábricas que hacían producto extremadamente barato y de muy mala calidad. Tuvimos la dicha de empezar con GT Radial, originalmente un fabricante de Indonesia que luego montó varias fábricas en China, con un altísimo estándar de calidad.

¿Cómo es ahora la comercialización de estos productos?

Al año pasado las llantas fabricadas en China representaban alrededor de un 65% del mercado. Esto sin embargo va ir cambiando un poco ya que el costo de la llanta China, a raíz de lo ocurrido en los últimos meses, se va emparejando con las llantas tradicionales. Si a esto le sumamos el tiempo que demora y la complejidad de traer el producto, cada vez fábricas que produzcan en Europa o en América se vuelven más interesantes y van aumentar su participación de mercado.

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica I. Montero Soto

Jéssica Montero es periodista de la sección de Negocios de El Financiero.